NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 06/07/2021: Monumentos for export

5 minutos de lectura

Regresar a la escritura luego de una mínima ausencia es gratificante, más si es al espacio elucubrador al que uno vuelve. Pasaron cosas relevantes y otras no tanto en los días en que el escriba no estuvo “enchufado” informativamente. Es probable que como en cada instancia elucubradora, me ocupe de lo insignificante para calibrar lo importante. Ese fue el objetivo con el que nació este espacio y no tiene ningún interés de cambiar, así que si les parece, comencemos a darle forma a esta semana.

Temo que le desilusionaré si espera que le hable de Moreira y su publicitado regreso al regazo nacionalista, más se desilusionará si desea que me detenga en consideraciones sobre el aumento de los combustibles o sobre si se alcanzan o no las firmas necesarias para habilitar el referéndum anti LUC, pero la verdad es que de nada de eso tengo ganas de hablarle, porque es como andar repitiendo como un loro lo que se escucha por ahí y usted bien sabe que este escriba de pueblo se aburre fácil de lo fácil.

Quería sí hacerle un comentario pueblerino o de pueblo chico, que de última es de donde salimos a conquistar los corazones lectores. Resulta que cuando estaba publicándose nuestra anterior edición (la del 22 de junio), el conventillo virtual libertense andaba alborotado por una pintada en el monumento a Artigas ubicado en la plaza de los 33 orientales; indignados escribientes de todos los pelos y los colores condenaban el vandalismo y elucubraban -nunca mejor utilizado el término-, sobre la identidad de las y los vándalos que habían cometido tal atropello al monumento al prócer de la patria (patria con minúscula, porque para el escriba esa palabra tiene visos autoritarios y es por ello que prefiero la nación antes que ser un patriotero).

Quien esto escribe, que no masca vidrio ni se come ningún moco ajeno, prefirió quedarse a un lado de tamaña preocupación social, sin entender muy bien si era real el escándalo o si me encontraba inmerso en una especie de novela de mágico realismo. Así es que me surgían algunas preguntas: ¿En serio están preocupados por un “graffiti” en el monumento a Artigas? ¿Esas son las preocupaciones en Libertad? ¿Era necesario hacer tanto circo con la pintada de un monumento? ¿Alguien se puso a pensar cuántos monumentos del mundo son a diario, “intervenidos” por vándalos o adolescentes aburridos y la vida sigue? ¿Es necesario gastar energía social en esto? ¿No habrá un montón de cosas más jodidas a la vuelta para ocuparse?
Como verá, a mí no me gusta dejar sentencias laudatorias en ninguna temática, por eso es que siempre trato de dejarle más preguntas que respuestas, porque el que tiene todas las respuestas es incapaz de preguntarse nada y termina por no aprender, pero como uno está para aprehender con cada paso que da, es que me esfuerzo más en dejar preguntas abiertas para que algún día puedan ser respondidas. ¿Cuándo, como comunidad, encararemos los verdaderos desafíos que tenemos y nos dejaremos de perdernos en tamañas nimiedades? Agregue esta última pregunta a la cola.

Este viaje que comenzó en la comarca chica se traslada hacia los vaivenes de la economía mundial en lo que demora su autor dar un “enter” para pasar al siguiente párrafo. Así de dúctil vengo tras el no descanso del final de junio y le dejo a Artigas en su monumento y me meto con el impuesto a las multinacionales que fue aprobado la pasada semana por 130 países, que integran los organismos de comercio internacional.
Soy un verdadero neófito cuando se trata de abordar las leyes de la economía, lo tendrá claro usted si ha leído anteriores narraciones, pero de igual forma alguna cosa observo y saco mis poco científicas conclusiones de cómo se mueve el mundo. Los propios países centrales -de donde nacen buena parte de las multinacionales-, son los que han promovido la implementación de un impuesto a las grandes empresas, que siempre buscan instalarse en aquellos países que menos impuestos les cobren.

Intuyo que esto se basa en que ellos mismos han sido desbordados por el fenómeno transnacionalizador y las grandes corporaciones chinas se están apoderando de la producción de los países centrales (mejor dicho, de los que eran centrales, porque ahora, el centro de todo cada día más es China y las economías de los países cercanos), por lo cual les quieren sacar algo de lo que ahora se le llevan. El invento supera al inventor.

Más allá de lo anecdótico de esta cuestión, me pregunto qué es lo que vamos a hacer nosotros, que como única alternativa de crecimiento hemos apostado a la inversión extranjera desde hace décadas. Con cada nuevo gobierno eso se ha ido modificando, mejorando, perfeccionando -me refiero a las sucesivas reformas a la ley de inversiones-, para que los extranjeros lleguen y se instalen pagando lo menos posible, por un puñado de puestos laborales en cada pueblo (en ese perfeccionamiento que le digo, a partir de los gobiernos frenteamplistas, por lo menos los trabajadores pudieron pelear sus salarios, pero antes ni eso ocurría).

Esto ha ocurrido con todos los partidos, nadie se cuestiona si está bien o no, jugarse todas las fichas a la inversión externa. Para todos los partidos con representación parlamentaria parece ser la única esperanza de progreso (a no ser algún cabildante que se pone díscolo en los discursos, pero que después termina votando lo que dice la coalición).
Uruguay fue uno de los países que apoyó la implementación de este impuesto, que se haría efectivo en 2023 (ni pregunte cómo se pondrá en práctica); no lo apoyaron nueve pequeñas naciones que han sido, son o aspiran a ser paraísos fiscales, pero me gustaría saber con qué grado de convencimiento lo respaldó Uruguay. Por lo que leí, de los nueve que no apoyaron, alguno podría cambiar de idea ya que está recibiendo amenazas de sanciones.
Yo le diría que estoy casi convencido que Uruguay votó a favor del impuesto obligado -no convencido-, por alguna circunstancia que no conoceré jamás, ya que internamente seguimos en el camino inverso del que va el mundo. Mientras todos los países se protegen -por los efectos de la pandemia sí, pero también por un cambio estructural en la economía global-, nosotros seguimos abiertos esperando que nos vengan a descubrir, entregando todo nuestro potencial para que lo desarrollen otros.

Pero bueno, la dejo por ahí, porque me encanta dejarle los temas abiertos y que usted espere de mi parte un remate concluyente, pero que no lo encuentre, sólo le diré para cerrar, que no hay que ocuparse tanto de los monumentos, las imágenes y los símbolos (son el decorado de la vida, no significan nada), más bien hay que centrarse en cómo defendemos nuestra riqueza, que no es nuestra, es de todos los que vienen detrás nuestro y no tenemos derecho a despilfarrarla.
Bueno, para un regreso no estuvo mal. Al menos es lo que uno percibe. Da gusto terminar satisfecho con el trabajo que uno hizo o hace, así que le vamos poniendo punto final a esta instancia elucubradora. Julio viene recargado, será que el frío templa el espíritu del escriba de pueblo. Veamos qué pasa en siete días.

Por Javier Perdomo

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 20/07/2021: "Defectos, errores y horrores"

5 minutos de lectura
Ni se le ocurra salirme con que me vaya a vivir a Cuba si por ahí digo algo en defensa de la…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 13/07/2021: "Al final, habrá nomás"

5 minutos de lectura
Cuán agradecidos estamos todos los mortales que moramos por estos lares con los cálidos días que nos regaló el comienzo del séptimo…
ElucubracionesOpinión

Elucubraciones semanales, edición 22/06/2021: «Mi amigo el Ministro y otros pareceres»

5 minutos de lectura
Entre auditorías que no son tales y auditores que son correligionarios, se nos va colando la historia de un Ministro que pide…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!