NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 03/05/2022: «Encuestas, sindicatos y derechos»

5 minutos de lectura

Pase, pase, que mayo ya nos convoca. El tirano almanaque dice que ya llegamos al quinto mes de un agitado año 22 y uno que apenas si se está despertando de la siesta veraniega, anda perdido, boleado, sin saber mucho qué camino tomar. Por suerte existen las elucubraciones, donde los garabateos intelectuales de este insignificante escriba de pueblo, se pueden plasmar casi sin mayor pudor. Será cuestión de ver qué cuestiones nos ocuparán en esta oportunidad. Si le parece, empezamos.

El pasado domingo, luego de dos años de ausencia por culpa de la pandemia, volvieron los actos de masas para celebrar el 1º de mayo, día internacional de los trabajadores, con todas las connotaciones que tienen estas instancias en las que los obreros sindicalizados del mundo recuerdan a los mártires de Chicago, celebran las conquistas del pasado y plantean las reivindicaciones de su presente.

Días antes de la conmemoración, se conoció una encuesta sobre qué instituciones son las más y las menos respetadas por los uruguayos (como parte de una medición internacional llamada Latinobarómetro). Dicen los encuestólogos que los partidos políticos, la iglesia y los sindicatos son las instituciones con las cuales tenemos “menos onda” los orientales.

De los partidos políticos y de la iglesia podría ocuparme en otra ocasión, pero aprovechando la fecha, quería hacer referencia a la aparición de los sindicatos en esa medición. Es decir, no es extraño que los gremios estén en el “top tres” de las instituciones menos queridas, siempre han tenido “mala prensa”, en Uruguay y en el mundo, pero si uno mira los niveles de afiliación sindical en el país, se debería dudar de lo que dicen esas mediciones, que pareciera dirigida a generar algún tipo de efecto.

En el Uruguay prepandémico había cerca de 400 mil afiliados a la central sindical y a sus sindicatos de rama (no sé si hay datos actuales, pero si la situación varió, no fue demasiado). El Pit-Cnt, estaba en niveles récords de aportantes durante los gobiernos frenteamplistas y a mí me cuesta entender que la gente se afilie a algo que no cree. Es que 400 mil personas es mucha gente en un país de baja densidad poblacional como el nuestro, por eso no me cierran los números. No me cierra que toda esta gente no esté reflejada en esa famosa encuesta que abarca a toda América.

Supongamos que como la encuesta se hizo en ciertos círculos, los datos tengan su veracidad. Cabe preguntarnos cuál es el origen de tanto odio o desprestigio. Es que son los sindicatos objetivos principales de la gran prensa, de los parlamentarios que representan a los grupos empresariales (que los hay y además son dueños de medios), y de los comentaristas de turno, que muchas veces intentan caricaturizar la actividad sindical.

A toda hora se escuchan las voces que acusan a los sindicatos y a los sindicalistas de no dejar trabajar, de ser los responsables del cierre de fuentes laborales, de hacer fracasar tales o cuales negociaciones, de “poner palos en la rueda” por tal y cual cosa y de todo lo que usted se pueda imaginar. Por eso no es de extrañar que a cierto sector de la población -quizás los que fueron más consultados para la mencionada encuesta-, le disgusten los sindicatos.

Nadie puede negar que ha habido dirigentes sindicales -los habrá en el futuro-, que pueden haberse beneficiado económicamente de su actividad (aunque en Uruguay los casos deben ser contados con los dedos, en otros países es más normal), también le reconozco que pueden darse actitudes mezquinas y claro que pueden darse los errores en las tácticas y las estrategias desarrolladas durante un conflicto, pero cuando se trata de sindicatos se tiende a generalizar las particularidades. Si un sindicalista comete un error se engloba a todo el mundo en la misma bolsa y se recurre a la manida frase de “son todos iguales” para denigrar la actividad sindical.

Pero le insisto en esto, no hay determinismo, las instituciones, las organizaciones, las hacen las personas y son imperfectas como los seres humanos lo somos, pero eso no quiere decir que no sean perfectibles. Pero además, le invito a preguntarse por qué es que tienen tanta mala prensa los sindicatos, por qué incomoda tanto su misma existencia. Seguramente el tema sea que molestan a los poderes de turno y la verdad le digo, aquello que incomoda a los poderes de turno, siempre tiene el respeto de este escriba de pueblo.

Por todo esto es que le declaro que no me siento reflejado en la publicitada encuesta y dudo de las conclusiones a las que llegan los especialistas en interpretarlas, que cuando se trata de los sindicatos, tienen una mirada sesgada.

Hablando del día de los trabajadores 2022 y las reuniones que los uruguayos realizaron para conmemorarlo, se vieron esta vez atravesadas por una de esas noticias gubernamentales que le cambian el humor a cualquiera. Me refiero al nuevo aumento de los combustibles. Usted me va a disculpar que le diga esto, pero sigo sin entender cómo hubo gente que votó para mantener este sistema de incrementos que nos perjudica a todos, a cada uno de nosotros.

Seguir determinando la política nacional del precio de los combustibles a partir del llamado PPI (Precio de Paridad de Importación), es insostenible en el mediano plazo, ya está generando un stress social enorme cada fin de mes y de seguir la actual tendencia alcista, el mal humor y la molestia de la gente seguirá aumentando.

Esto se llama vivir a los saltos, no hay seguridad ni estabilidad mínima para emprender nada. Nadie puede saber cuáles serán sus costos, porque al principio de cada mes todo puede irse a las nubes, porque el remarque de precios no se da sólo en el valor de los combustibles, también se da en los precios del almacén (súper si quiere), en la tienda y hasta en el kiosquito de la esquina, mientras que como usted ya sabe, los sueldos y los ingresos, en algunos casos aumentarán a cuenta un poquito en agosto y nada más.

Yo le insisto, debe haber otros métodos, otras fórmulas para evaluar los precios del combustible de manera de no afectar tan seguido los bolsillos de la población. Entiendo los de los precios internacionales, entiendo lo de la guerra y también lo de los precios de los comoditties, pero de fluctuaciones y crisis como las actuales escucho hablar desde que tengo memoria y los combustibles nunca subían todos los meses, por lo que otras alternativas debe haber.

Para finalizar le comento que mirando el almanaque recordé que también en mayo vuelve la Marcha del Silencio, en Montevideo, y en todo el país. El 20 del quinto mes del año de 1976, asesinaban a cuatro uruguayos exiliados en Buenos Aires. Nada más ni nada menos que el senador Zelmar Michellini, el diputado Héctor Gutiérrez Ruiz y los militantes del MLN William Whitelaw y Rosario Barredo.

Esa jornada se ha transformado en referencia histórica para quienes luchan por la justicia y defienden los derechos humanos en Uruguay. Pensar diferente al gobierno de turno -sea cual sea ese gobierno-, no es un crimen y por ello jamás pueden ser perseguidos los ciudadanos, mucho menos asesinados, como le ocurrió a éstos y a algunos cientos de uruguayos durante la última dictadura.

Hoy, quienes fueron los instrumentos del terror estatal y cumplen cómodas penas en  cárceles exclusivas, piden se respeten sus derechos. Demasiado respetados están, le digo y me retiro porque me estoy por caer de la página. Hasta la próxima.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 17/05/2022: "Preocupaciones al ingreso del invierno"

5 minutos de lectura
Con el transcurso del quinto mes del año se va delineando lo que será el invierno de este 2022. Los precios por…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 10/05/2022: "Hablemos del agua"

5 minutos de lectura
Acá entre nosotros, le comento, cómo cuesta en invierno meterse bajo la lluvia. Sin dejar de hacerlo, le reconozco que me demoro…
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 26/04/2022: "Te la dejan servida"

5 minutos de lectura
Cuestionando a quienes dicen que el año empieza con la llegada del último ciclista, comienza ahora una nueva edición elucubradora, el espacio…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!