NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
SociedadVariedades

Entrevista con la concejal de Bogotá Andrea Padilla, la primera activista que defiende la causa de los animales en un ámbito legislativo

7 minutos de lectura

Entre los seres humanos y los demás seres vivos, existen diferencias que establecen la supremacía de los primeros sobre todos los demás. Entre ellas, los humanos poseen raciocinio, ese proceso que permite reflejar la realidad objetiva a través de representaciones, conceptos, juicios. El raciocinio está relacionado con la actividad del cerebro, lo que de acuerdo a diferente estudios, también sucede en ciertos animales. Al respecto, en uno de los  trabajos del ruso Pavlov sobre la actividad nerviosa de los animales, establece que a los animales superiores, particularmente a los perros, les son propias facultades analíticas y sintéticas, o sea, la capacidad de distinguir y relacionar.

Se ha podido demostrar que los animales en general, son seres sintientes, que sufren, tienen emociones y reacciones. Desde nuestra perspectiva, los animales presentan una forma de sentir particular, lo que no pasa por la razón sino por los reflejos emotivos.

Desde esta mirada, nos preguntaríamos como seres racionales, qué nos lleva a no sentir amor o por lo menos compasión, por esos seres que son víctimas constantes de prácticas agresivas, de maltrato, sufrimiento y dolor.

La concepción que alguna gente tiene respecto a que los animales son seres sin reacción ni emociones, estrés o sufrimiento, es cada vez más considerada errónea. Los intereses económicos en la mayoría de los casos, priorizan esos planteos ante la vida en todas sus formas.

Esta es una realidad que todos conocemos, que sucede en cada rincón de un mundo que tiene como protagonistas ya sea como objeto de consumo o de simple diversión, a los animales.

En este tema se alzan muchas voces que intentan tomar otro camino frente a esa realidad. La Semana entrevistó a la experta colombiana Andrea Padilla, quien viene trabajando y abriéndose paso entre esos intereses económicos y las actitudes donde la racionalidad nubla todo compromiso con los demás seres vivos.

PLANTEOS | Andrea Padilla es doctora en Derecho, Psicóloga, tiene maestrías en Criminología y en Sociedades Complejas. Lucha por los derechos de los animales en Colombia, para que se promulguen leyes que los protejan, contra la explotación, el tráfico, las corridas de toros, contra el maltrato animal y otras prácticas.

Es actualmente Concejal de Bogotá 2020-2023 por el partido Alianza Verde, siendo la primera vez que los animales cuentan con una persona que defiende sus derechos en una instancia parlamentaria.

También creó el Equipo CER Gatos (capturar, esterilizar, retornar/rescatar), para la atención ética y humanitaria de los gatos sin hogar en Bogotá. Fue vocera en Colombia de la ONG AnimaNaturalis Internacional (organización iberoamericana para la defensa de los animales), entre 2008 y 2019. Su tesis doctoral se titula: “Los animales al derecho. Nuevas concepciones jurídicas sobre los animales en América Latina. De la cosa al ser sintiente”.

Lo que Andrea Padilla plantea con su activismo va más allá de la defensa de los derechos animales porque refleja la postura que adoptamos ante la vida. Sabe que mucho se puede cambiar informando y educando. “Como seres humanos, si aspiramos a vivir en un mundo mejor, podemos elegir si queremos estar del lado de la compasión y de la justicia o de la indiferencia, de la explotación y de la injusticia”.

Al consultarla acerca de su pasión por los animales, sus comienzos y su dedicación total desde el propio parlamento colombiano, expresa: “desde niña me dolía el sufrimiento de los animales. Pero el activismo lo inicié de manera decidida cuando tuve la posibilidad de elegir el rumbo de mi vida, siendo ya económicamente independiente y profesional, a mis 23 años. Una gatica que adoré, llamada Mayo, fue la puerta de entrada a mi toma de conciencia sobre el respeto que merecen todos los animales sintientes. A esa edad me hice vegetariana y decidí que les dedicaría mi vida y mis recursos a los animales”.

Andrea Padilla entiende que frente a la vulnerabilidad de la que son objeto los animales, las acciones de los gobiernos son fundamentales para frenar este flagelo. De todas formas, cree que se trata de un tema que presenta muchas limitantes en cuanto a su abordaje y toma de medidas.

“Con mi trabajo intento ayudar, mediante normas y control político, a todos los animales que son víctimas de violencias y malos tratos en Bogotá. Sin embargo, me frustra no poder ayudar a los animales explotados para la producción de comida, que son los que sufren los peores vejámenes y los más desprotegidos por el Estado. Este escenario de explotación animal es de resorte nacional y eso hace que las competencias del Concejo de Bogotá, que es en la corporación pública en la que ejerzo como concejal, sean muy limitadas”. Opina que es necesario que se instrumenten cada vez mayores esfuerzos, por lo que es importante llevar la lucha al Congreso.

Ha expresado en diversas entrevistas que «no necesitamos comer animales. La dignidad y los derechos de los animales se defienden con acciones».

ACCIONES | Desde los gobiernos, la defensa de los animales, es un tema que no ha logrado ocupar su espacio y en algunos países ese lugar es demasiado cuestionado, quedando por el camino leyes que los amparen, enfrentando diferente intereses sobre todo económicos.

En ese sentido, Andrea Padilla expresa: “Cuando se lidera una causa en la que se sabe que hay tantos intereses económicos implicados y, más aun, cuando se decide llevar esa lucha a la política, se debe ser consciente de los riesgos (incluso para la propia vida), de los enormes obstáculos por franquear y de las frustraciones. Nadie dijo que luchar por los intereses de los animales, en cuyo sometimiento y explotación se cimienta el sistema capitalista, sería fácil. Más cuando las víctimas no hablan nuestro lenguaje y cuando hay una inmensa mayoría beneficiándose de su explotación”.

Esa concientización respecto al derecho a la vida de los animales, su preservación y  protección, es una tarea de todos los días y desde todos los ámbitos. Se trata de una forma diferente de entender la vida en todas sus manifestaciones y esa concepción se logra cuando nos vemos todos con los mismos derechos a existir libremente en este espacio que compartimos.

Para la Concejal existen tres caminos para avanzar en este tema y que pueda arrojar buenos resultados. “Creo que hay que avanzar simultáneamente por tres vías: la de tomar decisiones normativas y de política pública para hacer más exigente el negocio de la explotación de animales para consumo humano (por ejemplo, gravando la crianza, el transporte y la matanza de animales, y exigiéndoles a los productores estándares elevados de bienestar animal), y encareciendo el consumo de los productos obtenidos de esta explotación”.

Este punto es de gran importancia debido a que el consumo de carne es muy elevado y que de hecho, forma parte de las dietas de todo el mundo, lo que sólo podría mermar a través de tributos que gravaran este tipo de prácticas. “La segunda es la de la educación. Hay que informar a la gente de cuál es el origen de lo que se come y eso se lograría, por ejemplo, haciendo obligatorias etiquetas en las que les informe a los consumidores cómo fue criado, transportado y matado el animal que está en su plato. Finalmente, hay que estimular los emprendimientos veganos y las tecnologías para la producción de alimentos incruentos (por ejemplo, la de la carne de laboratorio)”.

Al respecto cree que “los animales no pueden esperar a que haya una gran revolución cultural. Se necesitan normas, legislación y decisiones políticas duras, aunque sean impopulares. Tampoco podemos esperar que todo lo hagan las leyes. La toma de conciencia es esencial para producir un gran cambio cultural”.

Los movimientos en defensa de los animales a nivel mundial, comienzan a hacerse sentir desde diferentes ámbitos. A pesar de ello, el trabajo no es fácil y se deben vencer muchos obstáculos como los cambios de hábitos alimenticios de las personas que en muchos casos, son tan difíciles de erradicar, pero además, el lucro en la industria de la diversión que aún tienen como protagonistas el salvajismo hacia los animales.

Consultada Andrea Padilla sobre su opinión de las barreras que impiden seguir adelante con la defensa animal y si podemos verlo desde la esperanza o sólo como una utopía, sobre todo con respecto a las nuevas generaciones las que se perciben con más compromiso ante este tema, expresó: “hay esperanza. Las nuevas generaciones son más empáticas y críticas. Le temen menos a decir lo que piensan, están dispuestas a cuestionar las instituciones y, sobre todo, están enfrentadas a la tragedia: o cambian el rumbo del mundo o no tendrán un mundo en el cual vivir. Además, no pueden alegar falta de información. Cuando me inicié en el activismo el internet y la información disponible eran incipientes. Hoy la información abunda. Ya nadie puede decir que no sabe cómo llegó el trozo de un animal a su plato”.

Desde su Colombia natal, la Concejal y activista trabaja incansablemente con el objetivo principal de llevar a una necesaria reflexión que nos acerque a una actitud comprometida y por qué no, sensible con respecto al maltrato y sufrimiento de los animales.

Andrea Padilla es optimista con respecto a los cambios que la humanidad necesita hacer, principalmente porque entiende que cada vez más países se unen a la lucha contra el tráfico y comercialización de lo que expresa la concejal, son seres sintientes.

“Creo que hay un gran fenómeno mundial de activismo (ciudadano, político, normativo y académico), en defensa de los animales. Hay colectivos, fundaciones y personas de a pie generando conocimiento, denunciando, rescatando, sacando a la luz información sensible, presionando a políticos u ocupando cargos de elección popular con la bandera genuina de los derechos de los animales. Y creo que esa fuerza ciudadana está ganándose un espacio en medios de comunicación y generando opinión pública. Por eso cada vez es más difícil ignorarla y por eso es importante que no bajen la voz y que sus reclamos y argumentos sean certeros”.

Andrea Padilla ama a los animales y sus planteos transmiten la necesaria reivindicación que según expresa, se trata de una forma de concebir la vida y respetarla, desde la diversidad con responsabilidad. “Tenemos una responsabilidad histórica con los animales. Y la crisis ambiental y de las instituciones nos está dando una oportunidad para posicionar nuestro reclamo. Hay un renacimiento. Estamos dejando atrás el oscurantismo”, expresa Andrea Padilla.

 

Revolución moral

Expresó la Concejal en una entrevista televisiva: “Esta causa es una de las revoluciones morales que tenemos en nuestro siglo. La deuda que tenemos con los animales, es la deuda más profunda de todas las sociedades, una deuda histórica que tenemos profundamente anclada en nuestros hábitos. Someter a los animales, explotarlos, usarlos como si fueran cosas, disponer de sus vidas, de sus cuerpos para todo tipo de propósito… Son las víctimas más numerosas en todo el mundo, las más oprimidas, cuya explotación hemos naturalizado”(DW).

 

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
CulturaVariedades

Susanna Tamaro y una encendida defensa de los valores perdidos, a través de la literatura

6 minutos de lectura
En los tiempos difíciles e inciertos por los que atravesamos, intentar enfocarnos en lecturas que lleven a la reflexión, puede ser de…
Variedades

Almendras, sabrosos frutos secos con variadas propiedades

5 minutos de lectura
Versátiles, agradables al paladar y con grandes aportes nutricionales, las almendras representan uno de los frutos secos más sabrosos, transmitiendo su particular…
COVID19Sociedad

Según docente del Liceo Libertad, se han comenzado a detectar casos de familias con necesidades básicas insatisfechas

5 minutos de lectura
En el ámbito de la educación secundaria, se reiteran y a su vez se complejizan las dificultades que se perciben en la…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido