Trabajadores de la química en alerta permanente ante la pérdida de empleos

Los trabajadores agremiados en el Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), están luchando contra la pérdida de fuentes laborales, en el marco de una fuerte competencia del exterior, que sufren las industrias nacionales. Tras informaciones publicadas en medios sindicales, La Semana dialogó con los dirigentes Esteban Stiffano (delegado de Base en Efice y dirigente del Secretariado Ejecutivo de STIQ), y Diber Zocolini (Integrante del Secretariado de STIQ), quienes brindaron una puesta a punto de los problemas por los que atraviesan los trabajadores del sector.

El encuentro se realizó dentro de la planta industrial de Efice S.A., con las medidas de distanciamiento físico recomendadas, sumado a las medidas de seguridad instrumentadas en la planta para el ingreso.

En el encuentro se habló de todo. Primero hasta dónde la pandemia ha afectado o lo contrario a la empresa y sus operarios. Sabido es que Efice elabora esencialmente, hipoclorito, cloro y soda y que con la lucha establecida en contra del coronavirus Covid-19 y la batería de medidas sanitarias, estos productos y sus derivados son un arma efectiva.

También estuvo presente en la conversación, la lucha que llevan adelante los obreros y empresarios de Isusa para frenar la desigual importación de “sulfato de alúmina”, que tiene detenida esa sección de la empresa, con 40 obreros en el seguro de paro. Según el gremio, la última importación de este producto, adquirido por parte de OSE, de origen turco, no cumple con los requerimientos que se le exige a la industria nacional y en la última licitación otorgada por parte del organismo, se flexibilizaron las exigencias correspondientes para que este producto pudiera ingresar al país.

Estos temas preocupan no sólo en el ámbito de Ciudad del Plata, también preocupan en todo el país, debido a la delicada situación que los trabajadores de la industria química viene sufriendo con el cierre de importantes marcas de sello multinacional, que a su vez adquirieron firmas uruguayas y a medida que esas empresas inversoras retiran sus capitales, dejan decenas de trabajadores sin su diario sustento, pero no retiran sus marcas del mercado y así se siguen enriqueciendo sin dejar nada a cambio.

Stiffano y Zocolini se refirieron además a la ronda de entrevistas que vienen realizando con las autoridades del nuevo gobierno, que comenzaron días atrás con el subdirector de la OPP, el ex intendente José Luis Falero, para plantearle la preocupación por los próximos llamados a licitación que realice OSE. Buscan quebrar la desigualdad en costo y calidad que el sulfato de alúmina tiene frente al elaborado por Isusa.

 

VENTAJAS | Según lo expresado por Stiffano, “los productos nacionales van con la garantía de la respuesta inmediata ante cualquier inconveniente, en tanto que los productos importados no garantizan esa respuesta, no tienen más que un depósito, un escritorio y no cumplen con los requisitos y normas que son exigidas a las industrias químicas, pese a que manipulan y venden productos similares”.

Zocolini por su parte informó que otra de las reivindicaciones que están impulsando desde el sindicato es “recategorizar” a todos aquellos que trabajen con productos químicos, advirtiendo que están cobrando un laudo muy por debajo y sin proteger su integridad física.

La rueda con las autoridades nacionales continuó con el ministro de Industria, Energía, industria y Minería Paganini, quien se comprometió a cumplir con lo reglamentado en la ley 19.670, artículo 347, que debido a la pandemia, se comenzara a aplicar recién a partir del mes de octubre de este año, cuando ya debería llevar a esta fecha, tres meses de vigencia.

Explicaron los dirigentes sindicales que esta reglamentación bien aplicada, da igualdad de condiciones a la industria nacional ante los productos importados, que no cumplen con todas las exigencias que deberían cumplir al ser productos potencialmente peligrosos para la salud humana.

Zocolini informó que en próximos días o semanas mantendrán entrevistas con los ministros de Trabajo, Ganadería, Vivienda y Medio Ambiente y Salud Pública. También han cursado solicitudes de audiencia al Parlamento Nacional y piensan culminar esta ronda de sensibilización con el secretario de Presidencia Álvaro Delgado.

Stiffano culmino diciendo: “al defender la industria química nacional, también defendemos nuestras fuentes laborales. Estaremos en alerta permanente más allá de la estabilidad, porque  es el compromiso que asumimos”.

 

Por Carlos García.