Un nuevo tricolor

Luego de lo que fue su participación en la Copa de Selecciones defendiendo a Colonia, el helvético Cristián Malán tendrá su primera experiencia a nivel de clubes en el fútbol del interior defendiendo al Club Atlético Campana.

Es que el volante con apenas 15 años se marchó de Artesanos a probar suerte a la capital y desde allí tuvo un largo recorrido pero siempre en equipos del profesionalismo. Su primera parada fue en Montevideo Wanderers donde estuvo hasta los 18 años debiendo lidiar con un par de lesiones graves que lo llevaron a pensar en la posibilidad de dejar el fútbol.

Luego consiguió un representante que lo llevó a Sud América. Si bien el equipo “buzón” estaba en ese momento en la B, era una gran posibilidad para tener minutos en 1ª División y además jugar junto  a sus dos hermanos: Gonzalo (dos años mayor) y Matías (un año menor). Allí estuvo dos temporadas logrando el ascenso a 1ª División aunque nuevamente sufrió una lesión.

Para no perder rodaje se fue seis meses a jugar a Rocha FC y luego pasó Plaza Colonia lo que le dio la posibilidad de volver a vivir en Nueva Helvecia. En los “patas blancas” vivió cosas muy lindas. Primero la posibilidad del ascenso a la A y al año siguiente nada más ni nada menos que obtener el torneo Clausura tras vencer en la última fecha a Peñarol en el propio Campeón del Siglo. Finalmente Plaza terminaría como vicecampeón tras perder las finales anuales ante el propio conjunto mirasol.

Antes de finalizar 2016 tuvo un breve pasaje por Villa Española y el 2017 lo recibió con su primera experiencia en el exterior al fichar por Delfín de Ecuador. Si bien se trataba de un equipo no muy conocido por estos lares, terminaría como vicecampeón de la temporada al ganar el torneo Apertura y perder luego en las finales ante el poderoso Emelec.

Al año siguiente Malán cruzaría el Atlántico para fichar por el A. C. Prato, equipo que milita en la División D del fútbol italiano. Allí tras un buen arranque como titular, sufrió una fractura de tibia y peroné que lo marginaron del resto de la temporada y prácticamente lo dejaron sin chances de continuar.

 

LA VUELTA / La última etapa de la recuperación ya la realizó en nuestro país donde surgió la posibilidad de fichar por Universal de la Liga Helvética y así poder defender a Colonia en la Copa de Selecciones.

En la Copa fue titular en cinco de los ocho partidos que su selección, siendo en algunos de esos partidos el capitán del equipo y además anotando un gol de tiro libre en la victoria 2 a 1 ante San José Capital en Nueva Helvecia.

“Cuando volví solo pensaba en la selección” manifestó el jugador pero una vez culminada la participación con Colonia “mi idea era salir de la Liga de acá y me interesaba la posibilidad de jugar en San José ya que es una Liga más competitiva”. Según el jugador “dentro de lo no profesional, quería seguir jugando a buen nivel”.

Si vínculo con Campana se dio mediante un amigo y con el primero que se comunicó en filas tricolores fue con el vicepresidente Iván Sellanes y rápidamente llegaron a un acuerdo.

Marcos Pérez, con quien compartió selección le dio referencia sobre su nuevo Club y está al tanto del principal objetivo que es lograr el ascenso a la Divisional A de la Copa de Clubes.

Al ser consultado sobre si tiene como objetivo la posibilidad de volver al profesionalismo respondió que “mucho no me he puesto a pensar del futuro pero si me gustaría una revancha en el fútbol profesional” aunque reconoce “después que salís (del profesionalismo) es difícil volver y más aún con 27 años” y además ahora está “trabajando en un negocio familiar”.

Aunque cuenta que puede jugar de volante externo, tanto por derecha como por izquierda, dice sentirse más cómodo como volante central ya que tiene esa mistura de “raspar cuando hay que raspar” pero también que el balón le pase cerca “porque siento que siempre tengo que estar en contacto con la pelota”.

Escribe: Marcos A. Soto

Nota publicada en la edición impresa del martes 3 de marzo