Sociedad

Cierre del curso de conserva de alimentos con financiación de INEFOP, benefició al grupo «Juntas Por Más»

4 minutos de lectura

El miércoles en la noche, el salón comunal de la cooperativa de viviendas COVILIBER II, se vistió con sus mejores galas para recibir a los invitados de las participantes del curso de capacitación en envasado y conservado de alimentos dictado por el Instituto de Estudios Sociales -financiado por el Instituto Nacional de Educación y Formación Profesional (INEFOP), en coordinación con el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP)-, para que probaran los productos que elaboraron durante la realización de la capacitación.

En mesas decoradas y preparadas para la ocasión, los invitados pudieron disfrutar de los productos (dulces, mermeladas, licores, distintos productos al escabeche, salsas de tomate y más), que las 20 participantes del curso elaboraron para la ocasión.

Además de los responsables del Instituto de Estudios Sociales, se hicieron presentes el ingeniero agrónomo Rodolfo Favaro en representación de INEFOP e Ignacio Birriel del MGAP, quienes al hablar con los medios locales, explicó las características del convenio que posibilitó la realización del curso.

El ingeniero Favaro, explicó que el INEFOP realiza convenios con entidades públicas y privadas que estén en los territorios y “gracias a ellos es que levantamos la demanda sobre cursos, porque hay mucha gente interesada en capacitarse y por nosotros solos no podemos detectar esa demanda”.

Explicó el coordinador del INEFOP en San José, que al ser educación no formal la que brindan, “lo que buscamos es que sean cursos pertinentes, es decir que sean a demanda y a medida de la gente; que los cursos sean los días y los horarios en que la gente puede concurrir”.

En cuanto a la capacitación realizada en Libertad, contó Favaro que comenzó en las instalaciones de la Escuela Técnica, “pero cuando comenzaron las clases debimos dejar el lugar; de allí pasaron a la casa de una de las participantes, pero finalmente encontraron este lugar (salón comunal de COVILIBER II), porque se necesitaba un salón grande para la elaboración de los productos”.

Opinó luego que “el resultado de la capacitación es espectacular, tienen más de 50 productos diferentes elaborados, está muy bueno, la gente quedó muy conforme y nosotros esperamos que si se pueden organizar como cooperativa van a andar muy bien”.

Consultado sobre si se estaban desarrollando otros cursos en el departamento, Favaro contó que “se está haciendo en Villa Rodríguez otro curso de informática y gestión de empresas rurales” y que además “se están preparando otras cuatro propuestas para el año”, siempre en coordinación entre INEFOP y el MGAP.

VALOR AGREGADO | Ignacio Birriel, del MGAP, destacó la coordinación con INEFOP y contó que el curso se realizó porque fue solicitado por un grupo de mujeres que participan de la Mesa de Desarrollo Rural; “a partir de su solicitud fue que se desencadenó todo el proceso de búsqueda de la entidad capacitadora para realizarlo. Al final se consolidó el curso y hoy festejamos este importante final”.

En opinión de Ignacio Birriel “estos cursos permiten generar capacidades en la población de productores familiares y el entorno, porque la forma que tienen los productores de mejorar su calidad de vida hoy es agregándole valor a los productos y ésta es una de las actividades fundamentales de la familia rural”.

Explicó que el grupo de mujeres que participan de la Mesa de Desarrollo Rural y que promovió la realización del curso se llama “Juntas Por Más”, que -contó-, “ya han recibido financiamiento del Ministerio para otras actividades, otras capacitaciones, también del Ministerio de Vivienda (MVOTMA), recibieron fondos del Programa de Pequeñas Donaciones”.

Es un grupo que se viene consolidando muy bien y trabajan muy bien”, dijo Ignacio Birriel, que invitó a todos a conocer sus productos.

CÍRCULOS CONCÉNTRICOS | El grupo “Juntas por Más”, tiene 13 integrantes y fue difícil que una de ellas hablara para los medios locales, pero luego de bastante insistir, fueron tres las que dieron su testimonio, cuyos nombres entre murmullos y conversaciones, se confunden, por lo tanto hagamos un repaso de sus comentarios sabiendo que sus nombres son Alejandra Rodríguez, Alba y Mariela Plácido.

Contaron las integrantes del grupo que “Juntas por Más”, está integrado por 13 personas y para que el curso se hiciera necesitaban tener 20 participantes, por lo que invitaron a amigas y a gente que acude a la UTU.

Explicaron también que durante la realización del curso aprendieron a hacer “mermeladas, licores, glaceados, escabeche, hongos, salsas de tomates”.

Consultadas sobre cuáles eran los objetivos del grupo, dijeron que la mayoría de sus integrantes son productoras rurales “y queríamos conservar todos los productos que sobran, que son excedentes porque por ejemplo, no cumplen con la calidad de mercado, entonces para no tirar lo que sobra, la idea era conservar los alimentos”.

A partir de allí, se comenzaron a consolidar como grupo y se presentaron en un proyecto de INMUJERES (Instituto Nacional de Mujeres), “lo ganamos, nos dieron algún dinero para comenzar a elaborar estos productos con excedentes de nuestros hogares”.

Dijeron además que el objetivo es que “nuestros hijos sepan aprovechar los alimentos”. Consultadas dónde se pueden conseguir sus productos, dijeron que participan “de distintas ferias artesanales y en todos los eventos a los que nos invitan, en particular todos los que sean con productos orgánicos”.

Juntas por Más” está en pleno crecimiento y el próximo objetivo es tener su propia sala de elaboración, que estará ubicada en la placita de la intersección de las rutas 1 y 45, ya que es un terreno del barrio y la sala no puede estar en el terreno de un privado.

Dijeron por último que el suyo es un grupo abierto a que se integren nuevas personas que les interese la producción y la conservación de alimentos. “Tenemos una forma de participación que nos ha llevado a trabajar en modo de círculos concéntricos, según el grado de participación que tenemos. No estamos obligadas a hacer todas lo mismo. Eso nos llevó a entendernos mejor y a no crear conflictos entre nosotras”, destaca Alejandra Rodríguez.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Sociedad

Escuelas de Libertad recordaron los 150 años con actividad realizada el viernes 25 en la plaza y El Asador

3 minutos de lectura
El pasado viernes 25 de noviembre, las escuelas de la zona se reunieron para realizar una actividad celebratoria en el marco de…
Sociedad

"Mujeres en Libertad" y un nuevo acto del 25N

3 minutos de lectura
Poca fue la gente que concurrió el pasado viernes a la tarde a la plaza de los 33 Orientales, para participar de…
Sociedad

Concejo Municipal definió destino de los fondos de OPP de 2023; llegaron contenedores individuales

2 minutos de lectura
El Concejo Municipal de Libertad pretende continuar en 2023 reparando pavimento en la ciudad con los fondos anuales que otorga a todos…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!