Pescadores artesanales conformes con llamado de DINARA, pero con reservas

El grupo de Pescadores Unidos (PESUN), de San José, analizaba en una reunión que se realizaba este lunes, al cierre de la presente edición de su periódico, la postura a tomar tras el llamado realizado por la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (DINARA), que subdivide la costa del Río de la Plata en dos zonas y que limitaría el traslado tras la pesca de los trabajadores del mar.

El llamado se difundió el jueves 28 de setiembre y a principios de la semana pasada llegó a conocimiento de los pescadores por intermedio de Jimena Sosa, del MGAP, quien estuvo trabajando en la conformación del grupo que dio nacimiento a PESUN.

El llamado es abierto y apunta a integrar un registro de aspirantes a permiso de pesca artesanal para la Zona D (tramos D1 y D2), a partir de la resolución 226/017, por la cual se subdivide en dos tramos. El primero comprende el Río de la Plata desde el paralelo que pasa por Punta Gorda hasta la desembocadura del Arroyo Cufré, margen oeste, mientras que el tramo D2, comprende el Río de la Plata desde la desembocadura del Arroyo Cufré margen este hasta la desembocadura del Río Santa Lucía margen oeste.

El período de inscripción va desde el 15 de octubre al 30 de noviembre del año en curso y se puede realizar en la sede central de la DINARA, en la Prefectura Nacional Naval (dependencias de cada tramo), y en las oficinas de la Dirección General de Desarrollo Rural de San José.

El llamado aclara que la inscripción no otorga por sí misma derecho a permiso de pesca y que sólo podrán inscribirse quienes no sean titulares de permiso de pesca artesanal, tengan antigüedad comprobable en la actividad y residan en la zona para la cual se inscriben. No podrán inscribirse quienes hayan sido poseedores de un permiso de pesca y que lo hayan transferido, salvo justificación fundada.

Fuera del plazo mencionado, no se podrá solicitar incorporación a la flota artesanal hasta un próximo llamado.

 

REPERCUSIONES | Consultada por La Semana Jimena Sosa, dijo que en efecto este llamado era lo que pedía el grupo desde que se conformó, pero cuestionó que fuera abierto y no dirigido al grupo que ella ayudó a conformar. “Nosotros queríamos que se hiciera un llamado más dirigido a la organización. Hubo todo un trabajo de base para fortalecer la organización y por eso se esperaba que fuera más cerrado, pero de última es lo que se estaba pidiendo”, dijo Sosa.

Consultada sobre si hay en San José pescadores que estén por fuera de la organización, dijo Jimena Sosa que “en teoría no hay, pero sí hay algunos pescadores ocasionales u otros que tienen muchas barcas, pero PESUN nuclea a la mayoría de los pescadores, aunque siempre queda alguno afuera”.

El otro punto de discordancia, según comentó Jimena Sosa, es que “subdividieron la costa oeste en dos, ellos no están de acuerdo, como que no tiene mucho sentido, porque el pez se mueve de un lado para el otro, es medio relativo el límite, pero supongo que tiene que ver con el tema de los puertos, porque muchos de los pescadores se mueven hacia Colonia, ya que van atrás de la pesca”.

El actual presidente de la organización de pescadores artesanales de San José, Carlos Negrete, dijo a su vez que el tema iba a ser motivo de debate en una reunión que se realizaba este lunes al cierre de la presente edición, porque no les convencía el tramo al que se los limita. “Nos gustaría que fuera más amplia la zona, nos limita; ese es el problema, nosotros queremos llegar allá (a Colonia), porque somos sabaleros, queremos que no nos limiten tanto”. Estimó que la decisión sería pedir una nueva reunión con las autoridades de la DINARA para hablar de las diferencias que tienen con el llamado.

Negrete recordó que “el sábalo es un pez de agua dulce, no de agua salada, por eso hacia el lado de la barra del Santa Lucía hay menos sábalo, que es lo que nosotros pescamos”.

Por Javier Perdomo