Sociedad

Docentes de Educación en Contexto de Encierro realizaron muestra sobre la actividad que desarrollan en el penal

4 minutos de lectura

Ante un público conformado por estudiantes y docentes, el pasado jueves en la tarde se realizó en Casa de la Cultura de Libertad, la primera Muestra Educativa de Estudiantes en Contexto de Encierro, en la cual los docentes que imparten cursos en el Establecimiento de Rehabilitación Libertad y en el Centro II o “la chacra”, trasladaron su experiencia con sus estudiantes recluidos allí.

Durante la jornada, se pudo ver un video en el cual distintos reclusos cuentan su experiencia educativa, además de poder ver distintos trabajos realizados por las personas privadas de libertad (PPL), expuestas en las paredes del hall de la sala María Búa. La actividad culminó con la interpretación, por parte de algunos de los docentes, de canciones escritas por presos para un trabajo especial de música y literatura.

Entre los presentes en la actividad, se encontraba Sandra Gardella, coordinadora del programa de educación en contexto de encierro de Secundaria, quien al referirse a la educación en contexto de encierro recordó que hace 16 años que Secundaria tiene un convenio con el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), por el cual “garantiza que lleguen los profesores a todos los centros de privación de libertad, algo que se logró completar en 2014. Actualmente tenemos alrededor de tres mil estudiantes en las cárceles que tiene el INR -cárceles de adultos-, y 300 estudiantes en la órbita del INISA (Instituto Nacional de Inserción Social Adolescente), donde están los adolescentes y jóvenes privados de libertad”.

Contó luego que “en las cárceles de Libertad se comenzó a trabajar en 2008 bajo la órbita del liceo local y ha ido avanzando año tras año. El momento de máxima cobertura fue en 2012 cuando pudimos llegar a todos los sectores del penal. Actualmente hay unos 15 profesores trabajando en el penal y otros tantos trabajando en la chacra”.

A la hora de evaluar resultados, dijo Sandra Gardella que es “procesual” el cambio. “Nosotros intentamos trabajar no a resultado, sino a apostar a ese encuentro que tiene el estudiante con el docente en el ámbito del aula, que lo saca del ámbito penitenciario, a pesar de todos los problemas de acceso que hay”, dijo Gardella.

Luego comentó que “una de las cuestiones que es única en el penal, es que los presos de los diferentes sectores -que son cuatro y en dos de ellos hay subsectores, donde los presos que están ubicados en distintos pisos-, no se pueden mezclar entre sí, lo que hace que los profesores deban dividir sus tareas en muchos lugares, por lo que no llegamos simultáneamente con la misma cantidad de asignaturas a todos los sectores. Eso hace que se dilaten los tiempos, algunos igual logran los procesos, tienen paciencia y van mejorando sus habilidades máximas. Hemos tenido egresados de ciclo básico, en segundo ciclo y hay varios universitarios en el penal, que han terminado con nosotros sus estudios”.

Respecto a la relación entre docentes y estudiantes, Gardella dijo que es “muy fluida porque son parte de su cotidianeidad, ya no son una visita, es por eso que a veces los cambios de operadores penitenciarios o de policías y de algunas rutinas hace que parezca que retrocedemos un poquito en algunas cosas, pero en realidad es un derecho que ya está instalado, el de poder acceder al espacio educativo”.

En la actualidad, dijo Gardella, son “más de 200 los estudiantes en el ‘penal’ y unos 30 en la ‘chacra’”, a la vez que añadió que “este es el primer año que tenemos diferenciado el plantel docente para uno y para otro centro”.

Finalmente, Gardella valoró positivamente la actividad desarrolladas en las cárceles. “A nosotros nos parece que hay muchas habilidades y competencias que se desarrollan en el aula, además de aspirar a que esa persona, aunque esté privada de libertad, pueda tener otro proyecto de vida y la preparación y formación puede ayudar a un mejor desarrollo humano”, dijo.

 

GENUINO INTERÉS | Donovan Rey es uno de los docentes que trabaja en educación en contexto de encierro. Contó a La Semana el docente que empezó a trabajar en este sistema en el año 2009. “En ese tiempo teníamos acceso a algunos sectores, no a todos. Al celdario 1 no podíamos entrar por cuestiones de seguridad”, recordó.

Respecto a la respuesta de los estudiantes, dijo Rey que “desde el comienzo  fue exactamente la misma que hoy en cuanto al respeto al espacio educativo, al interés, que en principio puede basarse en la redención de parte de su condena porque para que eso ocurra tienen que aprobar los exámenes, pero también -para que eso ocurra-, tienen que estudiar, tienen que realmente entender, entonces no les queda otra que participar activamente y cumplir con todos los requerimientos que el docente les plantea. El interés de ellos es genuino”.

Mencionó que anécdotas tiene cientos, pero recordó una en particular de “un estudiante  que me pidió por favor que le dejara más tarea que la que le asignaba habitualmente, porque esa semana andaba ‘medio complicado en mi familia y como no puedo solucionar nada, no quiero pensar en eso’”, contó que le dijo el privado de libertad.

Opinó luego que “el estudio les refuerza la autoestima, hay mucha gente que ni siquiera había terminado la escuela y ahora hay quienes han hecho todo su proceso educativo dentro de la cárcel. Para ellos es muy importante y también lo es para uno que ve el proceso y evolución de cada uno de ellos. Pasan de casi no saber a escribir a resolver una ecuación de segundo grado sin problemas. Esa evolución se nota mucho, tanto para el ajeno como para ellos mismos”.

Comentó además Donovan Rey que “no todos los privados de libertad tienen la posibilidad de estudiar o trabajar, son pocos los que tienen esa posibilidad, pero aquellos que logran hacerlo, se nota pila la necesidad de hacer cosas. Se preocupan porque el profesor no falte porque su falta implica que él no saldrá de su celda, ese espacio se valora muchísimo, es como si tuvieran un recreo extra”.

Consultado sobre si hubo intención de que los PPL estuvieran en la muestra dijo que era la idea, pero “no se pudo conseguir permiso para que estuvieran”.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Sociedad

Congreso Nacional de Ediles sesionó en San José de Mayo el fin de semana

3 minutos de lectura
La Junta Departamental de San José fue anfitriona el pasado fin de semana de la Mesa Permanente del Congreso Nacional de Ediles…
Sociedad

Lanzaron iniciativa para pintar el muro de Campana con imágenes de referentes libertenses, por el aniversario

1 minutos de lectura
En la tarde de este viernes se lanzó una nueva iniciativa que se realizará en el marco de los 150 años del…
Sociedad

Desde Bangladesh llegó un nuevo sacerdote a Libertad

1 minutos de lectura
Para respaldar la actividad del padre Guisseppe Calderone como «administrador parroquial» (designado tras la muerte del padre Francisco), llegó a Libertad, proveniente…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!