Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/12/2022: «Por más homenajes en vida»

5 minutos de lectura

Sea bienvenida/o a esta instancia elucubradora pre-navideña. Le confieso que no soy el más indicado para hablarle de eso que llaman espíritu festivo, porque cuanto más años pasan, más se afianzan esas enormes ganas que me dan de desaparecer por un par de semanas y reaparecer cuando todo esto haya pasado. Es que cuando uno concluye que se trata sólo de convenciones humanas, todo se relativiza, incluso hasta los propios onomásticos y las celebraciones populares. Bienvenidas/os a la columna elucubradora, si me sigue, le prometo que el próximo párrafo será más para arriba.

Claro que se comienza con una buena, porque se impone celebrar la aceptación, me atrevo a decir unánime -hasta ahora no he escuchado ni me han mencionado de una voz en contra-, que tuvo la decisión del Municipio, de la comisión organizadora de la fiesta del parque o de no sé quién, de denominar “Maestro Alberto Andrade” al escenario del Parque Carlos Clauzolles de Libertad.

No es normal que algo así ocurra. Por más supuesto acuerdo general que se alcance, toda decisión -en el ámbito que sea-, siempre deja gente desconforme, pero pasados varios días del hecho y habiendo conversado con personas de diverso “pelo” sobre este asunto en particular, no he encontrado disidencias. “Alberto se lo merece”, es el comentario generalizado y vaya si lo merece, por ser un músico completo (se ha metido con todos los géneros y con todos los instrumentos que se imagine), y por ser buena gente, por ello está bien que se lo celebre en vida y si bien uno siempre ha pensado que las unanimidades son malas para cualquier sociedad, hay casos y casos y en este caso, es bueno que haya esa idea de unanimidad.

Que una comunidad entera celebre a uno de sus hijos, no es poca cosa y por ello le dije que comenzaba positivo, aunque esa positividad tiene como contracara una mala nueva. Mientras esta edición se va escribiendo, surge en San José de Mayo la novedad del fallecimiento de Ignacio Espino (“Nacho”), otro referente de la cultura -en este caso de la capital departamental-, que en vida fue también homenajeado, con el nacimiento del Espacio Cultural Ignacio Espino (ECIE), espacio referente de la cultura independiente en la capital departamental.

Poco puedo decir de él; no puedo hacer comentarios sobre su persona porque apenas si mantuve un par de diálogos muy distanciados en el tiempo con Espino, pero sí considero que a la gente de la cultura hay que rescatarla del olvido siempre que se pueda. Hay que mencionarla, recordarla y respaldarla en vida, porque el teatro, la actuación, la música, las letras, las artes en general, enriquecen la vida de las personas. En este tiempo en que todos andamos medio dormidos, peleando jornada a jornada por la sobrevivencia, son más necesarias que nunca las personas despiertas que se interroguen sobre el presente, el pasado y el futuro y lo plasmen en el arte para el disfrute de todos.

Por eso, antes de partir hacia otras temáticas, le insisto con la idea de los homenajes en vida -a figuras de la cultura o de lo que sea-, seguramente cada comunidad tendrá alguien a quien homenajear, lo recomendable es que no dejen para después, porque usted ya sabe, puede ser demasiado tarde.

Hasta este punto del texto he evitado tomar el camino fácil de centrar este texto en los hechos que rodearon al acto del domingo 11 de diciembre por los 150 años (bien tentado he estado). Bien podría hacerme el plato hablando sobre el poco comprensible desfile militar que se vio por la calle 25 de Agosto, pero como esta columna no fue pensada para marcar opinión sobre temas libertenses -siempre ha sido bien abarcativa y descontracturada-, le contaré cuáles son las significancias que para este escriba tiene ver pasar un desfile militar.

Antes que nada, debo decir que estos pensares que me produce ver un desfile militar -creo que en persona, por suerte, he visto pocos-, estoy seguro que nunca estuvieron en la intencionalidad de quienes decidieron que hubiera uno en el acto protocolar por los 150 años (cansa un poco eso de escribir “inicio del proceso fundacional”), pero es bueno que lo tengan en cuenta para el futuro, porque hay gente, entre la que me encuentro, que piensa que no es “lindo” ver desfilar “milicos”.

Mire, se lo digo sin mucha vuelta más, el desfile militar es ante todo una demostración de poder. En la guerra, es el invasor entrando a la ciudad conquistada, ante la temerosa mirada de los pobladores conquistados; un desfile militar es también una forma de intimidar a posibles ejércitos rivales. Los soviéticos, por ejemplo, cuando andaban con problemas con alguien, te desfilaban frente a la sede del Kremlin para mostrar fortaleza. “No te metas conmigo, porque te mando todo esto”, era el mensaje nada subliminal de los líderes del Politburó.

Eso es cuando el ejército es invasor, conquistador de territorios o de otras naciones, pero también están los desfiles de los ejércitos que dan golpes de Estado, de las dictaduras, que los realizan para intimidar a las oposiciones internas, para mostrar fuerza ante sus oprimidos. En Uruguay, tenemos experiencia de ejércitos que desfilan para intimidar gente, por eso es que a muchos les (nos), rechinan esas demostraciones de fuerza y preferiríamos no tener que verlas en nuestra comunidad, mucho menos en tiempos tan democráticos como éste.

Para futuros actos oficiales, estaría bueno que las o los organizadores, pudieran ver las cosas desde esta perspectiva y no pensar en “lo lindo” que quedan todos los soldaditos uniformaditos y en fila.

Dicho esto, la columna elucubradora salta la valla y se prepara para despedir el año. Tranquila/o, aún queda una edición más antes de tirar la toalla por un breve lapso, pero la previa de las navidades es cuando todo el mundo se saluda, se festeja y se regala. En las elucubraciones apenas si nos podemos regalar más letra para el año 2023 (eso no es poco le diré), y esperamos que usted siga ahí, apoyando el periodismo independiente y de cercanía, porque si los artistas son importantes, también los periodistas debemos estar presentes para intentar poner orden en el caos informativo de este tiempo, en el que la mentira y la verdad se entrelazan en maquiavélicos juegos de espejos.

Fantasía y realidad, casi son una misma cosa. En Brasil, hay gente que se reúne en las plazas para pedirle a los extraterrestres que impidan la asunción de Lula (un pedido lógico, por supuesto, mirá si los alienígenas van a querer a Lula gobernando). En Estados Unidos, los que asaltaron el Capitolio en 2020, es gente que afirma que existe una organización del Partido Demócrata y de actores de Hollywood que rapta niños para realizar actos pedófilos (el “pizzagate”, le llaman), y que a su vez buscan perjudicar a Donald Trump (de la pedofilia a querer perjudicar a Trump hay apenas un paso), lo mezclan con un poco de George Soros, Bill Gates y tenemos un batido de maldad ideal para asustar a cualquier despistado. En Uruguay, un Diputado nos quiso demostrar como las personas se volvían imanes con las vacunas del coronavirus.

¿A usted le parece que entre tanta confusión, no tenemos un rol social que cumplir? Me parece que sí, por eso le invito a seguir respaldando a éste y a todos los medios independientes que pueda o quiera.

Las elucubraciones se despiden hasta después de la Navidad. Brindis con soda y hasta el 27, cuando elucubraremos por última vez en este 2022. No espere ninguna sorpresa, tan solo será más del para nada humilde escriba de pueblo, que ya es bastante decir. Hasta entonces.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 24/01/2023: "Conduciendo por los verdes prados"

5 minutos de lectura
Tenga usted la amabilidad de recibirme otra vez en su rincón favorito. Soy de los que cree que hay textos que se…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 17/01/2023: "Los récords de los más grandes del mundo"

5 minutos de lectura
Qué difícil es retomar este diálogo. Apenas pasaron 15 días de nuestra última charla, pero en ellos se fue un año y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/12/2022: "VAR y despues"

5 minutos de lectura
Usted no se imagina lo que implica estar llegando a la edición 46 de un nuevo año de elucubraciones. Significa que el…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!