Sanguinetti realizó recorrida por San José; en Libertad participó de acto en la sede de Campana

En una sede del Club Atlético Campana con una veintena de personas presentes, el precandidato presidencial del Partido Colorado y ex presidente de la República Julio María Sanguinetti, realizó una conferencia de prensa abierta en la cual marcó los lineamientos de su campaña electoral hacia el 30 de junio.

El ex Presidente comenzó explicando las razones que lo hicieron ser candidato en esta oportunidad. Dijo que “Batllistas nació en virtud de una acefalía que se había producido en el partido, que tenía falta de liderazgo. El partido estaba sin rumbo, un gran desánimo general; las encuestas nos ponían muy tristes, muy pesimistas y ahí es donde un grupo de amigos me viene a ver y yo que estaba angustiado -trabajando en la prensa, publicando libros sobre todo para poder rescatar la verdad histórica sobre la que se publican tantas falsedades-, me precipitó la chispita y dije hay que salir y salimos, pongan ‘Batllistas’, que es lo que somos y vamos hacia adelante”.

Según Sanguinetti, “la respuesta fue muy buena, que es lo más importante, el partido enseguida reaccionó, se regeneró, pero sobre todo se cambió el ánimo, que es por donde empieza todo, la alegría o el pesimismo y el partido empezó a entender en lo que estábamos”.

“Primero buscamos que el partido reaparezca, resurja y que sea decisivo en la elección y eso lo hemos confirmado. El Partido Nacional es fuerte, es sólido, pero solo no va a ganar y para quienes estamos pensando en la importancia del cambio, se hace imprescindible nuestro partido; en segundo lugar queríamos instalar la idea de un gobierno de coalición habida cuenta que ninguno de los partidos opositores llega a un 40%, ni soñar remotamente en llegar a eso, porque las ideas son principios pero también son realidades”, dijo Julio María Sanguinetti.

A partir de eso es que “visitamos a los dos líderes blancos -Lacalle Pou y Larrañaga-, y les dijimos que nuestra idea era que pasada la interna tenemos que hacer un acuerdo político para llegar a octubre, con un programa en el que nos pongamos de acuerdo qué vamos a hacer en la educación, en la política exterior, con la economía, con la inseguridad”.

“Esa iniciativa ha seguido circulando y está bastante instalada la idea de que la oposición solo puede producir el cambio en esta fase de la historia. No es solo ganarle al Frente y después vemos qué hacemos, tenemos que construir una alternativa desde ya y a su vez diciéndole al país la verdad”, dijo el ex Presidente.

PAÍS COMPROMETIDO | En opinión del precandidato colorado “estamos en un país muy comprometido, con un gran déficit fiscal, con una gran deuda externa, con crisis de empleo, con una situación social muy compleja, que va de una educación con malos resultados, hasta un delito que crece”.

Por eso “cuando arrancamos lo hacíamos con un sentido de deber, de conciencia, hoy ya no, hoy lo hacemos con alegría, con espíritu, porque la respuesta de la gente nos alienta en todas partes; no tenemos dudas que el partido será decisivo”.

Dijo además sentirse sorprendido por las simpatías que genera su candidatura. “Parece ser que soy el más simpático de los candidatos; tengo fama de serio, pero no de antipático. La gente ve que alguien que tiene 83 años, que ya fue dos veces Presidente, que ya colmó todas sus expectativas políticas, que se vuelve a largar porque siente que su partido está mal y porque siente que hay necesidad de cambio, y eso lo respeta, más allá que no me vote”.

Consultado sobre qué líneas plantea el acuerdo opositor, dijo el ex Presidente que “las líneas básicas ya las hemos marcado. Hay que salir de la hipoteca de nuestra economía. El país está hipotecado, es decir que debe mucha plata y debe pagar muchos intereses. Tenemos un déficit fiscal grande, la diferencia entre ingresos y egresos es grande. Como consecuencia de ese déficit seguimos pidiendo plata prestada. El Frente entró con 13 mil millones de deuda y ahora tiene 40 mil”.

“Lo grave es que esto fue luego de una bonanza de precios internacionales muy grande, que le permitió a Uruguay tener un enorme ingreso, desgraciadamente no se hizo lo que sensatamente hace cualquier padre de familia, primero pago las deudas y después arreglo el techo de la casa. El gobierno gastó y gastó para ganar las elecciones. Hoy estamos apretados, en una situación difícil y con una gran crisis”, opinó Sanguinetti.

Otro punto del acuerdo sería el referido al crecimiento económico. “Solo crecemos si lo hacemos hacia afuera, exportando nuestra producción agrícola, este es un país agrario básicamente, tienen cada vez más importancia los servicios, pero va a seguir siendo agrario, por eso hay que apuntar a los acuerdos de libre comercio”, añadió.

EDU XXI | En cuanto a la educación, dijo que en su segundo gobierno se hizo “un gran esfuerzo para que los servicios de preescolares se sumaran a los CAIF que habíamos creado en el primer gobierno, también las escuelas de Tiempo Completo. El Frente intentó demoler todo lo que pudo de lo que hicimos en la educación, el resultado es que tenemos los peores índices de educación, solo el 40% de los alumnos termina Secundaria; hay que volver a hacer un gran esfuerzo de reforma, hay que rescatar el espíritu reformista, no para repetir la fórmula. Hay que hacer un acuerdo, para el cual ya hay una cierta base en el proyecto de Uruguay XXI”.

El cuarto tema de acuerdo debe ser “la inseguridad”, según Sanguinetti, materia en la cual FA ha gobernado lleno de tabúes respecto al tema.

Respecto a las diferencias que ve de sus dos presidencias con respecto al presente, dijo que “las circunstancias históricas no son iguales. Nuestra primera Presidencia fue el cambio en paz, salir de la dictadura sin que se reprodujeran los enfrentamientos del pasado, salir de modo que no nos pasara lo que pasaba en Argentina, con los rebrotes de violencia. En ese período el país creció, después vino el gobierno de Lacalle, luego retornamos, ahí ya era otra cosa, había que hacer reformas; se hicieron los cambios, se salvó la seguridad social, se modernizó.
También se hizo la reforma de la educación”.

“Hoy el mundo ha cambiado, con una competencia enorme y un fenómeno tan particular como el de las redes, que son la amplificación de lo que antes era lo que dice la calle”.

Sanguinetti saludó a todos los presentes, dialogó con ellos y luego prosiguió rumbo a Puntas de Valdez, para luego inaugurar un comité en San José de Mayo y realizar un acto público, también en la capital departamental.

Por Javier Perdomo