Primer domingo de setiembre con “Llamadas de Invierno” en Playa Pascual

La casi soleada y poco ventosa tarde de domingo aguardaba con la misma ansiedad a los cientos de protagonistas que la Avenida Río de la Plata recibiría para convertirla en un río de tambores, bailarinas y personajes típicos en las segundas “Llamadas de Invierno” de Playa Pascual.

Seis fueron las comparsas que participaron de la movida organizada por la comparsa Río de Tambores, que recibió el apoyo institucional del Municipio de Ciudad del Plata, el Centro MEC CDP y el Gobierno Departamental. Otras organizaciones sociales y comercios locales también dijeron presente a la segunda edición.

En el entorno de la terminal de ómnibus fue dispuesto el escenario donde hicieron disfrutar a los presentes con ritmo y alegría, la banda local “Plena de Barrio” una vez que finalizó la pasada de las comparsas en la avenida.

 

LAS COMPARSAS | Las agrupaciones desfilaron en el siguiente orden: abrió la tarde “Son del Sur” de Libertad, que está en pleno rearme y comenzaron a entibiar la tarde a ritmo de candombe.

La temperatura comenzaba a subir y ya se divisaban los colores que identifican a la también comparsa libertense “La Domingó”, con un ala infantil de bailarinas y tamborileros sumando la destreza de portas banderas y símbolos. Unos metros más atrás el cuerpo de baile y los personajes típicos y cerrando una afiatada cuerda de tambores.

El termómetro rítmico seguía subiendo; el rojo, azul y amarillo se adueñaba de la avenida y tocaba turno a la comparsa “El Reencuentro”, que nuevamente demostró que está en pleno crecimiento y que si fuese un certamen, cubrirían todos los rubros puntuables con un buen promedio.

“La Cuatro Cuartos”, comparsa invitada de origen montevideana fue una de las de menor cantidad de integrantes, pero demostró la firmeza de la idea de que cantidad no es sinónimo de calidad. Brillante cuerpo de baile y 14 tocadores de primera, haciendo un ritmo de candombe picante y desenfadado.

Quienes más kilómetros hicieron, llegaron a demostrar que los maragatos también sienten el candombe y de muy buena forma, “La Josefina” dejó bien plantado todo su prestigio dentro y fuera de San José, con un toque similar al barrio Sur de Montevideo, cadencioso, tradicional y sabroso que dio motivo a lucir todo lo que trajeron.

Cerraron los anfitriones y organizadores, Río de Tambores. Qué decir que ya no hayamos mencionado desde estas mismas páginas; siguen en franco crecimiento artístico, cuidando cada detalle en el momento de desfilar y danzar al ritmo del tambor.

En definitiva, nuevamente se logró un espectáculo al aire libre totalmente integral desde al principio hasta el final, donde se volvió a poner el sello de destaque.

Las “Llamadas de Invierno” logran algo tan típico como poco habitual, “el entrevero final”, cuando todo termina, bailarinas, tocadores y personajes típicos, vuelven a trepar la avenida pero todos juntos, decenas de tambores y bailarinas homenajeando a su majestad el ritmo afro-oriental, el Candombe y sin dudas, ya se comenzó a preparar para su tercera edición 2019.