NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Elucubraciones

Elucubraciones: el corso, la perra violada y los marineros de Kiyú

5 minutos de lectura

¡Qué lindo que viene el 2020! Está como para “alquilar” una silla en algún rincón del Parlamento y observar desde una posición privilegiada los cruces entre los nuevos legisladores oficialistas y los nuevos opositores, durante la discusión de la LUC (que como usted ya sabrá significa Ley de Urgente Consideración). Como le escuché decir a un conocido periodista televisivo, estará bueno para ser cronista parlamentario el período 20-25. Pero este servidor, es apenas un cronista de pueblo y por eso en ocasiones debo distraerme de lo importante para hablarle de las cuestiones de la comarca. Veamos qué sucede por San José. Bienvenida/o sea a la columna que todo lo abarca, que surge de la cabeza de un escriba pueblerino que cuando se suelta, pierde lectores.

No, no me llegaron quejas o reclamos por lo estampado hace siete días, aunque bien podrían llegarme, porque entre otras cosas confesé mi poco cariño a las expresiones carnavaleras, cuando para la mayoría de los que ven la vida por la TV, son casi causa nacional. Además, porque sin interesarme mucho vengo cuestionando hace siglos lo poco que invierte la Intendencia josefina en el carnaval de las localidades del interior del departamento de San José y en particular en Libertad, que poblacionalmente es la tercera localidad josefina, pero que por su condición de capital de una potente zona económica, debería tener otro tratamiento en muchos aspectos y en este particular, también.

Disculpe que me ponga tan localista, usted que no es de Libertad quizás empiece a bostezar de ahora en más y se quiera ir, pero no, es sólo una mención al pasar, ya encontraré la forma de llevarle hacia otro terreno más atractivo para usted, espéreme.

En serio le digo -pienso en a quienes le gustan estas expresiones artísticas-, un desfile con cuatro o cinco grupos y una jornada de “tablado”, con la participación de grupos absolutamente desconocidos, es demasiado poco para una ciudad como Libertad. Claro, la comisión organizadora hace lo que puede y hacia ellos no es el cuestionamiento, pero la centralización de las potestades presupuestales y organizacionales en una comisión departamental (cuya integración no está basada en la idoneidad), priva de una mejor programación al interior josefino.

En Ciudad del Plata, por ejemplo, gracias a Ronda Momo -evento privado-, pueden disfrutar los vecinos de una serie de espectáculos de nivel, pero a Libertad nada llega (este año actuará Sociedad Anónima), y si bien es cierto que mucha gente se traslada a Montevideo para ver espectáculos carnavaleros, hay un importante núcleo de libertenses que no lo puede hacer y para ellos debería trabajar la comisión organizadora. ¿Será tan difícil organizar un evento con presencia de grupos del carnaval montevideano? Ya que se financia tanta cosa superflua, ¿no se podría dar la oportunidad a los vecinos de Libertad de disfrutar un show de primer nivel con fondos públicos? Dos, tres grupos, ¿es tan difícil financiar?

Bueno. Nada más, se lo dejo planteado una vez más, como cada año lo hago, es un ejercicio urgente y necesario. Por suerte, nadie atiende el reclamo, pero tenga por seguro que el día que lo hagan, no contarán con mi presencia. No sea que se les haga costumbre complacerme en todo.

Sí, pasemos ya a otra cosa. Mire, esto de las redes sociales y de la inmediatez informativa ya es una cosa que a mí, se lo debo reconocer, me tiene medio asqueado. Primero me había sorprendido el asunto del lío en Kiyú con los marineros alcoholizados. Líos de esos vi decenas cuando “era joven” (con algún Policía desbocado también), y el cuerpo respondía para andar hasta las 5 o las 6 de la mañana de “bardo” (nunca fui protagonista ni promotor de ellos, se lo juro). Claro, no había pelotudos con celulares de última, última generación con cuentas en Instagram, Facebook, Twitter y todas las redes sociales que se le ocurra, más preocupados en transmitir “on-line” que en disfrutar de la vida. Todo quedaba entre los protagonistas de la noche y si acaso había ocurrido un lío de proporciones, al levantarse, uno recibía las repercusiones mañaneras, pero todo quedaba ahí.

Así como no había redes sociales, tampoco había medios urgidos de la ultimísima novedad para ganarle a la competencia. La información era otra cosa, no era chusmerío, pero ahora esa necesidad de tener la última, hace que cualquier estupidez -disculpe, ya sé que estoy medio subido de tono en esta ocasión-, sea transformada en hecho noticioso.

El caso que desbordó mi capacidad de asombro fue el de la perra violada en Puntas de Valdez ¿Era necesaria la exposición que tuvo el hecho? Claro, es algo aberrante, propio de alguien que tiene graves problemas, pero, ¿qué ganamos exponiéndolo como hecho noticioso? ¿No será mejor contextualizarlo y analizar ese tipo de psicopatías, en lugar de exponer a alguien al linchamiento público por su enfermedad? ¿Hasta dónde vamos por ser primeros en algo?

En verdad yo sé que no soy quien para darle “clases” de periodismo y de ética periodística a nadie -y es probable que a usted sólo le interesa que se le informe-,  pero no me parece un hecho menor hablar y preguntarme sobre qué tipo de periodismo y qué tipo de periodistas queremos que nos informen. En eso va parte de nuestra futura calidad democrática, porque lo que noto es que cada vez más, la gente actúa de forma espontánea ante cada estímulo, se indigna rápido y se olvida con la misma rapidez. Una mentira difundida a último momento, puede cambiar una elección, porque no hay capacidad crítica ni buenos mediadores (es decir, buenos periodistas).

Mire, yo no pensaba ni siquiera mencionar el hecho del perro violado, pero un interesante comentario de la integrante de Bicheros Ana Valverde el viernes en su perfil “facebuquero”, me motivó a llamarla y el producto de esa charla está reflejada en esta edición. En la nota, es ella la que hace reflexiones sobre el poder de las redes sociales y de la instantaneidad noticiosa. Se asusta de las repercusiones alcanzadas y la violencia expresada por muchos “opinadores” de redes, que querían matar al sujeto de marras. Allí hay contexto, hay preocupación, no hay hecho aislado como quien vomita sobre la página o en el micrófono.

Ya sé que es una pedantería de mi parte ponerme como ejemplo, pero no tengo más que hacerlo, porque este escriba cree fervientemente que se va por el buen camino respecto a lo que es informar. Quizás no tenemos millones de seguidores en las redes, pero tenemos fieles lectores, que cuando se informan saben en qué contexto se dan las cosas.

Es tiempo de comenzar la retirada, sin letras ni métrica murguera, más bien improvisadamente, ha ido surgiendo este montón de decires. Algunos son referidos a hechos publicados en estas páginas y otros son meras elucubraciones de una mente activa pero poco prolífica. Incapaz de abarcar mis propios pensares en un único trabajo, semana a semana esbozo pinceladas de una forma de ver el mundo, tan solo una más, pero la mía y al final es lo que a uno le importa.

Hasta acá vamos, habrá muchas otras cosas en las que pensar. Como esa es una actividad muy compleja, acá elucubraremos sobre lo que vino y lo que pasó. Hasta pronto.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
ElucubracionesSuscripción digital

Elucubraciones semanales, edición 06/10: electores, impunidades, celebraciones

5 minutos de lectura
Bueno, bueno, ahora que las cartas están sobre la mesa, puede uno sí explayarse sobre los resultados electorales, que es lo que…... Este contenido es solo para miembros de Suscripción digital Detrás de cada noticia está el trabajo de todo un equipo de periodistas que velan por traerte una cobertura rigurosa y amplia. Esto no sería posible sin el apoyo de nuestros lectores, que hacen que el PERIÓDICO LA SEMANA sea una realidad. La experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos por $ 250 por mes! Suscribirse
ElucubracionesSuscripción digital

Elucubraciones semanales, edición 29/09: Ética, ediles y periodistas

5 minutos de lectura
No, no espere mayores comentarios sobre resultados electorales en esta edición elucubradora. Usted sabe que me gusta tomarme mi tiempo antes de…... Este contenido es solo para miembros de Suscripción digital Detrás de cada noticia está el trabajo de todo un equipo de periodistas que velan por traerte una cobertura rigurosa y amplia. Esto no sería posible sin el apoyo de nuestros lectores, que hacen que el PERIÓDICO LA SEMANA sea una realidad. La experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos por $ 250 por mes! Suscribirse
Elucubraciones

Elucubraciones semanales, edición 08/09: candidatos, empresarios y buenos vecinos

5 minutos de lectura
Se lo juro que no, no coordinamos con la alcaldesa Laura Colombo para que yo cuestionara la cartelería electoral y ella saliera…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido