NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Cultura

Ana Laura Rey fue integrada al Consejo Mundial de Coros, organización integrada por 124 directores corales de mundo

6 minutos de lectura

Nacida en Libertad en 1974, Ana Laura Rey creció en el hogar de Filomeno Rey y Ana María Méndez, una recordada docente cuya voz deleitó a varias generaciones. Hoy, madre de dos niñas, su heredada pasión por la música y su rigurosa formación académica la colocan en un lugar importante para el desarrollo musical y coral del Uruguay.

Directora de la Escuela Universitaria de Música (EUM), de UdelaR también dirige el Coro de esa institución desde el año 2000, aunque confiesa que ingresó a la EUM en 1993 sin tener la mínima intención de ejercer la dirección coral. En diálogo con La Semana Ana Laura Rey contó que “en 1993 entré a la Escuela de Música para hacer composición y piano, no estaba para nada en mis planes la Dirección Coral como carrera”.

EXPERIENCIAS | Pero en ese año, “en mayo me ofrecieron dar clases en el liceo de Rincón de la Bolsa (CDP). Allí comencé la docencia y como no tenían un docente de coro me pidieron si no me animaba a dirigir, no me veía en eso pero me dio pena que no hubiera un coro. Esa fue mi primera experiencia y terminamos cantando en el Teatro Macció, en el encuentro que por entonces se hacía y la verdad que fue una experiencia que me gustó muchísimo”.

La docente pasó también por la Escuela Técnica de Rafael Perazza “y en 1994 se formó el coro con funcionarios y docentes en la UTU  de Libertad, entonces lo tomé y fue otra gran experiencia porque musicalmente se podían hacer cosas más difíciles o complejas, por lo pronto tenía cuatro voces, había bajos que en un liceo siempre es más difícil de tener voces masculinas, desde esas dos experiencias me di cuenta que era algo que me gustaba mucho y en 1995 empecé a hacer la carrera de Dirección Coral y fue la que finalmente terminé”.

FUNDADORA | Ana Laura Rey fue fundadora del Coro de la EUM en 2000 tras ganar el Concurso y desde entonces ha permanecido en el cargo de Directora. Explicó que el coro “no existía, había que fundarlo, sí existía el Coro Universitario que lo dirige Francisco Simaldoni pero no había un coro propio de la Escuela”.

Asimismo y al mismo tiempo, la docente ocupó la dirección de la EUM en Salto (Regional Norte de UdelaR), y también estuvo a cargo de su coro, pero “las distancias eran muchas, lo hice durante siete años, primero viajaba semanalmente, después cada 15 días”. Finalmente la carga horaria y las múltiples actividades vencieron al talento y la vocación.

“Yo estaba también en otras etapas de mi vida, en 2006 concursé por la dirección del Coro Municipal en San José, entonces también estaba viajando allí, además había retomado con el Coro de la UTU de Libertad que ya había pasado a ser el Coro Libertad, estuve con ellos entre 2004 y 2007, entonces viajaba a Salto, a Libertad, a San José, era una locura y decidí dejar en Salto”, contó.

Paralelamente Ana Laura Rey estudió desde 1996 “con el padre Raúl Patri que fue mi maestro de Canto Gregoriano en la Escuela de Música. Canté cuatro años con él, en 2000 él falleció y yo heredé, digamos, su lugar y lo tuve hasta 2010”. En 2008 fue seleccionada para realizar un curso avanzado en la Abadía San Pedro de Solesmes (Francia), con el profesor Dom Daniel Saulnier, dirigiendo a su vez, durante diez años, el coro gregoriano “Pneuma-P. Raúl Patri”.

A la intensa actividad académica y docente se sumó que “me casé en 2006, así que era demasiada actividad y tuve que elegir y me quedé con la Escuela y a finales de 2015 se hizo el llamado para la Cátedra de Dirección Coral, la Licenciatura en Dirección Coral, que estaba acéfala hacía cuatro años. Con los tiempos que todo lleva en la Universidad, recién en febrero de 2017 se hicieron las pruebas y gané ese cargo y actualmente tengo también la Cátedra”, contó Ana Laura Rey.

EXTERIOR | Al frente del coro de la EUM la docente se ha presentado en diversos eventos corales en el exterior. “En 2007 fuimos a un concurso en Trelew (Argentina), y por lo bueno de la experiencia a partir de ese momento seguimos participando porque además de concursar en esos eventos también se dan talleres y se ven coros de mucho nivel de otros países. Eso para mí es riquísimo y me interesaba también que los integrantes del coro pudieran tener esas experiencias. En 2008 fuimos a Venado Tuerto, en 2013 fuimos otra vez a Trelew, en 2016 a San Juan, en 2019 estuvimos en Buenos Aires, siempre hemos obtenido algún premio que nos ha dado aliento y ánimo para seguir creciendo”, contó.

Rey lamentó que “en nuestro país no haya una tradición coral en comparación con otros países como puede ser Argentina. Acá salvo en algunos departamentos no hay una costumbre, si bien ahora hay mucho más movimiento que hace 10 años, pero para medirse o exigirse hay que salir. En ese sentido soy muy exigente conmigo y trato de no quedarme en un lugar, trato de seguir avanzando, como en todas las áreas el salir nos abre la cabeza, ver otras maneras de hacer las cosas”.

DOCENTES | Hace poco tiempo Ana Laura Rey se sumó a otros artistas del medio en su apoyo al reclamo de los docentes por la reducción de horas de coro en la Enseñanza Secundaria. Al respecto dijo que aunque “no soy muy activa en las redes sociales, en ese momento sentí la necesidad, creí que había que dar una opinión, todavía tengo la esperanza que se pueda revertir la situación”.

Agregó que “lamentablemente no tenemos una política coral de alcance nacional; por ejemplo coros de niños hay muy pocos. En los países con fuerte tradición coral, tienen actividad coral desde la escuela de manera muy intensa. Acá los casos son muy aislados, en alguna escuela o algún coro en particular” y explicó que en esto ocurre como “en el fútbol, hay que hacer semillero, imaginemos qué sucedería si no hubiera baby fútbol y tener que explicarle a los jóvenes a los 18 años lo que es una pelota y un arco, sin dudas no se competiría a determinado nivel”.

La docente dijo que los coros liceales “eran los únicos espacios de cierta formación coral en una etapa temprana, entonces al recortar horas docentes se afecta mucho. Si habitualmente eran 10 horas de carga horaria un docente podía habilitar que participaran todos los turnos, pero con cuatro horas no se puede, porque es lo mínimo que uno tiene para ensayar. Ni hablar de organizar o preparar encuentros que es tiempo extra que uno debe dedicar, al dejar sólo cuatro horas semanales baja mucho la participación de los chiquilines y baja la calidad de los resultados”.

Por otra parte Rey agregó que “el impacto que significa sobre los puestos de trabajo porque el docente que tenía 20 horas en dos cargos ahora para mantener las 20 horas va a tener que atender cinco coros y eso es imposible porque va en desmedro de la calidad. Además si el que está primero en la lista de prelación toma cinco cargos los que están más abajo ya van a tener menos posibilidades y muchos quedarán sin poder tomar horas”.

La docente explicó que más allá de lo musical la formación coral “es una herramienta o un vehículo para el trabajo en equipo, la convivencia. En mi caso tengo gente desde los 20 años hasta de 70, la diversidad que se genera es como una célula de la sociedad, el aprendizaje es para mí lo más rico, porque se comparte más allá de las ideas, de las religiones o de los oficios y todos se comprometen con un objetivo común y ponen lo mejor de sí al servicio del grupo”.

CONSEJO | En cuanto a su acceso al Consejo Mundial de Coros, integrado por 124 maestros y directores que representan 90 países y regiones de todo el mundo, Ana Laura Rey dijo que “me contactó Francesco Leonard, que es un agente de INTERKULTUR. Me pidió un currículum y me consultó si me interesaría formar parte del Consejo, le envié el currículum y luego recibí una invitación formal, fue una gran alegría y una sorpresa, es una gran oportunidad para ganar más experiencia, es también una gran responsabilidad”.

El Consejo Mundial organiza cada dos años los Juegos del Coro Mundial. Ana Laura Rey explicó que “participan 400 coros de todo el mundo y 50 mil personas, con un desfile inaugural que uno lo ve y se le eriza la piel, esto se hace cada dos años. El Concejo se reúne en forma presencial durante los Juegos, eso me habilita a poder ir e indudablemente será una experiencia increíble”.

“También es para Uruguay la posibilidad de conectarse con el mundo coral y salir un poco del ámbito regional, ampliar las fronteras me parece buenísimo”, culminó diciendo.

Por Jorge Gambetta.

Leer Otros Artículos
CulturaVariedades

Marta Sanz, su libro "Clavícula" y la fatigada vida de las mujeres de este tiempo

8 minutos de lectura
Desde la literatura y a través de todos los tiempos, se ha permitido escuchar la voz de muchas mujeres que, sólo lo…
Cultura

Alma del Campo, Omar Díaz y Pedro Peña hablan de la obra y la persona de Belta Díaz de Tonna

6 minutos de lectura
El año 2020 será recordado como un año terrible y para despedirse duramente, en sus últimas horas nos arrancó la vida de…
CulturaSociedad

Municipio de Libertad lanzó concurso fotográfico sobre Kiyú

3 minutos de lectura
El Municipio de Libertad lanzó un concurso fotográfico sobre los encantos de Kiyú, que lleva por título “Un balneario de encanto” y…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido