Polémica en San José por decisión de la ISJ de no pagar más el alquiler del refugio

La directora Departamental del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), Soledad Díaz y el intendente José Luis Falero se reunirán el próximo viernes 20 de julio para dialogar sobre el futuro del refugio de San José de Mayo. Las partes acordaron el encuentro luego de que el jefe comunal anunciara en forma pública que no pagará más el alquiler del local que es utilizado con ese fin.

El encuentro -que se llevará a cabo junto a la Dirección Nacional de Protección Integral en Situaciones de Vulneración en dónde funciona Calle, programa que se encarga de gestionar los refugios–, fue acordado el martes 10 de julio mediante un diálogo informal entre la Directora del MIDES y el Intendente Falero.

El motivo de la reunión será analizar las posibilidades de que el titular del Ejecutivo revise su decisión de no continuar con el pago del alquiler del local en donde funciona el albergue de la capital departamental ubicado en calle Colón, esquina Bengoa.

EL ANUNCIO | Falero hizo el anuncio en respuesta a un oyente radial que consultó por las personas que pernoctan en la Terminal de ómnibus de San José de Mayo y la vinculación de éstos con varios robos cometidos en la zona. Fue en el programa “Al pan pan” de Radio Sarandí en el marco de un ciclo de entrevistas efectuadas a los intendentes de todo el país.

Tras la interrogante, el Intendente recordó que el alquiler del local cuyo valor ronda entre los 35 y 40 mil pesos uruguayos se acordó en el año 2007 a través de un convenio cuyo fin era colaborar con el MIDES: “En su momento se firmó un convenio, en el año 2007 – en ese momento yo no estaba como Intendente, estaba como secretario-, la Intendencia alquiló el local para colaborar con el Mides”, dijo Falero.

El Intendente dijo que el convenio se concretó, “pero siempre en el entendido de que el refugio iba a ser para ciudadanos de San José que podían tener alguna dificultad transitoria”, reparó.

A ello, el jefe comunal agregó que actualmente el refugio “se ha transformado en un refugio regional”, razón que lo llevó a decidir no pagar más el arrendamiento: “la verdad es que yo no voy a pagar más ese alquiler, termina el contrato a fin de mes. La ciudadanía de San José no puede estar bancando un alquiler para estar recibiendo a gente de todos lados que no sabemos ni quiénes son”.

Falero justificó su “clara medida” en el entendido de que de acuerdo a su lógica, cada departamento debería “hacerse cargo de su gente”. Agregó que al día de hoy son solamente seis  lo maragatos que pernoctan en el refugio.

En el caso de esos acogidos, el Intendente dijo que “si hay que dar una mano transitoriamente a esas personas ‘vamo arriba’, bienvenido sea, pero yo no voy a seguir pagando 35, 40 mil pesos de alquiler para que me venga gente de todo el Uruguay que no se ni quiénes son”.

“A veces se les cierra el refugio y van a dormir a la terminal”, dijo luego el intendente José Luis Falero.

DATOS ERRONEOS | Tras el anuncio, la directora Departamental del MIDES, Soledad Díaz, desmintió los datos aportados por el Intendente. Según informó la jerarca, la mitad de los que pasan la noche en el albergue son de San José.

Fuentes cercanas al refugio informaron a La Semana que, incluso muchos de los que acceden al servicio que son oriundos de otros departamentos, actualmente residen en el departamento josefino.

El refugio cuenta con una capacidad máxima para 32 personas y es el único de la ciudad. Además de ser un lugar en donde las personas sin techo pueden pasar la noche, se les ofrece la cena cuya elaboración y entrega está a cargo del comedor municipal. El albergue también brinda atención médica y psicológica a las personas en esa situación.

El centro, que es gestionado por la Asociación Eusebio Vidal desde el año 2011 hasta la actualidad, atiende desde las 18 horas hasta las seis de la mañana.

CANASTAS | En medio de la polémica que generó la resolución del Intendente y consultado al respecto por varios medios de San José, Falero agregó que hubo “medidas inconsultas” adoptadas por el MIDES que también pesaron en su decisión.

“El MIDES ha tomado algunas medidas inconsultas para con nosotros, que también nos ha llevado a tomar alguna decisión al respecto”, dijo. Falero se refirió con ello a la imposibilidad de acceder al programa de canastas que ha experimentado la Intendencia desde el mes de marzo.

El Intendente dijo que primero fue comunicado desde el Ministerio que la dificultad era generada por un error del sistema. No obstante, posteriormente recibieron información de que habrían sido excluidos del mismo sin previo aviso: “en principio se nos dijo que era porque el sistema estaba caído, pero después supimos que directamente se nos excluyó (…) correspondía avisar antes. Son cosas que nos incomodan”, sentenció.

Falero hizo estas manifestaciones el lunes pasado 9 de julio, en el marco de la sesión celebrada en la Junta Departamental de San José cuyo fin fue hacer efectiva la asunción del nuevo Presidente del deliberativo, el edil de Alianza por San José, Gastón Camy.

Al respecto, Soledad Díaz dijo a La Semana que la medida responde a un cambio en el sistema de la distribución de alimentos por parte del Ministerio de Desarrollo Social y en particular por el Instituto Nacional de Alimentación (INDA).

Según explicó la titular, las gestiones del servicio que estaba en manos del Gobierno Departamental pasaron ahora a estar a cargo del organismo rector de las políticas sociales. Ahora quienes deseen acceder a la canasta deberán realizar el procedimiento correspondiente directamente ante el MIDES.

Soledad Díaz, agregó que el cambio implicará, además, que las canastas ya no serán entregadas en forma física, sino que en lugar de eso, los beneficiarios recibirán el monto de dinero equivalente a las mismas. El Ministerio llevará un control más estricto con respecto a las personas que recibirán ese dinero a través de una tarjeta. Los controles se efectuarán mediante visitas a las personas que reciben la ayuda alimentaria.

Sin embargo y pese a lo informado, la Directora reconoció no haber comunicado el cambio previamente como habría correspondido.

CIERRE| A todo ello, se conoció posteriormente que existe la posibilidad de que el refugio cierre sus puertas en los próximos meses. Según informó, eso podría suceder entre los meses de febrero y marzo.

Según dijo a este medio la titular del MIDES en San José, el refugio se trasladaría a otro departamento. Consultada sobre el futuro de las personas que pernoctan en el centro nocturno, Díaz aseguró que serían trasladadas a otros servicios.

 

Por Katherine Martínez.