NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
ElucubracionesOpinión

Elucubraciones semanales, edición 22/06/2021: «Mi amigo el Ministro y otros pareceres»

5 minutos de lectura

Entre auditorías que no son tales y auditores que son correligionarios, se nos va colando la historia de un Ministro que pide favores a un Policía por él recomendado, que terminó preso por un completito menú de delitos. Con hechos como ese y sin que la pandemia afloje se va este junio polar que nos recuerda que el invierno está recién comenzando. En las elucubraciones solo sacamos la cabeza de debajo de las cubijas para ver lo que anda por la vuelta y como vemos que sigue todo igual, nos quedamos quietos, aunque siempre tengamos algo nuevo para decir. Veamos qué sale en esta ocasión.

En serio que lo del ministro de Turismo Germán Cardoso es muy grueso. No tiene defensa posible y sin embargo es defendido a ultranza. Más allá de lo que significa usar influencias para que un amigo tuviera un lugar destacado en la Jefatura de Policía de Maldonado y desligándolo de responsabilidades por los delitos cometidos por el mal Policía (supongamos que no sabía de sus fechorías y que puede haber sido engañado en su buena fe), el hecho de utilizar ese nexo para beneficiar a amigos o familiares en investigaciones policiales, es una total falta de ética, cuando no, un delito.

Lo más gracioso es la defensa que anda ensayando en cuanto micrófono le ponen adelante. Dice que no pidió nada para él. ¡Pero pediste favores para la amiga de tu esposa y para una amiga de tu hermano, fiera. Si eso no es tráfico de influencias, qué lo es! ¡Si Sendic hubiera hecho algo parecido, lo tendrían colgado en la plaza de Maldonado o en el Antel Arena!… Bueno, no, ahí no, porque la auditoría independiente del militante del Partido Nacional que tenía que decir lo mismo que decían los multicolores en la campaña electoral, al final dice lo mismo y por eso sigue siendo mal visto hacer referencia a ese centro de irradiación de ideas foráneas.

Y si no, te tocan el piano en la regasificadora. No, de eso tampoco vale la pena hablar más, porque al final la auditoría que hicieron no era una auditoría, aunque haya costado 300 mil dólares y los no auditores hayan confundido la sigla de un organismo internacional con clases de piano. Igual, que se la saquen ellos, como decía un otrora connotado dirigente político de este departamento (que no era Juan). En el medio de la huida de los científicos honorarios -que se produce entre falsos aplausos y agradecimientos oficialistas-, haber vuelto a poner unos días ese tema en la agenda rindió, pero después de lo del piano, es mejor quedarse quietos, dejar el paquetito en la Fiscalía y que se arreglen -o se la saquen-, ellos.

Un par de comentarios más de Cardoso (no se merece una edición elucubradora entera), antes de pasar a cosas serias. El hoy Ministro, es el mismo que siendo un diputadillo de Maldonado, en la segunda concentración de “Un solo Uruguay” (2019, si no me equivoco), como la movida de la gente del campo no era tan multitudinaria como lo había sido la primera, publicó en sus redes una foto del festival de Woodstock (Estados Unidos, año 1968), haciéndola pasar por una imagen de la “multitudinaria concentración” de los “USU”, insultando la inteligencia de todo un país (siempre me pregunté si quiso hacer una broma o lo hizo de burro que es, nomás).

Además, y se la dejo por ahí, tenía como suplente y financiador a Sanabria (si mal no recuerdo está emparentado con él por un lazo matrimonial), el estafador del cambio Nelson. Pero no, el gobierno y sus legisladores, dicen que no entienden las razones para cuestionar al Ministro, que será mantenido olímpicamente en su cargo, porque lo que hay que mantener antes que nada es la “colisión”.

Uno al final termina bromeando con estas cosas, pero en el fondo siento que nos están tomando el pelo, que nos ven como simples marionetas en sus juegos de poder para que los de arriba sigan estando arriba y los de abajo, estemos cada vez más abajo.

Punto y aparte, es tiempo de ir introduciéndose en otro tema. El pasado jueves se cumplió un paro general de la central sindical con varios puntos en su plataforma. Uno de ellos refería específicamente a la defensa de los docentes del liceo 1 de San José de Mayo, que están separados de sus cargos y con un proceso de sumario por sacarse una foto en 2019 en el marco de la campaña contra la propuesta de reforma constitucional llamada “Vivir Sin Miedo” que impulsaba Larrañaga.

Por la cantidad de personas involucradas (16), el caso ha sido más que comentado a nivel nacional, pero no es el único episodio en que hay docentes perseguidos por pensar o actuar con libertad y que nos están llevando al medioevo (aclaro para quienes se creyeron lo de la foto de Woodstock, que medioevo hace referencia a la Edad Media). Dos docentes fueron despedidas de la educación privada por sacarse fotos en bikini y ahora otra profesora de UTU fue sumariada por opinar sobre la gestión gubernamental. Todo, en nombre de la bendita laicidad.

En todos los ámbitos este gobierno condena la actitud crítica, quien lo cuestiona, de inmediato pasa a ser un paria que no piensa en el bienestar supremo de la nación (que vaya a saber cuál es). Esa ha sido la actitud durante toda la pandemia. No puede haber críticas, dice el gobierno, quien cuestiona hace política y así ha ido llevando a la oposición hasta ahora (que se empieza a poner cada vez más díscola), que por los efectos del coronavirus ha estado dubitativa sobre cómo actuar.

El movimiento sindical es el que se ha enfrentado al modelo que se quiere implementar y es una de las razones por las que los ataques hacia éste son constantes. Está bien, es parte del juego político de las derechas, quien cuestiona debe ser defenestrado (por ejemplo diciendo que un paro dejó a 18 mil niños sin alimentación), en el ámbito discursivo, ahora llegar a la sanción de un funcionario público por pensar diferente que el gobierno, es un error conceptual muy fuerte, porque confunde al Estado con el gobierno de turno, cuando son cosas muy diferentes.

El Estado es una construcción colectiva, que nace con la propia nación, mientras que el gobierno es el que coyunturalmente tiene las llaves del Estado para administrarlo (o gestionarlo, si le gusta más), por un tiempo acotado. Sus funcionarios son independientes del poder de turno, más un docente que está protegido por el concepto de libertad de cátedra, por eso existe la inamovilidad de los funcionarios públicos, para que no ocurra que ante cada cambio de gobierno, el que entra no saque a los que estaban y ponga a los suyos indiscriminadamente.

Es preocupante que se confunda estar en el gobierno con ser dueños del Estado. Eso lo hacen los sistemas totalitarios. En la educación está ocurriendo eso, los docentes no tienen por qué bailar al ritmo de la coalición gobernante. La educación debe ser libre y liberadora no opresiva. Hoy los docentes están oprimidos, algunos con miedo de opinar por lo que puedan hacerles. Eso no es democrático, ni republicano (palabra que les encanta usar, porque la gente de a pie no sabe muy bien que quieren decir con eso, pero suena bien), y es una pena que esté sucediendo hoy.

Me quedé sin espacio ya. Podría continuar desgranando algunos conceptos más, pero es mejor esperar un tiempo. Nos vamos a ausentar unos días más. Como eternos estudiantes, nos tomaremos unos días. Nos vemos en las redes, hasta la próxima.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 21/09/2021: Tratado del libre albedrío

5 minutos de lectura
Por favor, no me insista con que si fue o no fue un paro político el de la semana pasada; todo paro…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 14/09/2021: Del parlamento a la colina 

5 minutos de lectura
Cuántas cosas importantes ocurren en setiembre. No se puede decir que comienza el año chino porque no es así, pero para los…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 07/09/2021: "Nada crece desde el odio"

5 minutos de lectura
Usted y yo sabemos que la primavera puede ser engañosa. Nos promete veleidades y nos entrega temporales, pero igual la deseamos porque…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!