NUEVO EN LA SEMANASuscripción para acceder a contenidos exclusivos! Leer mas
Ciudad del Plata

Olla «La esperanza», compromiso y solidaridad en Ciudad del Plata

3 minutos de lectura

En materia sanitaria lo peor de la pandemia parece estar pasando, pero no así las consecuencias económicas que ella trajo consigo, como lo demuestran los números que maneja una de las ollas que desde los primeros días de la pandemia está dando de comer a decenas de familias en Ciudad del Plata.

Se trata de la olla popular “La Esperanza”, que según Lidia Ricca, su propulsora, es lo último que se pierde. La cocinera participó en el programa Masterchef en 2019 y recientemente estuvo la “Estrella de la Cocina”, la olla que ella gestiona surgió el 18 de marzo del año pasado, a los cinco días de haber comenzado la pandemia. “Comenzamos cocinando en la calle, éramos siete cocinando, después pasamos a cocinar en mi casa. Ahí ya éramos tres, mi cuñada, mi esposo y yo. Hace tres meses que estamos cocinando sólo mi esposo y yo”.

“Los días martes y jueves damos la cena, a las 7 de la tarde, y los días sábados, brindamos merienda a las 5 de la tarde. Tenemos 60 familias, a las cuales les estamos dando entre 250 y 260 viandas los días que se brinda la cena y los días de merienda estamos haciendo 90 litros de leche”, contó Lidia Ricca.

Para ella, que está al frente de la olla desde que comenzó la pandemia, “ahora se está viendo más reflejada la necesidad que al principio. Hay gente que le da vergüenza venir a buscar su comida porque se quedó sin trabajo o los que cobraban seguro ya no lo cobran y se quedaron sin nada. Se nota la necesidad más que antes. Cuando empezamos estábamos dando 80 viandas diarias y ahora damos más del triple”, comentó.

DONACIONES | Alimentar a tanta gente tiene enormes desafíos logísticos y también de provisión de elementos para cocinar. Según contó Lidia Ricca, los aportes llegan de todos lados. “Nosotros recibimos una donación de ‘Uruguay Adelante’ que nos trae casi el 70% de lo que necesitamos por semana, lo que falta sale del bolsillo de nosotros”, explicó y mencionó luego que “la Alcaldesa nos dona gas para cocinar, porque el año pasado cocinábamos al fuego, pero de tanto humo me agarré dos neumonías y me prohibieron el humo”.

“Ahora cocinamos a dos quemadores y a dos garrafas de 13 kilos. Una de las garrafas a veces la pagamos nosotros, otras veces el sodero; no es fácil llevar adelante una olla”, agregó la repostera.

Otros aportes son de la Intendencia, que les acerca insumos de forma semanal. “Una fábrica de pastas nos dona una vez al mes. Hemos hecho ravioles, tallarines, tortelines. A su vez, hay una carnicería que nos dona carne para los martes y los sábados mi esposo va a Montevideo a buscar pescado, porque no cocinamos sólo guisos, variamos los menús todo lo que podemos, porque que asistas a una olla no quiere decir que vayas siempre a comer guisos. A medida que nos van llegando las donaciones vamos viendo qué cocinamos”, contó Lidia Ricca.

Con tan pocas personas trabajando, la tarea es agotadora y diaria. “Los lunes preparamos todo para cocinar los martes y los miércoles preparamos para los jueves y así la vamos llevando. Los viernes se hacen tortas fritas, borlas de fraile, pasteles, empanadas para entregar el sábado. Tenemos toda la semana trabajando con la olla. Solos mi esposo y yo”, comentó Lidia Ricca.

OBJETIVOS | Además, la tarea no se limita a alimentar a los vecinos con necesidades. “Con el SOCAT estuvimos trabajando en el asentamiento del tanque de la OSE, ayudando con el tema de las cédulas vencidas. Además hicimos la campaña del abrigo, les entregamos frazadas, medias, gorros, a todas las familias; también hicimos otra actividad por el Día de la Madre y una actividad por el Día del Niño. Si bien todavía falta, ya estamos planeando dar la comida el 24 de diciembre y entregarles una canasta navideña”, contó la promotora de la olla “La Esperanza”.

Lidia no separa la actividad personal de su participación en la olla. Como ingreso para su familia, vende postres y tortas de las más variadas, pero reconoce que de lo que produce con su trabajo “también se saca para la olla, porque tenemos muchos gastos” y mencionó que a quienes asisten a la olla no se les “pide nada”. “Si van a la olla es porque no pueden solventar su comida, por lo tanto no se les puede pedir”, entiende Lidia.

Sobre su reciente participación en “La Estrella de la Cocina”, dijo Lidia Ricca que “quería que se reconociera el trabajo social que hacemos en la olla. Eso era lo que me importaba, no ganar” y mencionó que su objetivo final es “poner un merendero y trabajar con los niños acá”.

Mencionó que quienes quieran hacer un aporte para la olla, lo pueden hacer escribiendo al Whatsapp 096 188945 “o si no pueden venir a mi domicilio, ya que trabajo en casa y estoy todo el día acá”.

 

Por Javier Perdomo.

Leer Otros Artículos
Ciudad del Plata

Ciudad del Plata está cumpliendo 15 años con su actual denominación 

2 minutos de lectura
Este lunes se conmemora el decimoquinto aniversario de la actual denominación del viejo Rincón de la Bolsa. El 25 de octubre de…
Ciudad del Plata

Liga Rincón: las tablas de todas las categorías, a la espera de la última del Apertura

3 minutos de lectura
Este fin de semana no se jugó la séptima y última fecha del Campeonato Apertura #2021. La suspensión previamente adoptada por el…
Ciudad del Plata

A la espera de la decisión del Jurado por el Fondo Concursable para Libertad y Ciudad del Plata

2 minutos de lectura
Tal como informáramos tiempo atrás, la Dirección de Cultura de la Intendencia de San José implementó un fondo cultural concursable para Libertad…
Periódico La Semana presenta su 2 x 1
Promoción limitada $ 295/mes

Suscribite a la experiencia digital completa del PERIÓDICO LA SEMANA , acceso sin límites a todos nuestros contenidos. Con tu suscripción DIGITAL te enviamos la Edición Impresa GRATIS !!! Nuestros suscriptores de la Edición Impresa tendrán Acceso GRATUITO E ILIMITADO a todos los artículos digitales !!!