NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
CulturaVariedades

Graciela Bautista y la importancia del libro en el desarrollo de los niños

8 minutos de lectura

A lo largo de la historia, el libro ha acompañado a la humanidad, pasando por diferentes cambios y transformaciones pero quizá sea este el momento en el que más desafíos debe enfrentar. Las lecturas rápidas a través de mensajes y redes sociales, han acaparado a los más jóvenes, haciendo que muchas veces se conformen con ese tipo de lectura, dejando de lado la importancia de las vivencias, el vocabulario, la magia que un libro puede ofrecerles.

La designación del 23 de abril para la conmemoración del Día Mundial del Libro, tiene que ver con un merecido homenaje a aquellos que han dejado un gran legado cultural a la humanidad. En ese día, nacieron o murieron figuras célebres de la literatura mundial, como el 23 de abril de 1616 en el que fallecieron Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega, entre otros.

 

CELEBRACIÓN | En 1995 la Conferencia General de la UNESCO celebrada en París, decidió rendir un homenaje universal a los libros y autores en esta fecha, con el propósito de impulsar la lectura como un arte imprescindible para el desarrollo cultural, centrando al libro como un vehículo de valores y conocimientos y como depositario del patrimonio inmaterial de la humanidad; el libro como puerta de acceso a la diversidad de las culturas y como instrumento de diálogo.

Para la celebración, cada año es elegida una ciudad como representativa de la conmemoración. En este 2021, la ciudad elegida fue Tiflis (Georgia), que fue designada “Capital Mundial del Libro” en este año. El libro ha sido y es una herramienta fundamental  en todas las etapas de la vida. La magia del libro está presente en cada familia, institución educativa, recreativa y demás expresiones culturales.

Frente a los cambios operados en las últimas décadas, muchos especialistas coinciden en la urgencia de reivindicar el gusto por el libro, por la lectura en general, individual o compartida –sobre todo en los más pequeños-, ya que forma parte de un aprendizaje necesario y profundo que pocas veces podrán experimentar por otros medios.

ENFOQUES| La especialista en Literatura infantil María Graciela Bautista explica la importancia que tiene el libro en el desarrollo de los niños, incluso desde que son bebés.

Pedagoga colombiana residente en Chile, es Máster en Promoción de la Lectura de la Universidad de Alcalá, España. Realiza desde hace 30 años programas de formación de lectores, dirigidos a todos los grupos etarios, en Estados Unidos, Chile y otros países latinoamericanos.

Diseña el taller “Entre letras blancas”, dirigido a niños y jóvenes ciegos. En el año 1993 diseña y ejecuta los talleres sobre lectura en la primera infancia, dirigidos a madres embarazadas, llamados “Lectura desde el vientre y bebés desde los cero meses”. Actualmente realiza estudios de Neurociencias y desarrollo infantil. Es una de las fundadoras de la corporación Lectura Viva, en Chile.

También ha desarrollado programas de formación de mediadores, padres, profesores, educadoras, bibliotecarios, gestores culturales, editores, ilustradores, autores.

En entrevistas a ella realizadas, hace referencia a la importancia que tiene la lectura en los niños, explicando los  principales aspectos que entiende son la base para que los más pequeños, entren en el mundo de las letras.

“Investigadores de diferentes áreas cada vez más, coinciden en afirmar que los primeros años de vida son esenciales y muy particulares para el desarrollo del ser humano en todos sus aspectos: biológico, psicológico, cultural y social. Desde el período de gestación, los niños cuentan con capacidades físicas, cognitivas, emocionales y sociales, que se deben reconocer, promover, potenciar; pues ellas sirven de fundamento para el aprendizaje, la comunicación, la socialización y en general para el desarrollo de habilidades, capacidades y competencias”, dice Bautista.

La investigadora apuesta a esas capacidades que presentan los niños pequeños, para motivar a los adultos a intentar captar en esa etapa de la vida, todo ese potencial a través de sonidos, lo que luego despertará en el niño, memoria auditiva.

“El cerebro del bebé en gestación aprende a escuchar antes del nacimiento y puede crear memoria de los sonidos que escucha. Estos cambios estructurales, influirán de manera relevante en el desarrollo del lenguaje durante la primera infancia”, dice y agrega que “esos sonidos, percibidos desde el vientre materno al nacer, se verán familiarizados no sólo con la voz de la madres sino también con esos cantos que escuchó antes de nacer”.

Esta forma de percepción desde el vientre materno, será lo que motive al niño a querer seguir escuchándolos en sus primeros meses de vida.

“Diversos estudios confirman la importancia de lo que hacen, tan sabiamente, las madres embarazadas de todas las culturas, quienes intuitivamente se comunican con sus recién nacidos a través de los cantos de cuna, de los arrullos. Es la música del lenguaje convertida en cuentos, poesías y juegos rítmicos, la que en algunas oportunidades tranquiliza a los niños, les permite dormir, les conjura los miedos, les da seguridad y los invita a jugar. Estos valores sonoros del lenguaje, inciden en el temprano oído del feto. Como vemos, el acercamiento del niño al lenguaje se da desde sus primeros meses de gestación”, cuenta

De acuerdo a lo que explica María Graciela Bautista, es fundamental además, lo que escuchan los niños en su contexto familiar, lo que puede hacer la diferencia en el desarrollo de los pequeños. “Cuando quienes rodean al niño sólo le proporcionan el lenguaje de la vida cotidiana, principalmente utilitario, no le brindan las posibilidades para lograr el máximo de su potencial desarrollo”, menciona.

El acompañamiento motivador que se les da o no a los bebés, son la clave que determinará parte de su desarrollo en las próximas etapas de vida. Ese acompañamiento en el proceso evolutivo será lo que les permitirá crecer con seguridad y con un potencial creador que los acompañará hasta la etapa adulta.

Explica Bautista que el contacto temprano en los primeros meses de vida, con sonidos pero también con imágenes, influirá en su desarrollo posterior. “En el desarrollo de nuestra especie y de los individuos, así como en el del lenguaje, primero nombramos, nominamos y luego pasamos al relato, a la narración. El cuento, el mito, son universales y permiten al ser humano explicarse el mundo, su creación y su existencia. A través de las narraciones construimos una idea de quiénes somos, de dónde venimos y a qué futuro nos enfrentamos. En las narraciones depositamos nuestra confianza para ordenar selectivamente las cosas del mundo y de la vida, pues nos cuentan de situaciones propias del ser humano, de las que tomamos y seleccionamos lo que nos entrega un sentido propio, personal, de acuerdo con nuestras propias vivencias”.

 

LECTURAS |Los libros y los bebés, es uno de los principales temas que aborda la especialista, ante lo cual se pregunta cómo leen los que aún no leen. La respuesta viene de la mano del proceso que ella explica y que tiene que ver con esas memorias auditivas que permanecen desde antes de nacer. “Un recién nacido recibirá estímulos que irá seleccionando a medida que crece, entre lo que le gusta o no. Con la lectura sucede lo mismo que con las canciones de cuna u otras que la madre le canta. Son apropiaciones que el bebe irá adquiriendo y que lo irán llevando hacia su propia imaginación, en una mezcla de imágenes y sonidos que oirán, creando su propio mundo de sensaciones”, dijo.

Opina la Pedagoga que es importante atender la necesidad de los más pequeños de expresarse, porque es en esos momentos en los que se conecta con su parte emocional. “La literatura, como bien sabemos, es un arte que permite reconocerse en los personajes y situaciones, que evoca emociones, sensaciones que el niño relaciona con sus vivencias, con su realidad. De esta manera, la literatura, particularmente la poesía y la narrativa, le ayuda a resignificar sus miedos, conflictos, deseos, necesidades, dándole sentido a su experiencia”, dice.

De acuerdo a Bautista, es a través de la literatura y los cuentos que el niño, al crecer, se convertirá no solo en un lector consciente, sino en una persona capaz de construir una capacidad de sentido particular, también en otros campos. “Si el niño escucha tempranamente narraciones, juegos rítmicos y poesías, su oído se prepara, a través del placer de ese juego sonoro, como futuro lector de literatura y amplía sus habilidades comunicativas; se prepara como futuro lector y poseedor de mayores y diversas posibilidades expresivas proporcionadas por el lenguaje y sus alcances. Por esta razón, es fundamental vincular a los niños con narraciones que los diviertan, que movilicen sus emociones, sensaciones, que les abran paso a simbolizar y despierten su curiosidad (…), así como también privilegiar la literatura, cuyos textos le permiten elaborar sus realidades y crear sentidos y estimulan su imaginación”, explica.

Todos los niños, ya desde sus primeros días de vida, comienzan a construir significados, a su entorno, a sus juguetes, o a aquel sonido que les gusta. Y cuando esos significados que construye van acompañados de la literatura, de la palabra oral, de los cuentos, las narraciones, las metáforas, desarrollan una capacidad de ver el mundo de una forma más creativa y amplia.

“Los niños suelen insistir en que se les lea un cuento una y otra vez. Esto está relacionado con sus necesidades emocionales, quizá ese cuento les reflejó una situación que les dice algo, una representación que los ayuda y necesitan para elaborar sus inquietudes y que internamente alimenta sus esperanzas y elimina sus ansiedades”, dice.

Vivimos un momento de la historia muy especial en el que los niños, a cada vez desde más temprana edad, toman contacto con celulares, Tablets y demás tipos de tecnologías. Frente a esta realidad instalada, hacer un espacio para llevarlos a la imagen a través del papel, de dibujos, es quizá todo un desafío. Pero como todo desafío, nos pone a prueba como especie y nos plantea la interrogante de cómo podremos convivir con la tecnología sin alterar el desarrollo cognitivo de los niños.

Puede ser que ese encuentro con los primeros sonidos e imágenes que tiene el niño, sea lo que les permita diversificar esas experiencias y sus propios gustos, al momento de entrar en el mundo de las pantallas.

 

APORTES | Bautista entiende que la Literatura, tiene mucho para ofrecerle a los más pequeños. “La relación con el arte de la palabra, con la literatura, responde a objetivos lúdico-estéticos, relacionados con el placer, lejos de la obligatoriedad o de fines escolarizantes. La literatura, a través de la poesía y los cuentos, vincula a los niños con experiencias vividas por otros, con emociones, con sensaciones que contribuyen a construir al niño como una persona particular y singular. De esta manera, quedan atrás los cuentos cuyo único fin es la enseñanza de valores, libros que muchas veces no tienen otra pretensión que fines comerciales y que menoscaban las capacidades de los niños y limitan la multiplicidad de sentidos que puede otorgar la literatura artística”.

Además de la importancia que tiene la lectura para los niños, esa actividad permite una mayor relación entre padres e hijos, incidiendo en el fortalecimiento de los vínculos en la familia. La lectura también ayuda a que los niños construyan su relación con su mundo, el de sus afectos, con su propio cuerpo y con el juego y sus representaciones.

“En la literatura para niños cada vez cobra mayor importancia el lenguaje por imágenes; pero los factores de la sonoridad, del ritmo del texto literario, registrados por la lectura eficaz en voz alta, serán siempre, a lo largo de todo el desarrollo del niño y en todo tipo de texto literario, esenciales para el disfrute del lenguaje y para la construcción de un sentido personal del lector. Un sentido que podrá estar, con frecuencia, abierto a otros sentidos. Esa es la magia de la literatura. Nos da más preguntas que respuestas. Y ya sabemos que la capacidad y la necesidad de hacernos preguntas es un indicador de crecimiento y de vitalidad más significativo que la acumulación de respuestas”, dice Bautista.

Por Yudith Píriz.

Leer Otros Artículos
Cultura

Trascendente asamblea desarrollará el viernes 21 Casa de la Cultura de Libertad

2 minutos de lectura
El viernes 21 de mayo desde las 19 horas se desarrollará una asamblea clave para el futuro próximo de la Casa de…
Cultura

Juan Carlos Barreto, en teleconferencia, explicó la nueva estrategia de gestión cultural

3 minutos de lectura
Desde el año pasado intentamos sin éxito acceder a una entrevista con la Dirección Nacional de Cultura o con el área de…
COVID19Cultura

Director de Cultura Pablo Pucheu explicó los alcances de los acuerdos de colaboración que planteó a centros culturales

7 minutos de lectura
Al tiempo que desde la Dirección Nacional de Cultura se anunciaron como coordinadores territoriales a tres ex-referentes de los desaparecidos Centros MEC,…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!