Sociedad

Avispas: un controlador biológico de la largarta, alternativo al uso de insecticidas

6 minutos de lectura

El pasado martes 12, con la presencia del ministro Enzo Benech, el director de los Servicios Agrícolas del MGAP Federico Montes y representantes de la embajada de Francia, de Facultad de Agronomía, Barraca Erro (propietaria del predio), Biophilia/Bioline Francia y la ANII se realizó en un cultivo de soja cercano a la ciudad de Dolores, la liberación de aproximadamente 150 millones de avispas de la especie Trichogramma Pretiosum Riley  en una primera experiencia de control biológico de la lagarta que afecta el cultivo del grano estrella de nuestra economía agropecuaria.

La operativa se enmarca en el proyecto “Tecnología Innovadora de Control de Plagas en el Cultivo de Soja”, que según se expresa en el sitio web del MGAP, “apunta a que en un futuro Uruguay pueda producir soja no transgénica y diferenciarnos por no tener impacto ambiental al apostar al control  biológico de plagas como la lagarta”.

HERRAMIENTA| La Trichogramma Pretiosum Riley es una pequeñísima avispa, de no más de un mm de largo, que parasita con sus huevos en los huevos de la lagarta y sus larvas se comen los embriones evitando obviamente el desarrollo de la plaga. Este sistema ha venido utilizándose en diferentes países con resultados positivos aunque debe atenderse especialmente el momento de aplicación y el manejo de los cultivos, así como condiciones climáticas o atmosféricas que tienen su incidencia en el buen desempeño del agente.

La Semana conversó con Federico Montes, Director de la Dirección General de Servicios Agrícolas del MGAP quien explicó que “este es un proyecto que nosotros hace varios años lo venimos apoyando porque en primer lugar el tema del control biológico nos parece importante porque hablamos de soja, el principal cultivo agrícola del país y todo aquello que signifique disponer de técnicas alternativas o complementarias a un uso convencional de agroquímicos nos parece realmente muy importante”.

Montes agregó que “en segundo lugar es un trabajo que ha venido desarrollando hace algunos años la gente de la Facultad de Agronomía con la empresa Barraca Erro, también se ha vinculado una empresa francesa de altísimo nivel a nivel mundial en el área de control biológico. Ello ha significado un desarrollo de conocimientos, de ciencia y de innovación en cuanto a lo que es el control de una plaga importante para el cultivo de soja como es la lagarta, por eso le hemos dado una relevancia importante, nos parece una buena noticia, queremos darle visibilidad porque el control biológico es una herramienta diferente que los productores tienen que conocer, hay que amigarse, tiene otros requisitos y está bueno mostrarlo”.

En cuanto a la respuesta de los productores a la convocatoria del MGAP, el funcionario dijo que “había un número importante de productores, ese fue el carácter más distintivo de la jornada, porque si participamos solamente las instituciones no tiene sentido, está bueno que participen los que realmente pueden adoptar esta tecnología, estuvieron muy participativos, querían aprender, entender cómo era el método y me parece que se fueron con una muy buena impresión y creo que el terreno está preparado, siempre digo que una tecnología se desarrolla pero luego hay que transferirla y adoptarla”.

Respecto a las organizaciones ambientalistas que han plantado batalla al uso de agroquímicos Montes dijo que “no he estado mucho en contacto con ellos, tuve un contacto informal con la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola, creo que este tema tiene también un impacto importante para los apicultores, porque es una medida que los puede beneficiar y lo que me comentó el presidente de la CHDA es que fue muy bien recibida la noticia”.

El jerarca agregó que “yo participé el año pasado en el Congreso Apícola y había asumido el compromiso de que el Ministerio iba a apostar y apoyar políticas que fueran en la dirección de disminuir el uso de agroquímicos y me parece que ha sido bien recibida la noticia y creo que es un esfuerzo que todos estamos haciendo, el uso de agroquímicos no es algo que uno diga ‘qué bueno que usamos agroquímicos’, en la medida que podamos usar menos está bien y los productores son conscientes y por eso estaban presentes en la jornada”.

EFICACIA| En cuanto a la relación costos-beneficios de esta nueva herramienta, Montes dijo que “ese es un punto importante que todavía se está desarrollando, hay algunas cosas que hay que ajustar para que esto tenga un precio competitivo que es que la formulación del producto se está haciendo en Francia y eso encarece la operativa y la logística, estamos viendo de comenzar a realizar en Uruguay algunas etapas de manera de lograr un precio competitivo respecto a los agroquímicos, es por ahí donde se va a trabajar este año”.

Al respecto Montes agregó que “en 2019 hay una etapa de demostrar nuevamente en cuanto a la liberación y la metodología, esto se va a estar evaluando y conjuntamente con eso, rediseñar la formulación para incorporar algunas etapas que se puedan hacer en Uruguay, ir buscando una escala más comercial y alcanzar precios que puedan establecerse en el mercado, en la medida que se vaya demostrando una eficacia y un control importante de la lagarta seguramente se podrá imponer”.

Sobre estudios previos sobre la eficacia del sistema, Montes dijo que “el control biológico es una herramienta que yo llamo alternativa o complementaria, en algunos años puede tener un control de un 90% sin ningún tipo de problemas o digamos eliminando el nivel de daño económico; por otro lado tiene eficiencias de control muy bajas porque puede darse un año en el que las condiciones no son favorables para el desarrollo del controlador biológico, por ejemplo en el año pasado, que en esta misma época teníamos una sequía muy importante no se comporta bien el controlador biológico”.

El funcionario dijo que “lo importante es que el productor vea que no se supera nunca el umbral del daño económico de la plaga, es una herramienta que tiene algunos aspectos distintivos con los agroquímicos, pero la eficiencia cuando se dan las condiciones es muy buena, hay que hacer la liberación, luego se debe hacer un monitoreo de parasitismo, porque lo que se hace es parasitar el huevo de la lagarta y de allí surge el grado de control alcanzado”.

BENEFICIOS| En cuanto a si con esta herramienta se puede aspirar a obtener en algún momento una producción exportable de soja no transgénica y acceder a mejores precios internacionales, Montes dijo que “esta herramienta de control biológico a través de esta avispa, es válido para una soja transgénica como no transgénica. El componente inocuidad está presente en ambos productos, si consideramos que la soja no transgénica tiene requisitos de inocuidad mayores porque es más apta para el consumo humano, seguramente se valoren los procesos y ahí sí”.

Montes agregó que “cuando se consume en fresco algún producto, porque soja no transgénica para consumo humano estamos hablando en líneas generales del tofu, que es un alimento que se elabora y allí seguramente sea mejor valorado el proceso con un componente de inocuidad superior al del proceso convencional, se pueden dar mejores garantías sobre que tiene mejores condiciones para la salud y menor riesgo para el medio ambiente”.

Sobre la procedencia de la avispa utilizada, Montes aclaró que “es una avispa autóctona recolectada en Uruguay, es de origen local, se ha estado colectando desde el año 2005, lo que se hace es mandarlas a Francia y allí se hace la formulación del producto y esa logística es la que tenemos que tratar de disminuir para que se pueda hacer en Uruguay; de eso estamos ya conversando con la empresa francesa”.

Este último aspecto es importante resaltarlo debido a que había algunas voces de alarma de gente vinculada a organizaciones ambientalistas que advertían sobre eventuales efectos invasivos de la especie y el potencial riesgo para la biodiversidad.

El sistema presentado el pasado martes se suma a otros ya en práctica en rubros como la fruticultura. En algunas quintas de Melilla se está experimentando con la colocación de dispositivos con feromonas que generan una confusión sexual en algunos insectos que atacan especies de hoja caduca evitando su proliferación; también se vienen desarrollando otros métodos que contemplan el trampeo masivo con atrayentes alimenticios.

 

Por Jorge Gambetta.

Leer Otros Artículos
Sociedad

Secretaría Nacional de Deportes e Intendencia pondrán servicio de seguridad en la piscina por desmanes

1 minutos de lectura
El novel presidente de la Comisión de Apoyo de la Plaza de Deportes Ulises Gallaretto, expresó su preocupación por la seguridad dentro…
Sociedad

Partidos políticos en Libertad, recordaron el acto del obelisco de 1983

3 minutos de lectura
A media mañana del domingo 27 de noviembre un variado grupo de vecinos de casi todo el departamento se hizo presente en…
Sociedad

Escuelas de Libertad recordaron los 150 años con actividad realizada el viernes 25 en la plaza y El Asador

3 minutos de lectura
El pasado viernes 25 de noviembre, las escuelas de la zona se reunieron para realizar una actividad celebratoria en el marco de…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!