NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Sociedad

El STIQ valoró de forma positiva marcha realizada en defensa de ALUR

4 minutos de lectura

El pasado martes 20 de julio llegó a Montevideo la marcha organizada por el Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), que pretendía concientizar sobre las dificultades que a entender del sindicato generará para el país el cierre del proyecto productivo vinculado a los biocombustibles de Alur, que está contemplado en la rendición de cuentas que analiza el Poder Legislativo en estos momentos.

Como informáramos siete días atrás, la marcha salió el viernes 16 de julio al mediodía desde Bella Unión, recorrió buena parte del litoral uruguayo, desde Carmelo pasó a Colonia y desde allí por ruta 1 ingresó a San José, pasando por Ecilda Paullier, luego por ruta 11 llegaron a San José de Mayo, pasaron también por Rodríguez y luego ingresaron a Canelones, departamento en el que recorrieron varias localidades y se entrevistaron con el intendente Yamandú Orsi, culminando el martes frente al Palacio Legislativo con una fuerte movilización. 

Tanto en su pasaje por la capital departamental como en su desarrollo, hubo fuerte presencia de San José en esta movilización, ya que el STIQ cuenta con importantes empresas en el departamento como son Isusa, Dirox o la fábrica de pinturas del kilómetro 38.

BALANCE | La Semana procuró dialogar con el dirigente departamental Diver Zoccolini, pero éste delegó la responsabilidad en el presidente del gremio Diego Zipitría, quien al hacer una evaluación sobre lo que fue todo el proceso de la marcha, dijo que como sindicato “hacemos una evaluación totalmente positiva. Somos un gremio que no es muy grande, por lo que a veces se está medio justo en lo que son brazos y también en el tema económico”. Valoró la rapidez con que se dio todo el proceso. “Nos planteamos hacerla en los primeros días de julio, alrededor del 6 o el 7 planteamos que tenía que ser el 16 y ese día, fecha del 77 aniversario del STIQ fue que se salió de Bella Unión”, dijo Zipitría.

El dirigente sindical valoró el respaldo que tuvieron en toda la marcha. “Fuimos bien recibidos en cada pueblo, en cada localidad, todas las departamentales del Pit-Cnt, también los diputados del Frente Amplio nos recibieron. En Montevideo nos acompañaron mucho los sindicatos industriales y las organizaciones sociales, por ello se hizo una buena marcha”, contó.

El dirigente valoró que ahora el “tema está en la opinión pública, lo que es ALUR, las empresas públicas como motor de desarrollo, lo que significan para la no pérdida de las fuentes de trabajo, para la contaminación. En estos momentos que se habla mucho de ambiente es contradictorio dejar de producir Biodiesel”.

El dirigente de los trabajadores de la industria química entiende que cerrar la planta de biodiesel de Alur es el puntapie inicial, “pero van a seguir con Alur Paysandú y Alur Bella Unión, como también quieren cerrar el semillero de Belén y lo que conlleva el proyecto agro-industrial de Alur”.

El STIQ se puso al hombro la organización de esta marcha porque “en la planta de ALUR Capurro son todos afiliados a nuestro sindicato y en Paysandú también, entonces cuando te dicen del cierre de empresas de tu sindicato tenemos que hacer de punta de lanza”. 

“Fueron 1700 kilómetros recorridos, pasamos 25 ciudades o pueblos”, detalló Zipitría que reconoció que para definir la fecha de la marcha se entendió que “había que aprovechar el momento de efervescencia generado por la recolección de firmas contra la Ley de Urgente Consideración (LUC), porque está haciendo falta que los trabajadores estén en la calle, que salgan a reivindicar cosas. Hay que empezar a salir a la calle”.

Consultado sobre si después de la marcha se había generado alguna instancia de diálogo con el gobierno, Zipitría dijo que no, que “el gobierno sigue en su postura, por lo menos el ‘herrerismo’ que ha sido siempre enemigo declarado de Ancap desde su propia creación en 1934. Está claro que van por el cierre de Alur y si pudieran le darían Ancap a los privados”, pero aclaró que se está abriendo una puerta de negociación por el lado de Cabildo Abierto, que no estaría dispuesto a respaldar el artículo de la Rendición de Cuentas que cerraría Alur. Allí “se abre una grieta”, dijo Zipitría.

LA QUÍMICA | Consultado sobre cómo le ha ido a la industria química durante la pandemia de coronavirus, Diego Zipitría dijo que es una industria que “ha trabajado igual o mejor que siempre. En muchos casos diría que mejor”. 

La química está directamente vinculada a productos de limpieza; el cloro y la soda para potabilizar el agua, por ejemplo; se tuvo que reactivar una planta de oxígeno medicinal que había parado en 2019 por una reestructura; de apuro la empresa tuvo que reflotar esa planta. Las empresas que hacen la materia prima para el detergente, el jabón en polvo; la industria que hace el perfumol, las aguas con aroma; todo eso ha levantado de manera impresionante”, dijo.

“Después el sector veterinaria que también comprende al gremio, debido a que el sector agro-exportador ha trabajado de forma impresionante, ha hecho fortunas, el tipo de cambio los favorece y ha tenido políticas del gobierno que los ha favorecido, también ese sector está trabajando de forma impresionante”, mencionó Zipitría, quien reconoció que “estamos bastante mejor que otros compañeros”.

ISUSA y DIROX | En los años 2018 y 2019, la empresa Isusa estuvo con un grave conflicto con OSE a quien proveía de uno de sulfato de aluminio para el proceso que se le realiza al agua, ya que la empresa estatal había decidido importar el producto, lo que generó una grave inestabilidad a la industria sulfurera, que tenía en OSE su mejor cliente.

De aquel conflicto al presente, hay según contó Zipitría, “un convenio firmado en 2019 que se había prorrogado por un año más. La empresa está trabajando, se nota, pero tuvo un período que estaba complicado. Nosotros hace años que venimos planteando que las empresas del Estado deben comprar su materia prima en Uruguay. Se había avanzado con el anterior gobierno y ahora se ha mejorado, con la posibilidad de hacer compras a largo plazo, lo que le da más respiro a las empresas proveedoras del Estado y por ende también a los trabajadores”.

En cuanto a la situación en Dirox, dijo el Presidente del STIQ dijo que el cierre que tuvo fue temporal, años atrás tuvo más dificultades, mencionó, y comentó que el problema principal que tienen es de relacionamiento en las oficinas de Montevideo, pero que se está trabajando en el tema.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Sociedad

En Chamizo también quieren un MEVIR; se entrevistaron con presidente Delgado

3 minutos de lectura
En las pasadas dos ediciones de su periódico hemos hecho referencia al interés del sistema político de que construya un complejo del…
COVID19Sociedad

Asociación Rural exigirá vacunas para ingresar a exposición de ganado lechero

3 minutos de lectura
La Asociación Rural San José (ARSJ), anunció que exigirá el certificado de vacunación anti covid-19 para el ingreso a la 77ª edición…
Sociedad

Cannabis recreativo: ICC vendió planta en Libertad y trabajadores quedarán despedidos

2 minutos de lectura
Los trabajadores de la empresa productora de marihuana ICC Labs fueron informados que antes del 30 de octubre se les abonará el…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!