Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/12/2022: «VAR y despues»

5 minutos de lectura

Usted no se imagina lo que implica estar llegando a la edición 46 de un nuevo año de elucubraciones. Significa que el medio que nos soporta, contra viento, marea y tecnologías de la información, aún se sostiene. Lo mejor de todo es que aguanta el vendaval fiel a sí mismo y utiliza la imaginación de este para nada humilde servidor para moverse con soltura sobre la agenda. Como usted ya lo sabe, las elucubraciones tienen ese qué se yo: así como te hablan de política internacional, te hablan del problema en la aldea. Veamos qué sale esta vez, con la promesa de no volver sobre el “fibra”.

Como mi característica es ir rompiendo promesas por la vida, yo le dije que no iba a hablar más del mundial, pero en realidad me quedó algo pendiente en la edición pasada, que no lo mencioné porque si no todo se entreveraba más y con todos los entreveros que hay a la vuelta prefiero no entreverarle más la cabeza a usted, aunque esta oración ya parezca de por si un verdadero entrevero.

El asunto pendiente al que quiero hacer mención es el tan manido (Video Assistant Referi, por su sigla en inglés), al cual se recurre para echarle la culpa de la eliminación de Uruguay del mundial que está desarrollándose, algo que tiene algo de fundamento pero que no explica todo, como yo le comenté unas estrofas atrás (en la edición anterior).

Mire, yo me comí la pastilla –hasta futbolero en la terminología ando-, pensé que el VAR era lo que nos salvaría de las malas decisiones arbitrales, pero hoy concluyo que ni la más alta tecnología se salva de los humanos errores y que la aplicación de esa tecnología es un error que, lamentablemente, no tiene vuelta atrás, porque los dueños del fútbol están contentos con su funcionamiento. Y usted ya bien lo sabe, yo solo soy un escriba de pueblo -inmodesto, pero de pueblo al fin-, con ninguna perspectiva de influir en algo en el devenir de los acontecimientos de la humanidad, mucho menos en los del fútbol.

Pero como tengo derecho a escribir de lo que quiera y como usted, amable como siempre, me sigue la cabeza, le diré por qué creo que es un error, por qué en lugar de salvar a los jueces de sus errores, los lleva a cometer errores que no habían cometido, como fue claro en el caso de Uruguay. ¿Qué le lleva a errar? Sencillo, el VAR está controlado por humanos y la interpretación de lo que ocurre es humana, por lo tanto está atravesada por el error. La tecnología podrá mostrar todo al milímetro y con exactitud, pero los que interpretan la información son humanos y se equivocan.

Tranquila/o, no estoy sospechando la existencia conspiraciones ocultas (que las puede haber, claro), los errores pueden ser sin ninguna intencionalidad, pero suceden y aquello de que habría más justicia con el VAR, lejos de cumplirse está. La infalibilidad no existe y la búsqueda de ese objetivo que ha emprendido la FIFA genera aún más confusión en un mundo confuso y conflictivo como el de la pelota. Así que el asistente arbitral mediante video, lejos de mejorar, desnaturaliza el juego, según entiende este escriba de pueblo.

Pero bueno, ya sé lo que está pensando, usted dice que tampoco es un tema tan trascendente el fútbol y su VAR como para dedicarle toda una edición elucubradora, que debería ya estar pensando en pasar página (de forma figurada, claro), y escribir sobre alguna cuestión más acuciante para el futuro del país o la humanidad.

Bueno, si así lo pide, dejo esta preocupaciones mundanas y voy a las pretendidamente importantes. ¿Usted quiere que le mencione algo sobre lo que fue la cumbre del Mercosur? Bueno, pero mire que en definitiva no pasó nada que no fuera previsible.

Fue otro encuentro semestral en el que nuestro Presidente bravuconeó ante nuestros “hermanos” mayores y terminó otra vez aislado, al punto que ya empieza a darse cuenta que la estrategia le está saliendo mal. Claro, jamás reconocerá que se equivoca y por lo que leí por ahí, empieza a echarle la culpa a Argentina y a Brasil de hacernos perder la oportunidad de “abrirnos al mundo”, que traducido significa que nos dejen vender soja y carne sin los aranceles que debemos pagar hoy para entrar a China o a los países del transpacífico, haciendo al país cada vez más extractivista y menos inteligente. Un negocio redondo para el agronegocio nacional, pero un muy mal negocio para todos el resto de los uruguayos, que la veremos pasar, porque aquello de la redistribución, te la debo.

Pero bueno, entrando ya en la bajada del espacio que tenemos, antes de ponerle punto final a esta edición elucubradora y aprovechando que todo está terminando, me atrevo a mencionarle alguna cosa sobre lo que fueron los festejos por los 150 años del inicio del proceso fundacional de Libertad.

Este medio y esta persona –que a veces hace de Director y otras tantas de elucubrador-, ha mantenido una actitud acrítica con respecto a estos festejos. Si alguien dice que hoy es su cumpleaños, a priori no tengo por qué dudar que no lo sea, por lo tanto no me metí en la disputa referida a sí 1872 es o no el año en que comenzó todo (punto que es cuestionado por algunas fuentes), pero la verdad es que del aniversario yo esperaba un poco más que una seguidilla de actividades recreativas distribuidas a lo largo del año.

Más allá de lo que fueron los aportes realizados en las tertulias organizadas por Fernanda Castro y Verónica Britos, que rescataron la historia cercana, la de 50, 60, 70 años atrás, a través de los testimonios orales de memoriosos vecinos, no hubo el más mínimo abordaje histórico sobre cómo fueron los inicios de la localidad.

Nadie ahondó en ese aspecto, no se promovió la realización de ningún trabajo realizado por profesionales historiadores que nos permita afianzar en identidad, todo se circunscribió a actividades festivas, eventos públicos y fiestas, pero no se aprovechó la oportunidad para investigar más en una historia que está hecha a puro retazos de memoria y sin casi ningún rigor histórico, más allá de los trabajos realizados con mucho esfuerzo –y dedicación de su tiempo libre-, por el historiador Arturo Bentancur y un grupo de colaboradoras y colaboradores a lo largo de los años.

Es cierto que los medios podríamos haber hecho un aporte mejor (si lo hubiera hecho, me hubiera ahorrado alguna decepción personal), pero también es cierto que corresponde a las autoridades desarrollar y financiar investigaciones al respecto.

Lamentablemente llegamos al final del año marcado como el del aniversario sin saber más de los orígenes de la localidad; Libertad sigue teniendo una historia formada en base a la oralidad y sin rigor científico. Quizás sea bueno que para cuando se cumplan 151, 152, 153 o vaya saber cuántos años, haya quienes muestren interés por saber de verdad cómo fueron los orígenes del lugar que nos habita y tendremos más cosas de las que enorgullecernos.

Dicho con todo respeto hacia los organizadores de estos festejos, quizás con un par de eventos masivos menos, podríamos haber conocido más de cómo y por qué aquellos franceses se instalaron acá y de cómo se fue amalgamando aquella inmigración con los pobladores de las cercanías, pero lamentablemente todo quedó en lo efímero de la fiesta.

Pidiendo disculpas a los no libertenses por esta temática demasiado localista, así culmina esta edición elucubradora de diciembre, sudando la gota gorda, esperando que en siete días nos volvamos a encontrar en este mismo lugar, para ir despidiendo el particularísimo año 22.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 24/01/2023: "Conduciendo por los verdes prados"

5 minutos de lectura
Tenga usted la amabilidad de recibirme otra vez en su rincón favorito. Soy de los que cree que hay textos que se…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 17/01/2023: "Los récords de los más grandes del mundo"

5 minutos de lectura
Qué difícil es retomar este diálogo. Apenas pasaron 15 días de nuestra última charla, pero en ellos se fue un año y…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/12/2022: "Por más homenajes en vida"

5 minutos de lectura
Sea bienvenida/o a esta instancia elucubradora pre-navideña. Le confieso que no soy el más indicado para hablarle de eso que llaman espíritu…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!