NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 26/04/2022: «Te la dejan servida»

5 minutos de lectura

Cuestionando a quienes dicen que el año empieza con la llegada del último ciclista, comienza ahora una nueva edición elucubradora, el espacio que se toma su tiempo para seguirle el trote a la agenda del año 22, que nos trae a todos de salto en salto (por no decir de aumento en aumento), desde su propio inicio. Bienvenida/os sean al espacio que se cuestiona hacia su propia existencia y que por ello mismo continúa existiendo; a renglón seguido, comenzamos a desgranar el maíz.

No tengo muy claro por dónde comenzar esta edición post descanso de santo turismo, aunque ya le he dicho más de una vez que cuando eso ocurre dejo que los dedos me lleven sobre el teclado, solitos, hacia la próxima parada, así que veamos qué ocurre en esta oportunidad.

Le tengo que confesar que hay personas cercanas que me insisten en que modere mis impulsos y que no le “pegue” tanto al gobierno. Argumentan que en un departamento “blanco” como es San José, no se entiende que haya una voz que lo cuestione tanto, porque eso implicaría, entre otras cosas, perder lectores.

Yo les respondo a esos allegados que no puedo dejar de ser lo que soy y que el nacimiento y la confirmación de la columna elucubradora como un espacio de lectura semanal para muchísima gente, fue en el tono que tiene en la actualidad (puede que con el tiempo haya crecido en estilo y fineza en la escritura), y que variarlo significa darle final al espacio como tal, algo que en principio no estoy dispuesto a hacer. No se trata de morir con las botas puestas y tampoco es que estemos al borde del precipicio (si hemos sobrevivido 20 años, podremos hacerlo algunos más), los problemas de la prensa escrita son más profundos que lo que se pueda decir en la columna de un pasquín de pueblo, con aires de jugador de primera, así que sigamos por ahora.

Pero además, a usted le agrego –acá en confianza, ahora que no nos leen los allegados-, uno ve que los del gobierno, día a día nos están dejando alguna pelota regalada, como para que entremos al área y de cabeza, metamos el gol. Yo tengo un par de comentarios de agenda que pretendía hacerle en este falso comienzo de año, así que si le parece, ahora que todo quedó bien claro y que no me vendrá con cuestionamientos de pacotilla, pasemos a ellos.

De verdad que fue un chiste lo de los aumentos de sueldos que anunció el gobierno el lunes post turístico –cuando la gente estaba volviendo de desvalijar Buenos Aires y se preparaba para retomar sus tareas, un día después de la llegada del famoso último ciclista-, no solo por los montos del incremento para jubilados y para trabajadores públicos, sino por la expectativa que se generó en la previa y la incertidumbre que dejó al terminar la conferencia de prensa, en la que el “Cuqui”, la Arbeleche y el “Pablito”, brindaran el fabuloso anuncio que nos salvaría del brote inflacionario (que a los que cruzaron el charco no parece estar afectándolos mucho).

¿En serio un gobierno que se pretenda serio puede hacer un anuncio sin tener claros todos los detalles de lo que va a anunciar? ¿En serio tenían confusión sobre si los aumentos que daban eran a cuenta de futuros ajustes o si se sumaban a los ya dados? Es como que se dieron cuenta que el agua les estaba llegando al cuello y tenían que decir algo. Se les ocurrió lo de los aumentos, pero no acordaron todos los detalles a la hora de anunciarlos. Es muy loco, muy improvisado todo.

Bueno, en realidad, es tan improvisado como ha sido todo el período de gobierno; estábamos a jueves y aún no se sabía muy bien cómo era lo del aumento. El Presidente decía una cosa, el Ministro de Trabajo otra, hasta que el propio Isaac Alfie, el verdadero ministro de Economía, tuvo que salir a hacer precisiones (al final es a cuenta), para cerrar la discusión.

Una vez más, quedó demostrado que lo importante es el ruido que se hace y no lo que se dice, porque cuando se va a los detalles de este anuncio, se concluye en que es la nada y encima a largo plazo. Así que, como te digo una cosa te puedo decir la otra, todo depende de las circunstancias en las que se diga.

Otra cosa a la que quería hacer mención respecto al anuncio de los aumentos de sueldo, es la siguiente: en una jubilación de 20 mil pesos, un tres por ciento de aumento puede representar hasta 600 pesos de aumento –cifra absolutamente insuficiente para combatir cualquier cosa-, pero en un sueldo como el presidencial (el más alto de Latinoamérica según la cadena noticiosa Bloomberg, que lejos está de ser “izquierdosa”), el 2% de aumento, significa como 16 mil pesos y si a eso le sumamos los sueldos de los ministros, del personal de confianza, de legisladores y otros jerarcas de gobierno, terminan significando algunos millones de pesos. ¿No hubiera sido buena señal que se hubieran excluido todos ellos de este incremento y que se pudiera haber reforzado los porcentajes a los jubilados?

Ya sé, si saco la cuenta, deben significar apenas unas chirolas más a la hora de hacer el reparto entre los jubilados, pero a veces lo importante son las señales y no los montos.

Pero deje, deje, seguro que la “Loli” vuelve a la casa, preocupada cada vez que llega del “súper” y eso debe haber llevado a nuestro Presidente, con justicia, a incluirse entre ese mundo de privilegiados con aumento a cuenta.

Privilegiados, sí, aunque le suene absurdo, porque aunque para muchos signifiquen unos pocos pesos y recién lo vean en agosto, los cuentapropistas, la gran mayoría de los trabajadores privados y los que no tienen otra que ser informales, no tendrán aumento alguno y deberán seguir afrontando el incremento del costo de vida, como puedan y con lo que puedan. Parece que tendremos un invierno complejo.

Para el final, cortito, cambio de rumbo. Un lector me paró estos días a hacerme un comentario. Me dijo que le han llegado informaciones que han sido desvalijadas casas del medio rural en este último tiempo con asiduidad. Los propios afectados le cuentan a él, mencionó y le extraña que, si hubiera sido en otro momento del país –concreto, cuando gobernaba el Frente Amplio-, esos casos de casas desvalijadas hubieran provocado escándalo y que los medios estarían de forma permanente hablando de ellos, pero que ahora pasaban casi desapercibidos, nadie dice nada de esos robos.

Disiento en algo con el lector que me paró en la calle, no es que los medios no informen de los casos delictivos, se informa porque “policiales” –en la televisión, al menos-, sigue siendo un segmento de importancia, el morbo hace que mucha gente consuma esa información y los medios venden lo que el público quiere, pero el tema es que los problemas económicos volvieron a ser la preocupación central de los uruguayos.

El centro de la atención social ya no está en los hechos delictivos, está en los ingresos que alcanzan para cada vez menos. Durante los últimos 10 años de gobierno del Frente Amplio la gente dejó de preocuparse por la economía y le importaban los robos y no había cosa más importante en el mundo que sacar a Bonomi, pero ahora Bonomi no está, pero tampoco están las razones de la bonanza, porque los de arriba se están llenando los bolsillos y acá abajo, está todo plagado de necesidades.

Culmina así esta edición elucubradora, quizás algo más larga que de costumbre, pero qué quiere, hace tiempo que no decíamos nada y hasta extrañábamos hacerlo. En siete días volvemos a estar acá.

Foto tomada de la web.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 17/05/2022: "Preocupaciones al ingreso del invierno"

5 minutos de lectura
Con el transcurso del quinto mes del año se va delineando lo que será el invierno de este 2022. Los precios por…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 10/05/2022: "Hablemos del agua"

5 minutos de lectura
Acá entre nosotros, le comento, cómo cuesta en invierno meterse bajo la lluvia. Sin dejar de hacerlo, le reconozco que me demoro…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 03/05/2022: "Encuestas, sindicatos y derechos"

5 minutos de lectura
Pase, pase, que mayo ya nos convoca. El tirano almanaque dice que ya llegamos al quinto mes de un agitado año 22…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!