Cultura

Celebraciones a nivel nacional por el Día Nacional del Candombe

6 Mins read

El pasado sábado 30 de noviembre, comenzaron los festejos por la conmemoración del Día Nacional del Candombe, que se desarrolló con la participación de varias comparsas, con sus tambores y cuerpos de baile, en Montevideo.

El evento se desarrolló a partir de las 16 horas, por la avenida Joaquín Suárez, entre Bulevar Artigas y Evaristo Ciganda, donde cerca de 800 artistas abrieron los festejos, participando las comparsas Tronar de Tambores, Yambo Kenia, Sarabanda, C- 1080, Integración, Mi Morena, Valores, Senegal, Kimbara, La Facala, La Gozadera, Elegguá, La Tangó, entre otras. El público acompañó dicha celebración al igual que lo hace cada año, disfrutando de una tarde- noche de gala, donde el color y la magia del sonido, se dieron cita.

Como característica principal, se puede destacar que en el lugar, así como pasaba en desfiles de décadas pasada, personas de todas las edades, pudieron presenciar las comparsas, en una instancia de proximidad y sin vallado, sin que ello suscitara ningún tipo de incidentes, en armonía y con el único objetivo de disfrutar del espectáculo.  

La celebración se continuará en los próximos días de este mes de diciembre, realizándose diversas actividades en la Casa de la Cultura Afro Uruguaya, reconocimiento a figuras de la cultura afrouruguaya y diversos espectáculos musicales.

El evento simboliza en todo el país, una fiesta para todos los amantes de este género y un merecido tributo a un patrimonio fundamental de la cultura y de la identidad nacional.

 

 TÉCNICA| El toque del tambor, ha representado desde tiempos remotos, una técnica muy utilizada por diferentes culturas.  

No se sabe realmente, por falta de evidencias, desde cuando el hombre comenzó con la práctica de tocar con las manos o algún objeto, una superficie ahuecada, con el fin de generar un sonido especial y diferente. A pesar de ello, se han tejido infinidad de conjeturas, acerca de cuándo el tambor fue utilizado como  una técnica para desarrollar un especial estilo musical.  

De todas formas, el tambor africano o Djembé, lleva las marcas del camino milenario que el hombre debió recorrer hasta llegar a la actualidad. De acuerdo a expertos, llevar el ritmo con las manos forma parte de nuestra esencia, y golpear con ellas un tambor, nuestra tradición más lejana. Existe tal conexión entre las manos y una parte de nuestro cerebro, que tocar persistentemente un tambor, nos puede llevar a una sensación de éxtasis o trance, de acuerdo a investigaciones.

Desde diferentes culturas, crear ritmos sonoros a partir del tambor, ha representado una conexión especial con los espíritus de la naturaleza, a través de lo cual se ha incorporado a danzas, rituales y prácticas de chamanes y curanderos, desde los  pueblos indígenas que entendían que en ese sonido, se escondía una magia que hacía integrarse con otros seres, con la madre Tierra y con magos y dioses.

Muchos pueblos de la antigüedad, entendían que combinar su sonido de forma secuencial y repetitiva, llevaba al que lo tocaba, a sentir una sensación especial de conexión emocional.

A su vez, el tambor tocado en círculos o grupos, fue  propiamente una acción que se instrumentó en las tribus desde tiempos muy lejanos, entendiendo que el sonido compacto que surge del toque de muchos tambores juntos, permitía, compartir un espacio, coronado desde la vibración de un sonido unificador.

En la actualidad, y desde las prácticas de chamanes, o grupos de sanación, los tambores son empleados cada vez más, reivindicando así, esas técnicas ancestrales que por mucho tiempo, marcaron una huella entre nuestros antepasados. En definitiva esos rituales, tienen los mismos objetivos que persiguieron en diferentes culturas y tiempos, la reconexión con la propia esencia de cada ser humano, permitiendo así, la sanación espiritual.

CANDOMBE| En Uruguay, el Candombe ha tenido un lugar destacado dentro de lo que representa la cultura afrouruguaya. Ese hecho determinó que se instrumentara por parte del Estado, una fecha especial para su celebración. El 3 de diciembre es considerado el Día Nacional del Candombe, la Cultura Afrouruguaya y la Equidad Racial en Uruguay.

Este día fue consagrado desde el año 2006 como Día del Candombe por la Ley 18.059,  al cumplirse 28 años de la demolición del emblemático Conventillo Mediomundo, ocurrida el 3 de diciembre de 1978,  aprobándose por unanimidad por el Parlamento a instancias del diputado Edgardo Ortuño (único legislador de raza negra durante esa legislatura).

Esa aprobación, a su vez, declara de interés nacional la iniciativa que establece el compromiso del Estado en el desarrollo de políticas que promuevan los principios de valoración del aporte afrouruguayo y la promoción de la equidad racial.

Esta celebración reivindica la equidad y la cultura afro, ya que representa una expresión artística y musical que llegó a estas tierras sudamericanas con los negros esclavos, a partir del siglo XVII.

El candombe es un género musical proveniente del África bantú, reconocido por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Originado a partir de influencias de ritmos africanos, fue desarrollándose en el Río de la Plata debido a la gran afluencia de negros esclavos durante la época colonial. Con el correr del siglo XX el candombe fue dejando paulatinamente de ser una característica exclusiva de los afrouruguayos para pasar a ser un rasgo de identidad de la cultura uruguaya.

El candombe es un patrimonio cultural de música y danza autóctono del Uruguay, creado por los afrouruguayos, con raíces africanas, basado en el toque de los tambores y que tiene sus orígenes en el legado de los africanos trasladados forzosamente a nuestras tierras como esclavos: sudaneses y bantúes de la costa atlántica del África, y mozambiques de su costa oriental.

Con esta celebración se ha tratado de contribuir a la promoción y el reconocimiento, así como la valoración y difusión del aporte afrouruguayo a la cultura uruguaya, destacando el candombe como su máxima expresión.

 

CONVENTILLO| Considerado la cuna del tambor, el conventillo Mediomundo estaba ubicado en uno de los barrios de mayoría de habitantes negros de Montevideo. Ese tipo de residencias, eran muy habituales en el Montevideo de antaño, ubicándose en diferentes barrios de la ciudad. El Conventillo Mediomundo, contaba con 54 habitaciones repartidas en dos plantas en torno a un amplio patio con 32 piletas de lavar y un aljibe.

Se trataba de un inmueble de inquilinato al cual se accedía por la calle Cuareim, (hoy Zelmar Michelini), entre Durazno e Isla de Flores, con el número 1080, en el Barrio Sur de Montevideo. Ese lugar, representó para muchas generaciones, un verdadero templo del candombe y de la cultura afro uruguaya. El 3 de diciembre de 1978 fue desalojado, y dos días más tarde fue demolido por decreto de la Intendencia Municipal de Montevideo, alegando peligro de derrumbe. Durante décadas, el terreno permaneció vacío. Actualmente se levanta allí un edificio de apartamentos.

Edgardo Ortuño, docente de Historia, exdiputado frenteamplista (2005-2010) y viceministro y ministro de Industria, escribió en instancias de la declaración del Día del Candombe: “Este día en particular fue elegido por el 3 de diciembre de 1978 cuando sonaron especialmente los tambores en llamada» por última vez en el «Medio Mundo», uno de los templos fundamentales del candombe.  Ese día tuvo lugar esta manifestación y “llamada” en “defensa de aquel legendario conventillo, condenado a la demolición por la dictadura militar que dispuso el desalojo forzado de sus habitantes, al igual que en el hermano conventillo de Ansina», un mes después.

Lo sucedido aquel día fue un acto espontáneo con mucho de homenaje, de despedida a una de las cunas inspiradoras del candombe, de compromiso con su legado, y también con mucho de rechazo y resistencia a una arbitrariedad cargada del racismo de quienes sostenían que los negros y sus tambores empobrecían la ciudad, y no podían vivir en el centro de Montevideo perjudicando su particular atractivo turístico e inmobiliario.

Los desalojos de los conventillos de los barrios negros y la destrucción de las edificaciones que impidieron el retorno de su gente a sus lugares de origen, fue una clara violación de los derechos humanos perpetrada por la dictadura, que debe incorporarse a la memoria colectiva con el destaque que merece como crimen de lesa humanidad, en tanto traslado forzoso de población, escasamente conocido y denunciado como tal, que afectó fundamentalmente a los afrodescendientes.

Aquel 3 de diciembre aparece en el contexto histórico como un hecho que evoca la importancia, presencia, difusión del candombe, el protagonismo ancestral del tambor en los momentos que importan a su gente, y su profundo contenido social de resistencia, mecanismo de defensa, afirmación y construcción comunitaria. Respuesta ante una expresión de racismo. Símbolo de dignidad ante la adversidad de los afrouruguayos. Triunfo de un pueblo y su cultura sobre la intolerancia y la barbarie de aquellos que intentaron sin éxito despojarlos y hacerlos desaparecer, sin valorar su patrimonio.

En los últimos años el candombe ha ido creciendo como expresión de nuestra cultura practicándose el toque de tambor frecuentemente en barrios y ciudades donde su sonido está incorporado al paisaje fundamentalmente urbano, en Montevideo y en los departamentos del interior del país, constituyendo un factor de nucleamiento, integración social e identidad en expansión.

El candombe es hoy una expresión artística y un fenómeno social esencial de la identidad de la República Oriental del Uruguay, por lo que representa su música y su danza, como por su capacidad de convocatoria y movilización desde la base de la sociedad como expresión de cultura viva, crisol de razas, rica en diversidades, en la que donde luce el aporte de la cultura afrodescendiente a la identidad nacional.

 

Por Yudith Píriz

Related posts
Cultura

El sábado comienza el ciclo "Artistas por los Barrios" en Ciudad del Plata

3 Mins read
El próximo sábado 27 y con entrada libre y gratuita se levanta el telón para la primera función del proyecto de descentralización…
Cultura

Espacio Cultural Ignacio Espino (ECIE), de San José, 13 años de una propuesta cultural que ahora crece en infraestructura

7 Mins read
El pasado 23 de junio el Espacio Cultural Ignacio Espino (ECIE) cumplió los 13 años desde su fundación y toma de posesión…
Ciudad del PlataCultura

En el club Bao tuvo lugar la primera de las actividades por el aniversario del Colectivo Teatro de CDP

3 Mins read
Los festejos por el vigésimo aniversario de la creación del Colectivo Teatro en Ciudad del Plata, comenzaron con la realización de la…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!