Vecinos movilizados anuncian que montarán campamento al costado de la tranquera si no hay avances antes de diciembre

La integrante del movimiento de vecinos que iniciaron la demanda para la apertura de la portera en Arazatí, valoró de forma positiva el encuentro que el viernes mantuvieron con los abogados Franklin Fuentes y Diego Caraciolo, quienes los representan en este complejo tema.

Mansilla comentó que ambos abogados les presentaron toda la información que han generado a partir del juicio y les hicieron llegar su optimista visión respecto a que lograrán el objetivo que buscan, que es en definitiva que se abra la tranquera y la gente pueda llegar a la playa.

Eso sí, explicó Mansilla, les dejaron claro que la decisión de la Jueza no estará antes que comience la temporada de playa, por lo cual les recomendaron que mantengan “la llama encendida y sigamos con la movilización”, factores que podrían ayudar a una más rápida dilucidación judicial del tema en la órbita judicial.

Por ello mismo se decidió en la oportunidad hacer una nueva jornada de limpieza a principios de octubre, además de hacer sombra con malla y después reunirse como grupo para definir los pasos a seguir, aunque ya saben que si para el 8 de diciembre, día oficial de comienzo de temporada de playas, no se ha abierto la tranquera, montarán un campamento frente a la portera como un nuevo elemento de presión.

Mansilla comentó que el campamento no impedirá el tránsito a nadie. “Estaremos en el borde del camino, no vamos a impedir que pase quien tenga que pasar, porque como dicen los abogados es un ramal de la ruta 1 y las rutas no pueden cortarse”.

También contó que van a coordinar con la Junta Departamental la visita del titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), Alejandro Nario, para dar su visión sobre lo que ha ocurrido con la tala de árboles.

Vale decir por último que los vecinos movilizados comenzarán a hacer circular una carta para ser firmada por la mayor cantidad de personas posibles, para ser dirigida a la Justicia en la que narran lo recientemente ocurrido con la tala indiscriminada de árboles.

Luego de narrar su versión de lo ocurrido con los árboles, dice la misiva que ellos han “trabajado y continuaremos trabajando, realizando las denuncias pertinentes frente a la justicia y a los organismos estatales encargados de velar por nuestro bienestar, exigiendo se investigue y se reparen los daños realizados (la tala de árboles). No cesaremos en nuestra lucha pacífica y firme pues estamos plenamente convencidos de estar actuando dentro de los límites que la ley establece y nos ampara, forjando que nuestros derechos como comunidad sean respetados

Por Javier Perdomo.