Cultura

Vuelve El Gran Gustaf a Casa de la Cultura: el humor como antídoto

5 Mins read

El reconocido actor y humorista Gustavo Perini Paredes más conocido como “El Gran Gustaf” se presentará sábado y domingo próximos en la Casa de la Cultura de Libertad, tras el parate impuesto por la pandemia de coronavirus, presentando por primera vez ante el público su monólogo número 12, titulado “La dimensión de la  felicidad”.

Como ocurriera en varias oportunidades hasta 2019 el actor pre-estrenará su nuevo espectáculo en la que calificó como “una sala muy cálida, con grandes amigos” para agregar de inmediato que “ya no sabemos bien si es una cábala o un ritual, quizás una costumbre, lo que sí es seguro es que nos sentimos muy bien allí”.

Gustaf no recuerda con exactitud “cuántos pre-estrenos hemos hecho en la Casa de la Cultura de Libertad pero hace como 10 años ya de la primera vez” en que lo hizo y respecto a la limitada capacidad de la Sala María Búa dijo que “es una sala preciosa que nos gusta mucho pero además si le decimos a la gente que ‘el humor salvará al mundo’ tenemos que convencerle de que podemos hacerlo tanto en los teatros más grandes del país como en los más pequeños”.

TRAYECTORIA | Con una trayectoria de 30 años en teatro, radio, televisión y cine Gustaf ha logrado una permanencia admirable y pudo llenar un Antel Arena, por tres veces actuó en el Teatro de Verano Ramón Collazo y en una ocasión en el Estadio Centenario, además de su récord de 21 presentaciones en el Cine Teatro Movie en el año 2013 con su espectáculo “Todoesposible”.

En la actualidad, “El Gran Gustaf” conduce martes y jueves Ahora Caigo en la pantalla de Canal 4. Respecto a esa tremenda vigencia tras 30 años de trabajo artístico el actor dijo que “soy un agradecido a la gente, ahora voy a hacer el 26 la presentación de este mismo espectáculo en el Movie y se agotó un mes antes, ya está vendiéndose muy bien otra función para el 16 de junio, por eso yo le agradezco mucho a la gente” y explicó que “tengo 47 años y comencé a los 17 años y no me he descansado, estoy escribiendo un monólogo año por medio, yo ya estoy escribiendo otras cosas que voy a estrenar en 2025 y en el equipo me dicen que siga aprovechando el éxito del espectáculo anterior pero yo necesito escribir otra cosa y mostrar algo nuevo”.

El artista agregó que él “está vivo artísticamente y el artista es su obra, cada espectáculo tiene una dramaturgia del espacio que retumba en el texto y se descubre en el escenario en la función en vivo” y explicó que “todo eso se absorbe y se suma al espectáculo siguiente porque lo sigo escribiendo. No es como el tipo que pinta un cuadro y lo deja en exposición y no puede ir de noche porque se olvidó de dar una pincelada importante; el teatro es arte vivo, hay espectáculos que los he hecho durante años y los he ido perfeccionando en el intento de mejorarlos continuamente”.

LA TV | Sobre su participación en el programa “Ahora Caigo”, Gustaf dijo que “para mí es un gran teatro circular, porque tengo un escenario circular y voy actuando en mi rol tomando como pretexto el formato, sigo planificando más grabaciones del programa por suerte. Ya grabamos este año y en junio volveremos a grabar, estoy agradecido a Canal 4 porque me permite actuar en medio de un gran montaje en un estudio enorme”.

A propósito expresó que “lo más interesante y por eso acepté el proyecto es que ese trabajo debe hacerlo un actor por lo particular del formato y en verdad me siento a mis anchas, muy cómodo”.

Sobre el rol del actor que hace humor dijo que “mi deber es convencer a esos seres humanos que están en la platea y que pueden venir con un cúmulo de problemas o de emociones y yo digo que mis espectáculos no apuntan a la mente sino al alma tratando de hacer sentir a alguien que puede venir en modo neutro o con la perilla negativa activada y llevarlo a un polo positivo a través de la emoción de la alegría”.

“El teatro debe ser conmovedor”, dice Gustaf y explicó que el concepto implica “mover con, es generar en el otro un estado de ánimo diferente, o más positivo y si decimos que el humor salvará el mundo al menos que por curiosidad la gente se meta a la sala, allí luego me encargaré yo”.

TRAMA | En cuanto a este nuevo espectáculo Gustaf dijo que “La dimensión de la felicidad es el primer monólogo donde yo no soy el protagonista. Siempre he escrito los monólogos desde mi acción de actor y por lo general soy el protagonista, en este caso el protagonista es un niño salvaje que era vecino mío en aquel barrio de Paso Molino de principio de los años 80”.

Prosiguió diciendo que “con el tiempo me he preguntado cuál era el razonamiento de aquel niño para estar siempre en modo felicidad y juego con la palabra dimensión que a veces significa tomar un metro y medir algo y ahí me planteo si se puede medir la felicidad o si debemos tomar la dimensión como un andarivel o un carril al cual uno quiere llegar”.

Sobre el personaje de las historias dijo que “aquel niño hacía siempre todo aquello que yo no me animaba a hacer ya sea por cobardía o por pudor y siempre tenía un razonamiento o un carril diferente y era casi siempre buscando lo que estaba prohibido, lo impensado o lo inimaginable, así buscaba la felicidad”.

Las vivencias de aquel niño se desarrollan en un viejo y desaparecido Cine Copacabana que estaba por aquellos años sobre la avenida Agraciada en el Paso Molino.

Según el actor “allí aquellos niños generaban un mundo de fantasía, aun acercándose a películas que en aquella época podían ser prohibidas y el niño se asomaba así a la picardía; es básicamente eso, las acciones de unos niños de barrio dentro de un cine que es como una linterna mágica que hasta el día de hoy sigue siendo mi pasión”.

El artista explicó que “con el paso del tiempo me di cuenta que capaz que en aquellos años uno era feliz metiéndose en una matinée de tres películas y no nos dábamos cuenta, ese es el nudo central del monólogo, cuándo nos damos cuenta que somos felices, o si es posible medir eso y con qué frecuencia se está en esa sintonía y ese niño estaba siempre en esa sintonía y yo que fui testigo no lo podía creer y con el paso del tiempo me sigue asombrando lo que hacía”.

Gustaf expresó que aquel niño “lograba la felicidad nada más que utilizando una imaginación ilimitada y yo creo que todos somos en ese sentido infinitos y siempre nos estamos limitando en eso de ir viviendo y yo creo que el artista debe ser lo que vivió pasado por el tamiz de las películas que vio, los libros que leyó o las obras de arte que pudo ver, las historias, los viajes que ha hecho, eso es el barniz que lleva el artista”.

La invitación es para el próximo sábado a las 21 horas y el domingo a las 20, las entradas tienen un costo de 400 pesos para socios de Casa de la Cultura y 450 para los no socios. El espectáculo tiene una duración de 1 hora y cuarto; las reservas se pueden realizar a través del 098 362 435.

Foto ilustrativa tomada de la web.

Por Jorge Gambetta.

Related posts
Cultura

La clarividencia y la criminología en obra que se presenta en el Macció el sábado 18

5 Mins read
De la nutrida cartelera del Teatro Macció tomamos una obra que se presentará el próximo sábado 18 a las 20 horas y…
Ciudad del PlataCultura

Próximas actividades en la Cueva de América Unida de Ciudad del Plata

2 Mins read
Cuando se vienen los primeros fríos y se piensa en salir y buscar buenas propuestas, la memoria emotiva corre hasta la calle…
Ciudad del PlataCultura

Se difundieron los seleccionados de los Fondos Concursables de la Cultura platense

1 Mins read
Un total de 34 propuestas se presentaron a los Fondos Concursables de la Cultura para Ciudad del Plata, entre las cuales el…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!