NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Sin categoría

Un homenaje tardío: ante el fallecimiento de Belta Díaz de Tonna, la recordamos con una nota publicada años atrás

5 minutos de lectura

Para despedirse, el año 2020, nos trajo otra mala noticia: el 31 de diciembre fallecía la escritora de en Kiyú Belta Díaz de Tonna, una reconocida defensora de las artes en general –y de las letras en particular-, que dejó un trascendente legado cultural en la zona.

Nuestra inactividad de esos días no nos permitió hacer referencia ante tal luctuoso hecho, pero ahora que comenzó formalmente el año para La Semana, no podemos dejar pasar por alto la pérdida de una persona que fue protagonista de muchas actividades culturales del departamento, que tuvieron su destaque en este medio.

Como homenaje a su figura, decidimos publicar en la web una nota que le realizara para este medio la periodista Alejandra Fuentes en la que refleja lo que fue su trayectoria con las letras.

La nota que continúa fue realizada hace casi 10 años y solo resta decir que en esos años, Belta no dejó de producir narrativa y a sus 85 años, por ejemplo, editó una obra teatral llamada “Un juego sin importancia”.

Como despedida para ella, los dejamos con sus palabras:

 

«Mujer de poesía»

 

Toda su vida vivió en la zona de Kiyú. Primero con su familia, que tenía un comercio rural de ramos generales, y luego con su esposo su “gran amor” (como nos confesó) haciendo tareas de chacra.Su escuela, la Nº 65 “Juan María Pérez”.

Sus actividades literarias se centran en la ciudad de Libertad, donde se hospeda en la casa de su hermana Mirta. Allí nos recibió gustosa para charlar de su vida y obra. “Hasta bastante grande fui la más pequeña y mimosa; luego llegó un hermano que me quitó los mimos pero supe comprender, no fue un trauma” nos dice sonriendo.

El oficio de sus padres hizo que Belta conociera a mucha gente y se relacionase sin problemas. No obstante, señala que en la actualidad es algo tímida, y que lo que ha tenido que decir varias veces lo ha hecho por escrito: “Siempre había gente porque estábamos en medio de varias colonias y era el único comercio de la zona. Quizás por eso fui alguien muy extrovertida, aunque ahora tengo más prurito para hablar que antes. En la escuela no era la más inteligente pero me animaba a hablar, y eso me jugaba a favor”.

Con la Primaria culminaron sus estudios curriculares. Pero eso no impidió que continuara cultivando el arte de escribir, bajo el seudónimo Campesina: “A los 10 años hice mi primer poema y se lo dediqué a mi escuela. Eran cuatro cuartetas que se las mostré a la Directora y a la maestra Corina Gutiérrez, “Corita”, que era muy chistosa y me dijo ‘Seguí escribiendo Belta, que si no te quedás petisa podés llegar a ser una poetisa’. Y por suerte además de llegar a ser medio petisa, también soy media poetisa”. Luego llegaron trabajos dedicados a la familia.

Entre los quehaceres cotidianos de su casa y la pasión por escribir por la noche encerrada en su cuarto, a la luz de una vela, Belta pasó su adolescencia con su madre, ya que sus hermanas mayores se habían casado y ellas eran las dos únicas mujeres que quedaban: “Yo ayudaba en todo y siento que en esa etapa maduré demasiado pronto”.

Poco después llegó su primer amor y más tarde el desencanto. Sendas épocas vividas motivaron escritos de lo más pasionales: “Muy joven comencé los poemas románticos. Tengo uno de cuando rompimos, titulado “El adiós”, que hace poco se lo envié a un amigo de Minas y quedó enloquecido con él. Son lindos recuerdos, pero  quien más me inspiró para escribir fue mi segundo novio y actual marido Henry Tonna. “Nos conocimos cuando se vino de Artigas con toda su familia. Su padre vino a administrar una estancia del padre del que fue Presidente del República, Bordaberry (…) A partir de ahí puedo decir que viví el amor no lo sufrí. Y así formé mi familia, tuve cuatro hijas y siete nietos… por ahora”.

 

ACTIVIDAD LITERARIA |En 1972 se animó a enviar un poema al diario La Mañana de Montevideo. “Mi marido compraba el diario de los jueves, porque traía el suplemento del Interior que le interesaba. Y en esa publicación había media página literaria, que la dirigía Marcos Zoboli, donde las personas enviaban sus trabajos. Yo también envié y me contestó dándome mucho aliento. Ese año surgió el primer concurso literario “Doctor Alberto Manini Ríos” y mandé dos poemas. En el diario explicaban que tal día saldría publicado el resultado. Justo llovieron dos días seguidos y nosotros estábamos lejos de la carretera y no podíamos ir a buscar el diario hasta la casa de un primo mío, que era donde lo dejaban. Me aguanté hasta el sábado que paró de llover y de tardecita mandé a una de mis hijas. Cuando volvió a casa yo estaba sacando agua para darle a los cerdos y secándome las manos, saco el suplemento de diario y no lo podía creer: había sacado una mención de honor. Ahí mirá lo primero que se me ocurrió decir fue‘¡Lo que es gastar pólvora en chimangos! Porque yo no creía que me hubiesen otorgado un premio a mí cuando competía con maestras, profesoras… mucha gente entendida”.

Este hecho llevó a que la noticia corriera por la zona y entre quienes se interesaron más estuvo la maestra Rita Quevedo “… cruzando campo vino hasta mi casa a felicitarme y a ver lo que escribía. Me propuso que si me interesaba lo llevaba al periódico Los Principios como colaboración. Accedí, pero ya no con seudónimo”.

Posteriormente se organizaron los primeros Juegos Hispanoamericanos en Montevideo, del cual participó: “ahí yo ya estaba leyendo libros que me guiaban para escribir. Al inicio escribía ‘de oído’, porque la poesía también tiene música y no me resultaba difícil. En esos Juegos saqué otra mención, en categoría Romance. Al segundo año del mismo certamen (1975) saqué premios en las tres categorías, el primer puesto en Soneto y Verso Libre, y segundo en Romance”.

Otra de sus incursiones fue en el concurso “Hermana Cecilia”: “Allí obtuve en total cuatro premios por la categoría de San José. En 1980 logré el gran premio”. Asimismo logró menciones en varios otros certámenes.

Reconoce que su fuerte es la Poesía, pero también escribe cuentos y  ensayos. “Yo siempre me jacto de autodidacta, pero debo reconocer que hubo gente que me ayudó para escribir, como esas dos maestras que me acercaron sus libros. También tengo otra gran amiga que me apoyó siempre, Nelsa Paz, que fue quien posibilitó la edición de mi primer libro “Estampas”.

Su segundo libro “En el principio estabas” se basa en la fe que profesa la poeta, que además, es catequista.

Con gusto acepta que la etiqueten como “gestora independiente”: “Comparto este trabajo a favor de la Cultura con el grupo Armonía de Libertad, cuya presidenta es Alma Del Campo. En este ámbito hemos organizado concursos literarios internacionales y tratamos de seguir en esto, haciendo lo que nos gusta y sentimos”.

Además, participa en varios jurados en la capital del país.

Su poetisa preferida es Delmira Agustina “es pura pasión, es profunda, te hace vibrar. Además, es muy actual,  no pierde vigencia”.

 

SUS OBRAS, SUS ‘HIJOS’ | Para Belta, entre los hijos no hay preferencias, por eso no quiere distinguir entre sus creaciones literarias: “Sí hay dos que son las que repito porque nunca las olvido. Una de ellas es “El sembrador” dedicada a mi esposo”.

 

HERENCIA | Dice que la pasión por escribir y el bajo perfil fue herencia de su abuela paterna, Valentina Herrera, una española venida de Islas Canarias: “Curiosamente ella no sabía escribir pero tenía una memoria prodigiosa y recitaba Romances. Me subía en su falda y me decía Romances hasta que yo me dormía; para mí era la Gloria”.

La animada charla transcurrió en la cocina de Mirta, quien al final se sumó para poner la frutilla de la torta. A ella le gusta recitar y así lo demostró. Mamaron el amor por la poesía y afortunadamente, la memoria no les falla.

Las dos nos despiden en la puerta. Mirta nos dice ‘Un gusto’, Belta “Muchas… muchas gracias”.

Por Alejandra Fuentes

Leer Otros Artículos
Sin categoríaSociedad

Serenos de San José de Mayo, preocupados por su seguridad, proponen integrar Mesa de Trabajo

3 minutos de lectura
Serenos de la ciudad de San José de Mayo reclaman mayor presencia policial y patrullaje para combatir la inseguridad y tener mayores…
Sin categoría

Quedaron inauguradas las obras en la plaza Lavalleja de San José

5 minutos de lectura
Con la presencia de vecinos, deportistas y autoridades departamentales y nacionales se inauguró la obra de recuperación total de la plaza de…
Sin categoría

Todos los detalles de divisiones formativas

4 minutos de lectura
El pasado fin de semana se jugó la segunda fecha de los campeonatos de divisiones formativas, tanto en la Liga Regional de…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido