NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 9/03: «El ruido en sus distintas formas»

5 minutos de lectura

Con pena y sin gloria, como Salinas vacunando frente al Ministerio, es que las elucubraciones se presentan ante usted una nueva semana. Consciente de lo poco atractivo que resulta enfrentarse a una página de diario -semanario en este caso-, que ni una mísera foto tiene, es que la columna que no grita, y por eso nadie atiende, comienza su derrotero en un marzo del 21 que aún es pandémico, pese a los sueños de liberación de la plaga que nos anunciaban hace meses atrás. Si le parece, la y lo invito a seguirme la cabeza un rato; si así no lo quiere, encontrará notas más interesantes para leer, pero nunca deje de tener su periódico.

El duro disco del escriba de pueblo, a veces falla, pero sí me retrotraigo en el tiempo, estoy casi seguro que en alguna vieja edición elucubradora, yo hablé de este asunto. ¿De qué? De las dudas que me generaba un sindicato policial en el Pit-Cnt para el caso que hubiera un gobierno conservador como el que tenemos hoy. Por supuesto esto que le digo fue hace mucho y escaso de tiempos estoy como para ponerme a revisar más de 300 ediciones elucubradoras, tratando de localizar en cuál de ellas fue.

Igual, le digo, estoy casi seguro que le dije que surgiría la contradicción, que en la medida en que un probable gobierno conservador aumentara las medidas represivas iba a quedar cuestionada la pertenencia y la pertinencia de la participación de gremios policiales en la central sindical y no pasó más de un año de gobierno multicolor y eso ya está sucediendo. Es que como mencioné hace un par de ediciones atrás -esto sí lo tengo bien presente-, la nueva policía de Larrañaga, es de verdad la vieja policía, bruta en lugar de inteligente y eso, a la larga trae problemas.

El caso por el que varios gremios lograron imponer su visión de separar a uno de los sindicatos policiales (porque hay como tres o cuatro y sólo uno es -o era-, parte del Pit-Cnt), fue el de la plaza Seregni en Montevideo, pero se puede decir que la Policía multicolor ya no es la Policía amable con el ciudadano de los tiempos progresistas -es probable que en el interior no se perciba tanto pero sucede también-, es una policía de gesto adusto, con pose de enojo -como su Ministro-, e irascible, que no acepta que le digan que se equivoca y hasta es capaz de mandarte preso si le decís que se equivoca (porque así lo dice establece la LUC).

Por eso es que entiendo a los sindicatos que votaron por su expulsión -como también entiendo a los que quiere poner paños fríos al asunto y revisar la determinación-, no es un sindicato con el que se puedan tener diferencias ideológicas (por eso no se puede expulsar a nadie de un sindicato), la cuestión es metodológica, el policial es un sindicato cuyos asociados deben ir, si les es ordenado, a desocupar una fábrica, a impedir una manifestación a las buenas o a las malas o a imponer el “orden” en una playa, como ocurrió en este verano de pandemia.

Es decir, pueden actuar contra sus compañeros trabajadores de otras ramas. No es la cuestión del Policía protector de la vida y la propiedad del trabajador; son trabajadores que pueden reprimir a otros trabajadores por protestar y eso, tiene que ser considerado.

Es probable que la decisión tomada termine cambiándose, lo cierto es que debería existir algún tipo de compromiso de los policías sindicalizados a partir del cual quede claro que no podrán participar en actividades represivas contra actividades sindicales o protestas sociales, porque en estos actos no hay delito, hay ejercicio de ciudadanía, acto de personas libres. Esa sería una Policía verdaderamente integrada con sus compañeros de clase. Que quede claro que los policías están para combatir el delito, no para combatir la protesta social. Entonces ahí sí, estaríamos ante un gremio comprometido con sus compañeros y con derechos plenos a ser parte de la central.

Por supuesto que esta es la visión de un insignificante escriba de pueblo a la que nadie le dará mayor trascendencia, pero si la central sindical, por aquello de lo políticamente correcto, retoma al sindicato policial sin profundizar en estas cuestiones, el dilema se volverá a presentar, porque el malhumor con el gobierno crece -más allá de lo que muestren las encuestas-, y con él se incrementan las posibilidades de protesta y de consiguiente respuesta del gobierno (dicen que al asumir las nuevas autoridades de Interior lo primero que preguntaron fue si había vehículos antidisturbios). Y qué quiere que le diga, si esto no está resuelto de antemano, habrá ruido en la interna sindical otra vez.

Hablando de ruidos, permítaseme incurrir en otro tema sobre el que se ha elucubrado mucho -y también se ha hablado en serio-, a lo largo de las dos décadas de este periódico, aunque reconozco que hace tiempo que no se tratar. Precisamente se trata de los ruidos en la ciudad, causado por las motos y por la publicidad callejera.

No lo abordaba el problema de los ruidos en parte porque en el caso de las motos, hubo un tiempo en que la situación había mejorado y cuando uno estaba en la calle hasta se podía hablar con otra persona. Y en el caso de la publicidad callejera, me he guardado de cuestionarlo, ya que se podía entender que uno busca atacar a un competidor por el mercado publicitario algo que, aclaro, no está en el ánimo elucubrador.

Pero sí lo tengo que decir, por más que genere malestar en vecinos conocidos: la contaminación sonora es un problema cada vez más acuciante en Libertad y supongo que en todas las comunidades. Uno no puede mantener un diálogo fluido con nadie sin ser invadido por alguno de esos ruidos -el que me asegura la felicidad comprando o el de los caños de escape-, y si bien sé que existen normativas que regulan ambos usos aspectos, los controles brillan por su ausencia o si se realizan controles y sigue todo igual, es porque las normativas no son lo suficientemente exigentes y si es el caso, es un buen tema para que las y los ediles trabajen. Seguro que ganarán muchos adeptos, porque las quejas ciudadanas están a la orden del día, en cada conversación interrumpida.

Y sabe qué, con las motos, la cuestión se vuelve más peligrosa aún, porque o le perforan a uno los oídos o lo pueden pasar por arriba, porque ganan velocidades inauditas para zonas de relativo alto tránsito de vehículos y personas. Basta estar un viernes a la noche en algún lugar céntrico para comprobarlo. El peligro acecha. Y si bien esto es dicho en el habitual irónico tono elucubrador, tiene demasiado de verdadero, así que dejo ambos problemas planteados a las autoridades y a los legisladores departamentales y por qué no, también a los legisladores nacionales, porque estamos hablando de un problema de convivencia ciudadana.

Y por acá se cierra esta edición elucubradora de nuestro segundo marzo pandémico. Parece mentira pero apenas se hizo una mención lateral sobre la vacunación contra el COVID-19 en esta edición elucubradora, pero usted sabe que en esta columna no se habla al ritmo que impone la televisión. Tenemos ritmo propio y nos guardamos para mejor ocasión. Será hasta la próxima.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/07/2021: "Defectos, errores y horrores"

5 minutos de lectura
Ni se le ocurra salirme con que me vaya a vivir a Cuba si por ahí digo algo en defensa de la…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/07/2021: "Al final, habrá nomás"

5 minutos de lectura
Cuán agradecidos estamos todos los mortales que moramos por estos lares con los cálidos días que nos regaló el comienzo del séptimo…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 06/07/2021: Monumentos for export

5 minutos de lectura
Regresar a la escritura luego de una mínima ausencia es gratificante, más si es al espacio elucubrador al que uno vuelve. Pasaron…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!