Rafael Paternain (FA), dice que hay que generar un frente social y político contra idea de militarizar la seguridad

Este miércoles 24 a las 19 y 30 en el salón de fiestas de Agraciada esquina San José de Libertad, dirá presente el senador Rafael Paternain (suplente de Constanza Moreira), para participar de una charla sobre seguridad, organizada por el comité Héctor Vinelli del Frente Amplio. Quien fuera responsable de la creación del Observatorio de Criminalidad en el primer gobierno del FA (que sistematiza la información sobre delincuencia y criminalidad en el país), tiene una visión muy crítica sobre la política desarrollada por su partido en los últimos dos períodos de gestión, no por ser poco punitivista –como acusa la oposición al gobierno-, sino por no actuar en prevención y actuar únicamente en materia punitiva.

El Senador suplente, dialogó con La Semana en los días previos a su visita a Libertad, para adelantar, en parte, cuál será su línea argumental de su charla. Contó Paternain que “la idea es hacer una puesta a punto y tomarle el pulso a las preocupaciones de la gente. Vamos a tener que trabajar en término de balance sobre los problemas y los avances en materia de seguridad con la gente. Tenemos muchas ganas de hablar de nuestra perspectiva, que en los últimos dos meses hemos tratado de sistematizar, más allá que hemos tenido algunas posturas contrarias a iniciativas legislativas y algunos énfasis diferentes con el resto de los compañeros. Queremos ayudar a ir construyendo algo de agenda, sobretodo una agenda más orientada a una política de carácter preventivo”.

“A partir de la realidad de Libertad, queremos hacer un balance de lo actuado, brindar nuestra perspectiva”, porque si bien “el delito más complejo tiene una concentración montevideana y  metropolitana (ese es el delito que después se construye con todos los relatos a partir de los medios de comunicación y la política pública hace mucho énfasis en eso), lo que notamos hace mucho tiempo es que hay cambios más imperceptibles a nivel de otras realidades, incluso en localidades pequeñas que están siendo impactadas, no tanto por los delitos más extremos o violentos, pero si por una cierta rutina de delitos que antes no existían -porque el delito ha tenido desplazamientos-, y eso implica tener como estrategia una de las cosas que nosotros estamos proponiendo en las políticas de prevención, que son los gabinetes de gestión local o integrada para el abordaje de la delincuencia”.

“La idea es pasar de un modelo muy pensado en cuestiones más centrales, casi con lógica castrense, de controlar algunos territorios complejos, a un modelo más horizontal y pensar estrategias no tan centralizadas y mucho más desde la lógica local”, explicó el Senador.

 

ESTRATEGIAS LOCALES | Es en el marco de esa política que “queremos recuperar con más impulso lo que fueron las mesas locales de convivencia y participación, que es un proyecto que fue dejado por el camino. Obvio que la Policía en un lugar pequeño juega un rol importante, pero eso debe ir acompañado por una participación bastante mayor de la sociedad, por tener planes y estrategias locales definidas desde las demandas locales. Uno de los puntos que nosotros manejamos en términos de agenda es ese, recuperar, invertir, hacer campaña fuerte con las mesas, siempre pensando que no puede haber estrategias generales, tiene que haber un marco general, pero en cada lugar esas mesas deben dar respuestas particulares, porque si no se generan demandas conservadoras, punitivas y creo que el mecanismo de participación debe ser más abierto a poder tener estrategias de intervención sobre los problemas de manera más sólida, más integral”.

Consultado Paternain sobre cuáles son los logros que podrá mostrar el FA en la próxima campaña electoral, dijo que “tenemos muy poca cosa para mostrar, somos muy críticos y autocríticos, sobretodo porque los principales indicadores en este tema han tenido un retroceso muy fuerte”.

“Hay otras cosas más instrumentales que se han hecho, ha habido una intervención muy fuerte en términos presupuestales, de mejora de equipamientos, de reforma de la Policía, el nuevo Código del Proceso Penal. Se ha puesto mucho esfuerzo en priorizar esas herramientas en la gestión de la política de seguridad”, pero “falta una política infinitamente más articulada, más ambiciosa y que pueda impactar en aquellos indicadores más críticos”, dijo Rafael Paternain a La Semana.

“Hoy tenemos una tasa de homicidios que debe ser reducida de inmediato, niveles de violencia en algunas manifestaciones de delitos que también deben reducirse, tenemos unos índices de reincidencia penitenciaria muy altos. Esos son los nudos principales sobre los que no hemos podido avanzar. Esa ha sido nuestra angustia política, sabíamos que había una dirección de política que no era la correcta y que eso iba acompañado de resultados que no eran los mejores”, comentó Paternain.

 

MÚLTIPLES VISIONES | En el primer gobierno del FA se apostó a una política de prevención y participación social en la seguridad, pero desde el segundo fue enfocándose hacia una política esencialmente represiva, que Paternain no comparte. De cara a un posible cuarto gobierno, el Senador entiende que “una de las primeras cosas que hay que hacer es sacar el foco de la seguridad de una asignación tan clara a un solo sector (el MPP). Creo que el Ministerio del Interior está muy identificado con un sector del Frente Amplio, sería interesante que hubiera una gestión política que fuera más representativa de todas las sensibilidades del FA”.

“La gestión ha sido pensada para la reestructura de la gestión policial, la video vigilancia, la cárcel como un mecanismo de control, pero cuyos resultados no son buenos, por lo que hay que revisar esa política a fondo y en el cuarto gobierno debemos darle un sostén de gestión política más representativa con perfiles y afinidades del FA en su conjunto, hay que desectorializar esta política, en un contexto que será mucho más difícil porque quizás el FA no tenga mayoría parlamentaria”.

Consultado sobre la campaña “Vivir sin miedo” que promueve la utilización de las fuerzas armadas en materia de seguridad, dijo Rafael Paternain que “es esperable que las firmas se logren y el tema se instale, lo cierto es que será difícil porque la propuesta es como un plebiscito de aquellas medidas que nosotros rechazamos. Es un arco de medidas que plebiscitan un modelo de política, que es más anhelado por la opinión pública, la idea de militarizar la seguridad, aprobar penas perpetuas para delitos graves, darle a la Policía otro nivel de discrecionalidad; eso está muy publicitado en la opinión pública y va a calar hondo, pero el FA tiene que desmarcarse con mucha convicción”.

“Va a ser difícil, pero la batalla política debe ser esa, desmarcarse de ese modelo y al mismo tiempo poder generar una alternativa; una de las claves será ver lo que pasa en la región, ya que Brasil y Argentina que han apostado a esa línea de militarizar la seguridad y han tenido un retroceso fenomenal en todas las áreas”, dijo Paternain, quien culminó diciendo que “hay que ir hacia la creación de un frente social y político mucho más amplio para resistir esta campaña y eso hay que construirlo rápido”.

 

Por Javier Perdomo.