Preocupación del director de la escuela 73 por altas velocidades en Camino Mauricio

Gustavo Silvera, maestro director de la escuela 73, ubicada en Camino Mauricio en dirección a de Kiyú, dialogó al cierre del año con La Semana para alertar a la población y a las autoridades sobre ciertos acontecimientos que han estado ocurriendo en las cercanías de la escuela.

Según Silvera, ya hace bastante tiempo que sufren en la escuela una problemática que es apremiante que tenga una solución por parte de las autoridades. Silvera, que reside en el edificio escolar, dijo que “queremos hacer pública una verdadera preocupación, porque todavía no ha pasado nada malo, pero puede pasar. Es una preocupación que tenemos los miembros de la escuela, los padres y los vecinos de acá de Mauricio, por el tema de la alta velocidad con que pasan los vehículos frente a nuestra institución y ahora que viene la época del calor y el verano se complica más porque aumenta la circulación de vehículos y obviamente esto hace que aumente la peligrosidad de que ocurra algún accidente”.

El docente reconoció que sí se han hecho cosas, pero aún no ha sido suficiente para evitar este riesgo latente que viven a diario los pequeños que asisten a esta escuela. Por ejemplo, contó, “ya hay nueva cartelería frente a la institución que advierte al conductor que tiene que disminuir la velocidad porque hay un centro educativo, también trajeron una parada de ómnibus que la tenemos hace un mes acá desarmada, esperando a que la instalen. Pero aún no se han tomado medidas determinantes que eviten el alto riesgo que corren los alumnos día a día”.

El maestro director de la escuela, contó que “hay personas que viven en las adyacencias y que no tienen cómo movilizarse, es por ello que acostumbran a ‘hacer dedo’ cerca de la escuela”.

Silvera dijo que “hace aproximadamente ocho meses, recibimos la visita del director de Tránsito de la Intendencia de San José Marcos Reyes, acompañado del alcalde de Libertad Sergio Valverde, del concejal Gonzalo Rodríguez, de varios inspectores y varias personalidades de la Intendencia. En ese momento reconocieron que notaban la peligrosidad de la situación por la alta velocidad y que el problema más grave era que las personas que circulan por esta vía no respetan la cartelería. Pero lo que nos preocupa en este momento es que después de esa visita que realizaron, la situación no ha cambiado nada”.

Contó luego que desde el mes de julio de 2018 están haciendo gestiones para solucionar esta situación. Sólo en abril de este año se apersonaron las autoridades en la institución, en donde hubo una respuesta parcial, y ya está por finalizar este año y aún los afectados no ven que las autoridades se aboquen realmente.

 

LO DECLARADO | La Semana constató que en las declaraciones realizadas por Marcos Reyes en el mes de abril, en ocasión de visitar la escuela, había dicho que se procuraba “disminuir velocidad frente a escuela rural”. En la nota Reyes dice: “hemos acordado colocar más cartelería y señalización vial y enviar parte del cuerpo inspectivo algunos días rotativos a colocar conos sobre la misma, de forma tal de aminorar el pasaje de vehículos frente a la escuela. Si los usuarios respetaran realmente la velocidad que tienen al conducir, a la velocidad que tienen que andar, no tendríamos inconveniente”.

“Vamos a enviar esporádicamente, parte del cuerpo inspectivo con el radar y bueno, tratar de disuadir un poco. Para que la gente entienda, que frente a los centros de estudio, en los horarios de clase, tenemos que respetar lo que dice la cartelería que allí está instalada”, decía Marcos Reyes en aquella oportunidad.

Pero según Silvera nada de eso ha ocurrido y su preocupación crece, ya que entiende que “estamos jugando una ruleta rusa, porque es como poner una bala en un revolver, girar y esperar a ver qué sale. No sabemos, si tenemos suerte, no va a disparar nada. Pero si no tenemos suerte, vamos a tener un accidente, y ¿qué tenemos que hacer nosotros? Yo, como referente de acá de la comunidad de Mauricio, seguir insistiendo como lo hemos hecho. Enviamos una carta, hemos hablado, hemos tenido apoyo por medio del concejal Gonzalo Rodríguez, el mismo alcalde Sergio Valverde, pero la comunidad está preocupada porque no ha habido cambios.

Es así que el maestro director reiteró por este medio el llamado a las autoridades pertinentes para que se aboquen de manera efectiva a esta problemática que de manera latente es un alto riesgo para la integridad física de los alumnos, padres y demás vecinos de la escuela 73.

 

OTROS TEMAS | Pero no todo son malas noticias en la escuela 73. Gustavo Silvera aprovechó para agradecer públicamente algunas donaciones. Ex alumnos de la escuela donaron dos aires acondicionados, mientras que el grupo de Puntas de Valdez Manos Laboriosas, aportó otro a través de un concurso de Redpagos, que se llamó “Volvé a la Escuela”.

“Manos Laboriosas”, se enteró que la escuela 73, entró al concurso y que los chiquilines estaban pasando frío en el invierno y calor en el verano, y que por ello estaban vendiendo ropa usada para poder recolectar dinero y comprar un aire acondicionado. Es allí cuando Manos Laboriosas dijo “vamos a colaborar con la escuela 73 que lo necesita y le vamos a dar una mano”.

Además, los exalumnos también donaron unas ventanas de aluminio para sustituir las que están actualmente, que tienen varias aberturas por las cuales se cuela el agua durante períodos de lluvia, se filtra el frío durante el invierno y en definitiva, no permite climatizar correctamente el área pues las ventanas no están en condiciones.

El Director destacó otras de las mejoras realizadas. A finales del mes de febrero de 2020, la Brigada Solidaria del Sindicato Único Nacional de la Construcción (Sunca), hará las instalaciones de las ventanas. El Municipio con dinero de la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto) también se suma al grupo de donadores de equipos para la escuela. En esta oportunidad, con tres juegos saludables a ser instalados frente a la escuela para que la comunidad también haga uso de ellos, al igual que las personas que acostumbran hacer ejercicios por el Camino de Mauricio.

También será implementada la colocación del alambrado para que las personas que vayan hacer uso de los juegos saludables, no tengan que atravesar la escuela y así sea más cómodo y fácil de disfrutar.

Por Livia Cedeño.