Cultura

La prosa sensorial de Olga Merino

6 minutos de lectura

Las novelas, los cuentos o poemas, son capaces de guiar y llevar a los lectores a percibir diferentes emociones, sensaciones y poco a poco, acercarse a lugares y tiempos muchas veces lejanos y olvidados. Un libro siempre representa un encuentro, un refugio donde poder conectar con otras experiencias y con uno mismo.

Por ello, los escritores siempre invitan a dejarse llevar por historias, personajes y enseñanzas, un laberinto del que nadie saldrá igual que al ingresar. La pasión por una lectura que inspire, será siempre, una apuesta a la aventura hacia lo desconocido. En este caso, se hace referencia a un libro que fue galardonado en el presente mes y que invita a su descubrimiento.

DESTACADA | La escritora española Olga Merino ha desarrollado un trabajo literario que la llevó a ser elegida con su libro La forastera, como la mejor obra de 2022. El Premio Real Academia Española, proclamó a su ganador a la creación literaria, tras la reunión celebrada el pasado jueves 13 de octubre.

El trabajo de Olga Merino vio la luz en 2020, poco antes de la pandemia. La candidatura de “La forastera” fue propuesta por los académicos Mario Vargas Llosa, José María Merino y Carmen Riera. De las 11 candidaturas, cada una fue avalada por un mínimo de tres académicos de la RAE o de cualquiera de sus academias correspondientes, así como por  ganadores de convocatorias anteriores. Cuatro proceden de España y seis de corporaciones americanas, de Chile, Perú, México y Ecuador.

Merino (Barcelona, 1965), es licenciada en Ciencias de la Información y máster en Historia y Literatura Latinoamericanas en el Reino Unido. Trabajó en los años 90 del siglo pasado en Moscú como corresponsal para El Periódico. De aquella experiencia surgió su primera novela, Cenizas rojas (1999), que tuvo un gran éxito entre la crítica. Publicó además, el cuento “Las normas son las normas”, con el que obtuvo en 2006 el Premio Vargas Llosa NH de relatos. “Espuelas de papel” (2004), “Perros que ladran en el sótano” (2012), “La forastera” (2020) y “Cinco inviernos” (2022). En esta última obra, la escritora relata los años que vivió en la extinta Unión Soviética.

Fue allá por diciembre de 1992, poco después del derrumbe de la Unión Soviética, que Olga Merino preparaba las maletas para instalarse en Moscú como corresponsal. En la capital rusa Merino vivió cinco inviernos, en la vorágine de un cambio de época que marcó también un antes y un después en su vida personal. En realidad, desde allí escribió su diario íntimo, recopilando vivencias de una joven que, inmersa en la cultura rusa, persigue el sueño de ser escritora, el prestigio profesional como periodista y el amor. Todo ello, visto desde su mirada actual, la lleva a exponer una riquísima ambigüedad entre el sentir del presente y las anotaciones de aquella chica idealista.

Hoy es columnista de El Periódico y profesora en la Escola d’ Escriptura de l’ Ateneu Barcelonès. Con La forastera (Alfaguara, 2020), Merino ha sido ganadora de varios otros premios y fue situada entre los mejores libros de 2020 según El País, El Periódico y Forbes.

De acuerdo a sus declaraciones, “Cenizas rojas”, su primer Libro, producto de su vida en Rusia, cuenta la historia de niños que fueron evacuados desde el norte de España, sobre todo desde el país vasco, Asturias y Cantabria hacia la Unión Soviética durante la guerra civil, entre los años 37 y 38, cuando más arreciaban los bombardeos fascistas.

Cuenta además Merino que sus tres primeros libros, mantienen un hilo conductor, que tiene que ver con el desarraigo, tema que siempre le interesó mucho y a tres momentos de la historia de España muy especiales. Según la escritora, se ha interesado siempre por resaltar y enfocarse en el perdedor, en el vulnerable de diferentes situaciones. “Siempre me gustó contar e investigar algunos casos de personajes que no fueron tan nombrados, gente común y sus vivencias, así como la problemática de la inmigración”, dice.

“Como periodista y literato, me interesa lo pequeño, los barrios, lo periférico, aquellos barcitos que nadie conoce. A pesar de que estamos en un mundo súper informados, los lectores estamos habidos de que nos cuenten historias de vida”, agrega.

OBRA | La novela premiada por la RAE -“La forastera”-, relata la vida de una mujer rodeada de circunstancias difíciles y en un contexto de la España vaciada, rural, olvidada, abandonada, donde no dejan de existir los secretos, los terratenientes y los abusos de poder. “La Forastera” es una novela que muestra una dura realidad que viven muchas personas, inmersas en conflictivos contextos y momentos históricos.

Ángela o Angie, es la protagonista principal de la novela. Esta mujer regresa a la casa de su madre, en El Hachuelo, dentro de la gran finca de Las Breñas, en una aldea perdida del sur de España, en Córdoba. Tras pasar parte de su infancia en Barcelona y su juventud en Londres, en los años ochenta, donde mantuvo una relación muy especial con un pintor inglés, que dejó en su vida una profunda huella. Han pasado los años, su madre ha muerto y ya llegó a la cincuentena. Vive con la única compañía de sus dos perros, Pluto y Capitana y apenas tiene contacto con la gente del pueblo. Su único amigo es Ibrahima, un temporero de Senegal que trabaja en de Las Breñas.

Merino intenta mostrar a través de su protagonista en la obra, los conflictos que tiene con el entorno, como con su historia familiar y la historia del pueblo. La novela invita a la reflexión sobre todo de la vida que cada uno lleva en su lugar y contextos de vida. También lleva a comprender la importancia de las raíces y cómo todos, de alguna forma y en ciertos momentos de la existencia, terminamos siendo solo unos forasteros presa de las circunstancias. A pesar de volver a su pueblo natal, los lugareños siempre la vieron como la forastera.

La historia comienza a partir de un suceso que la motivó a buscar respuestas. El suicidio de Don Julián, el dueño de Las Breñas, la llevó a revivir su infancia, mirar hacia el pasado, por lo que se ve obligada a desenterrar viejos secretos familiares ocultos durante muchos años. Su vida en la vieja casa familiar, la abruma y la incita a saber todo aquello que no conocía de la gente de ese lugar.

La novela transita por esos escenarios y toca temas como la migración, la España vaciada, el caciquismo, la pobreza en el medio rural y la destrucción de la naturaleza por la especulación. De todas formas y más allá de esos temas, la novela se centra en uno principal, el suicidio, un tema que obsesiona a la protagonista en su permanencia en el pueblo. En ese contexto, algunas de las interrogantes que la persiguen durante toda la novela, tiene que ver con las causas que llevan a tantas personas de ese pueblo, a suicidarse. Ese suceso instaló en la protagonista, las interrogantes sobre la muerte y el silencio que unía a todos los del pueblo. Ante esa característica, Angie se preguntaba sobre las causas de los suicidios continuos en el lugar, “¿Es el aislamiento? ¿Son los nogales, que secretan una sustancia venenosa? ¿O acaso la melancolía de los húngaros, que llegaron hace siglos con sus baúles y violines?”.

Las conversaciones con algunas personas del lugar, como el cura, le irán revelando secretos muy bien guardados durante décadas. La obra culmina con un final impactante y brillante.

Según la crítica se trata de una novela dura, realista, muy detallada en cuanto a sus personajes y con un léxico muy rico, además de bellas descripciones del paisaje rural.

Angie es una luchadora, es una superviviente que tan solo quiere vivir en paz, y que no pide mucho a la vida. Tiene una gran fuerza y personalidad. Es inteligente, observadora, y resulta ser un gran personaje.

 

LA FORASTERA

Frases del Libro

 

“Ellos no lo saben pero aquí estoy bien, con el huerto y los perros, las trochas y mis piernas. La cancela siempre está abierta. No les tengo miedo. Chismorrean… Creen que estoy loca porque frecuento el cementerio, hablo en voz alta frente a la tumba de mi madre, bebo, me río sola y apenas tengo trato con nadie. Tampoco me corto el pelo desde que murió mi vieja. Que estoy mal de la cabeza, dicen. Si acaso estoy loca de puro cuerda. Yo conozco mi sombra y mi verdad. Prefiero tenerlos a raya. Ellos no saben nada pero hablan, hablan, hablan. Cuchichean. Yo, en cambio, he visto cosas y me las callo. Me han puesto motes. Lo sé porque me lo cuenta Ibrahima, mi mejor amigo, el único; sólo él me llama Angie, como me puso el pintor inglés.

La muerte les fascina. Abordan el suicidio con una naturalidad pasmosa, como si nada, como quien se arranca a hablar de la lluvia que no llega, como si no hubiera parapeto entre la vida y la muerte.

También yo hice de la casa mi refugio, y así la quiero, con sus cicatrices, los caliches en el encalado, las goteras en la cámara y la luz pinchada de un poste del tendido. La casa está rota, como yo. No tengo lazos con casi nada y tampoco temo la soledad: mis muertos me acompañan. Aquí nadie pregunta demasiado. Este lugar se traga a los que vinimos huyendo. Mi libertad no la vendo.

 

Por Yudith Píriz.

 

Leer Otros Artículos
Cultura

Sábado de Libeer Fest en el Parque Carlos Clauzolles

3 minutos de lectura
Este sábado se realizará la segunda edición de LibeerFest, evento que propones una jornada de música, con Feria Artesanal, plaza de comidas…
Cultura

"Línea SientoSinCuenta Libertad", un recorrido de emociones

2 minutos de lectura
Con tres turnos llenos, salió el pasado fin de semana el ómnibus que recorre la historia de la hoy ciudad de Libertad…
Ciudad del PlataCultura

Los plásticos de Ciudad del Plata exponen en la biblioteca

2 minutos de lectura
De forma elogiosa y alentadora, el director de Cultura de la Intendencia Pablo Pucheu dio la bienvenida al vernissage de la exposición…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!