Sueño de un solo color

Hace algunos años vestir la camiseta celeste de Uruguay era “el sueño del pibe”, por suerte hoy también es el sueño “de las pibas” y muchas logran acercarse tanto que se produce un cúmulo de sensaciones alrededor, en ellas y en su entorno más cercano. Tras la sorpresa que puede generar una convocatoria de ese nivel, las lógicas expectativas, las ansiedades desbocadas, las incertidumbres, hasta el momento de integrarse a un plantel que dirige un “duro” veterano como Ariel Longo con 50 años de experiencia como jugador y entrenador para volcar a las nuevas generaciones.

La Semana habló con Catalina Emanuelle el viernes, poco antes del entrenamiento que tendría en el Camaití con su actual equipo, Campana, preparando el partido del domingo ante Treinta y Tres por el Torneo Clausura de la Liga Mayor.

CICLOS | El proceso de preparación de la Selección Uruguaya Femenina que dirige Longo tiene previstos “micro-ciclos” de entrenamientos de tres días en los cuales el entrenador y sus colaboradores convocan a futbolistas de diferentes puntos del país para darles la oportunidad de probarse y aprender mucho, no sólo en lo deportivo. Catalina estuvo en una primera oportunidad en el micro-ciclo desarrollado entre el pasado lunes 25 y el miércoles 27 en el Complejo Celeste.

Al respecto Catalina dijo que “esta semana tuvimos tres días de entrenamiento, me fue bastante bien, siempre cuesta un poco adaptarse, sobre todo a las nuevas, pero estuvo muy  bueno”.

La futbolista explicó que “es un nivel distinto de entrenamiento, el ritmo es mucho más rápido y las exigencias físicas también son mayores”, pero agregó que todo es parte de “un aprendizaje y todos siempre nos están enseñando, si no sabemos algo enseguida se nos explica, la verdad que fue muy buena experiencia”.

El grupo seleccionado cuenta con futbolistas de experiencia que incluso han jugado en el último Mundial Sub 17, como es el caso de Esperanza Pizarro o Belén Aquino. Al consultarla sobre cómo la recibió el plantel Catalina dijo que “muy bien, obviamente al ser nueva no tenía mucho contacto, pero de a poco fuimos hablando y conociéndonos, integrándonos”.

TRABAJOS | Sin dudas las exigencias y el grado de compromiso en un plantel seleccionado son muy altas, también los trabajos del proceso son diferentes a lo que puede estar habituada una futbolista del interior. Catalina dijo que “el lunes en el primer entrenamiento hicimos gimnasio, pesas y ejercicios, el martes fue más de táctica y el miércoles se hizo un amistoso con Peñarol y pude jugar unos 20 o 30 minutos”.

Longo ubicó a Emanuelle en su puesto, “me puso como delantera, como punta, en el puesto que juego siempre”.

Hija de un tremendo ex futbolista como Diego “El Galgo” Emanuelle, al consultarla sobre la opinión de su padre sobre este momento dijo que “está muy contento, dando algunos consejos y siempre apoyándome para que siga”.

EXPECTATIVAS | Catalina cumplirá 17 el próximo 10 de diciembre. Sin dudas tiene mucho para aprender y crecer en el fútbol, con 20 goles en el Clausura es una de las principales anotadoras del Torneo. Contó que Ariel Longo les explicó a las futbolistas que “no sólo es cuestión de quedar en el grupo definitivo sino del aprendizaje, que con las jugadoras del interior las convocan para que vayan mejorando, porque el nivel es totalmente diferente”.

Sobre su futuro futbolístico Catalina Emanuelle dijo que “como que estoy en todo esto que me está pasando y no se aún lo que pasará con mi pase, en diciembre vence el préstamo y habrá que hablar con Nacional, como soy jugadora de ellos dependo de lo que ellos decidan, a mí me gustaría quedarme en Campana, que este año me fue muy bien, he hecho muchos goles, pero yo lo que quiero es jugar, no quiero quedarme sin jugar”.

Catalina dijo finalmente que “no hice fútbol infantil, comencé a los 13 años en Juventud Unida, enseguida que se armó el equipo, yo desde la escuela siempre quise jugar al fútbol, pero acá cerca no había ningún club femenino y no me querían llevar a jugar con los varones, yo hubiese ido, no tenía problema, pero a veces no se puede”.

La Selección Femenina Sub 20 enfrentará a Argentina, en dos partidos amistosos previstos para el 10 y el 12 de diciembre. Sobre la eventualidad de estar en esos encuentros Catalina dijo que “me parece difícil todavía que esté en esos partidos, la posibilidad está pero todavía no creo que me citen” y vaya que la posibilidad está, es una de las 31 chicas que integran el plantel, pero la humildad y las ganas de aprender son herramientas fundamentales en todo proceso personal, hay sueños, hay mucho futuro y las posibilidades están ahí cerquita.

El plantel femenino Sub 20

Para los entrenamientos a desarrollarse del 2 al 4 de diciembre, el entrenador de la Selección Femenina Sub 20 convocó a las siguientes 31 futbolistas: arqueras: Brisa Da Silva (Colón FC), Catia Gómez (Peñarol), Josefina Villanueva (Progreso) y Yennifer Sosa (New York City – USA), Defensas: Maytel Costa (Colón FC), Adriana Salvagno (Palmirense – Colonia), Sharon López (Nacional), Mayra Castro (Liverpool), Shirley Mederos (Liverpool), Antonella Ferradans (Progreso), Lorena Yaque (Rampla Jrs. – Durazno), Sofía Ramondegui (Palmirense – Colonia), Esthepany Ramírez (Peñarol), Juliana Viera (Liverpool); Volantes: Karol Bermúdez (Liverpool), Deyna Morales (Rentistas – San Jacinto), Kelly Rigau (Liverpool), Luciana Gómez (Nacional), Nikol Laurnaga (Liverpool), Sasha Larrea (Progreso), Belén Viera (Defensor Sp.), Rocío Martínez (Atenas – San Carlos), Pilar González (Fénix – Canelones), Micaela Domínguez (Progreso), Solange Lemos (Atenas – San Carlos); Delanteras: Esperanza Pizarro (Nacional), Belén Aquino (Progreso), Wendy Caraballo (Arachanas – Melo), Ángela Gómez (Liverpool), Martina Terra (Liverpool) y Catalina Emanuelle (Campana – Libertad).

Por Jorge Gambetta