Proclama combativa en el acto del 1º de mayo en Libertad; Ignacio Guerrero fue el principal orador

El dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (UNTMRA), Ignacio Guerrero fue el encargado de leer la proclama del acto del 1º de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores en Libertad, que contó con un puñado de asistentes en la gris tarde del martes.

El acto comenzó puntualmente a las 17 y 30 en la plaza de los 33, tal como se había anunciado y la oratoria la inició Ignacio Broggi, representando a los funcionarios de UTU (AFUTU), quien destacó los avances en la obra de la Escuela Técnica de Libertad. Luego fue turno de un saludo de Gabriel Otarola representando a los trabajadores del mar.

Luego, Claudia Bassini, leyó la proclama del colectivo Mujeres en Libertad, quien reivindicó la igualdad de derechos. Bassini dijo que “en Uruguay, la mujer en el mismo puesto de trabajo y haciendo la misma tarea que su compañero hombre, gana 26.3%, comparativamente podemos decir que por la misma tarea trabaja 87 días gratis al año”.

Luego mencionó que “las mujeres trabajadoras somos el 45.8% de la población ocupada, sin embargo la tasa de desempleo femenina es superior a la masculina en un 38%”. Entre otros datos que aportó Bassini dijo que “en una semana una mujer trabajará 18 horas más que el hombre, cuidando a sus hijos y en las tareas del hogar”.

Prosiguió luego diciendo que a las mujeres “se nos dificulta el acceso a los lugares de decisión política y de jerarquía” y se preguntó luego “cuánto más deberemos luchar para que se reconozca el trabajo no remunerado”.

En nosotras se repite el modelo opresor padecemos. Al día de hoy tenemos una mujer muerta cada poco más de cinco días en lo que va del año; se nos está matando indiscriminadamente, seguimos siendo víctimas de violencia sexual, patrimonial y psicológica, tal cual objetos de posesión”, por eso es que reclamó que “la lucha sea una y que nuestros derechos de trabajadoras sea también parte de la lucha de la organización y de reconocimiento de toda la clase trabajadora, porque tenemos los mismos derechos en todos los planos”.

LA PROCLAMA | Llegado el momento de la oratoria central, de unos 40 minutos, Ignacio Guerrero hizo un pormenorizado recuento de la agenda internacional desde la óptica de los trabajadores. Comenzó diciendo a los presentes “gracias por ser tan pocos pero tener conciencia de que hay que estar acá”.

Guerras brutales reformas y ajustes, recortes sociales a la clase obrera, retrocediendo un siglo hacia el hambre y la explotación. El abuso y la violencia se direccionan al desplazamiento humano”, dijo Guerrero, que luego habló de las guerras en Medio Oriente, de la crisis del capitalismo global, de la concentración del poder mundial y de la inmigración a causa de las guerras.

Luego hizo referencia a la situación política que vive Brasil, Argentina y Venezuela, para desembocar en el Uruguay, diciendo que “hoy somos libres porque somos protagonistas y tuvimos conciencia, después de 175 años de gobierno de los partidos tradicionalees. Hace 15 años estábamos con una pobreza del 40%, estábamos sumergidos en la miseria, hoy estamos en el 6 y algo. Falta sí, pero somos y seremos el hoy el futuro, somos los verdaderos cambios.

Luego hizo referencia a la crisis del agro y los autoconvocados, mencionando que hay sectores que están pasando mal, pero aclaró que no hay que confundir “la moquete con el barro, acá los explotadores tomaron la bandera de los que necesitan, para desestabilizar los cambios logrados. Los terratenientes del agro negocio tuvieron ganancias extraordinarias en este tiempo. ¿Quieren discutir de reformas? Hagámoslo pero en función de una reforma agraria integral”.

Cuestionó el carácter político de los autoconvocados y dijo: “no nos mareemos, estos están ideologizados por la clase dominante, ya empezaron la campaña para desmantelarnos. Estos son los que azotan a los trabajadores cuando reclaman sus derechos, estos son los que quieren recortes sociales y ajustes. Dejen los azotes y respeten, somos seres humanos. Basta de represión”.

Para el final dejó Guerrero las referencias al gobierno departamental. Dijo Guerrero: “señores del gobierno departamental dejen de organizar y financiar estos grupos desastabilizadores. Dedíquese a su gestión, que deja mucho que desear, preocúpese por poner su despacho al servicio de los que lo necesitan, deje de servir a los terratenientes. Vele por la sociedad toda, basta de administrar al pueblo como si fuera una empresa mal administrada. Póngase el mameluco”.

 

Por Javier Perdomo.