NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
COVID19Sociedad

Adelanto de la edición impresa: La OMV y la «verdad revelada»

6 minutos de lectura

Para las 18 horas del jueves 11 de febrero, un puñado de personas comenzaba a congregarse en la plaza de los 33 Orientales a la espera de la llegada de los integrantes de la Organización Mundial por la Vida (OMV), que mediante redes sociales habían anunciado su presencia en Libertad, luego de cumplir la misma actividad en San José de Mayo y en los días previos en otros puntos del país. Prontamente se supo que la figura central de OMV es el médico Javier Sciuto, quien ha venido sosteniendo que la pandemia de coronavirus no es tal y que por ello le han caído cuestionamientos varios, incluso hay quienes han amenazado con denuncias contra su persona.

Para las 18 y 30 el grupo de convocados en el centro de la plaza ya superaba las 30 personas y fue allí que llegó una enorme y moderna camioneta matriculada en Rivera, de la cual salieron cuatro hombres y una mujer, que bajaron de ésta, sillas, mesa y equipo de audio, instalándose en medio de la plaza libertense, donde eran esperados.

Bizcochos de por medio, dialogaron entre ellos y con algunas de las personas presentes, hasta que estuvo listo el audio para comenzar con la oratoria, que fue iniciada por uno de los acompañantes de Sciuto, que comenzó diciendo que residía en Paraguay pero que se había venido a Uruguay para ayudar a “desenmascarar la pandemia”. El acompañante de Sciuto se comparó, nada más ni nada menos que con Artigas. Dijo que a él era el segundo oriental al que habían ido a buscar al Paraguay. “Artigas no vino, pero yo sí”, dijo y comenzó un discurso de barricada en el que despotricó contra todo el mundo, pero que careció de las debidas pruebas que comprobaran las acusaciones que realizaba (al menos desde la óptica de quien esto escribe).

El segundo discurso fue de otro Fernando, Fernando Vega, quien interpretó el rol de frenteamplista arrepentido (que no puede faltar en ningún acto), despotricó también contra toda la ciencia, los medios de comunicación (por supuesto), las organizaciones mundiales, el tapaboca, la vacuna, habló de la dictadura mundial, del control social generado por la pandemia (que de verdad es un tema de preocupación en diversos ámbitos académicos y científicos), pero que al igual que el primero de los oradores, se quedó en la barricada, sin dar demasiado sustento concreto de lo dicho, más allá de algunos datos tirados al barrer, difíciles de corroborar para los oyentes en una plaza pública.

 

SCIUTO | Luego de escuchar a los dos “Fernandos”, uno queda con ganas de salir a matar a los 52 médicos del GACH (que en algún momento Vega trata de genocidas), a los periodistas y a medio Frente Amplio, aunque también puede llegar a hacerle alguna guiñada al presidente Lacalle Pou, como se la hicieron los tres oradores.

El médico Javier Sciuto, es el que aporta mayor cantidad de información científica en estas charlas en las que se dice que lo único que buscan es hacer saber la “verdad”, una palabra repetida mil y una vez como si fuera una muletilla. Al parecer, son los dueños de la “verdad”.

Sciuto, al igual que el primer Fernando dijo que se había vuelto, en su caso de San Pablo, Brasil, para desmontar la mentira de la pandemia. Comenzó mencionando el principio de la duda en la ciencia. Dijo que eso es lo que tiene “la ciencia, uno tiene dudas, se cuestiona y después va en camino hacia la verdad”, por eso es que empezó a revisar bibliografía científica sobre los PCR (sigla en inglés que significa “Reacción en Cadena de la Polimerasa”), que por un lado decía que cuando los PCR son de 24 CT (nivel relativo de ácido ribonucleico -ARN-), para arriba, tú no tienes el virus”, lo que quiere decir que “cuanto mayor sea el CT más falsos positivos hay, entonces la gran mayoría tiene de 30 CT para arriba lo que quiere decir que la gran mayoría de la gente no tiene el virus. Son falsos positivos. Esto es una campaña global del miedo”.

Sciuto recomendó que “estudien, busquen, vayan y busquen bibliografía, les puede parecer complicado, pero lean, no crean en lo que dice la televisión. Me voy a poner en contra a todo el mundo, no importa, el tema es llegar a la verdad. Acá hay un tema de información y todo gira en torno a los PCR”.

Volvió a insistir en que “la ciencia no es que todos pensemos igual, la ciencia es llamar a la duda, al cuestionamiento y a la discusión”. A partir de esto, dijo Sciuto que él en una semana “tira abajo” la pandemia, sólo con brindar la información sobre los PCR.

Añadió luego que se ponía a disposición del Presidente de la República para hablar con él. Dijo que le hicieron llegar una carta pidiéndole una reunión. “Queremos ponernos a disposición del Presidente de la República. Tenemos fe que vamos a hablar con él, vamos a dar nuestro punto de vista y nuestras soluciones”, dijo Sciuto.

Dijo luego que si se hiciera un estudio de cero prevalencia, usando test serológicos se llegaría a la conclusión que el coronavirus tiene “una letalidad menor que la gripe, se terminó pandemia, se terminó PCR, alcohol en gel, restricción social y se terminaron las vacunas, que es el gran negocio. Tenemos que hacer investigación, estudios de cero prevalencia”.

Más adelante dijo que no se consideraba un antivacunas. “Yo tengo todas las vacunas y hay que respetar a la gente que quiera vacunarse, pero hay que explicarle también”, porque para habilitar una vacuna “se recomienda hasta 20 años de estudio; la de Pfizer, que es la que ha publicado toda la información, se estudió en dos meses. Que nos vacunemos es la invitación a que sigamos el estudio que comenzaron las grandes farmacéuticas, a seguir la fase experimental”.

La charla de Sciuto siguió durante buen rato más, bajo la atenta escucha de más de 30 personas, que pese a la fresca noche de jueves de verano, siguieron su discurso con atención.

 

CUESTIONAMIENTOS | Durante la reunión realizada en la plaza de los 33 de Libertad, Fernando Vega y el propio Sciuto cuestionaron duramente a la agencia de noticias AFP (Agence France Press), y su equipo de periodistas verificadores de información AFP Factual, una tendencia mundial del periodismo de calidad, nacida a partir de la cada vez mayor proliferación de información falsa, fundamentalmente a través de redes sociales y otras plataformas digitales. AFP Factual, está integrada por periodistas que verifican datos y no cumplen otro rol, que el de intentar brindar información certera, que es a lo que se dedican los periodistas que intentan hacer periodismo de calidad.

Fernando Vega trató a AFP Factual como una especie de “Gestapo” moderna y también Sciuto le dedicó sus comentarios negativos ¿Por qué tanto encono? Es que entre los tantos trabajos de corroboración de datos que ha realizado la agencia, le dedicó un informe para contrastar los dichos de Sciuto y los PCR (vale aclarar que el coronavirus no es el único tema que trabaja AFP Factual, la verificación de datos es una técnica cada vez más usada en todas las áreas informativas).

En el informe de AFP Factual sobre Sciuto, Gemma Rodríguez Tarduchi del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, responsable del servicio de Genómica, dijo a AFP que “una PCR es una fotografía instantánea en un momento determinado. Lo que ‘miramos’ en una PCR es si una persona tiene el virus o no en ese momento concreto. Puedes ser negativo al tomarte la muestra y después infectarte”.

Según corroboró AFP Factual en distintos artículo previos, “no solamente es falso que los PCR produzcan ‘millones’ de falsos positivos y que la prueba no sirve, sino que las afirmaciones de Sciuto están alineadas con otros populares negacionistas de la pandemia y distribuidores de incomprobables teorías conspirativas”.

La agencia verificadora de datos dice que Sciuto “se basa en un documento llamado Informe de revisión Corman-Drosten et al. Eurosurveillance 2020, que no ha sido sometido a revisión por pares ni a ningún otro procedimiento estándar para evaluar la calidad e idoneidad de una publicación científica”.

Por último, vale comentar que el pasado 25 de enero, el doctor Álvaro Díaz Berenguer, ex docente y ex integrante de la Comisión Asesora de Bioética del Ministerio de Salud Pública (MSP), dijo a Radio MonteCarlo que llevará adelante una denuncia contra Sciuto por considerar que “no es ético” que un profesional de la medicina divulgue postulados no científicos, a los que calificó de “disparates” y “dañinos para la población”.

“Un grupo de profesionales que se ostente ante sí de ser ‘los únicos portadores de la verdad’, ofende al resto de los profesionales”, dijo Díaz y consideró que la situación es “exactamente al revés”.

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Sociedad

AMSJ difundió información referente al brote de coronavirus en su sanatorio de San José

1 minutos de lectura
La Asociación Médica de San José emitió este lunes un comunicado en el que informa a los usuarios que desde el 3…
Sociedad

Celebrar alrededor del fuego es la convocatoria de "Mujeres en Libertad" para este 8M, Día Internacional de la Mujer

1 minutos de lectura
Este lunes 8 de marzo, el colectivo «Mujeres en Libertad» convoca a concentrarse alrededor del fuego en la plaza de los 33…
Sociedad

Lunes y martes se realiza campaña de recolección especial de residuos

1 minutos de lectura
El Municipio de Libertad anunció que se realizará una recolección especial de residuos los días lunes 8 y 9 de marzo. El…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 275/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!

 
error: El contenido está protegido