Pecho e’ Fierro y un toque para sacar el frío en la noche sabatina de Kiyú

Cómo es ya clásico en los veranos de Kiyú el Camping Las Acacias convocó el pasado sábado a un nuevo toque al aire libre y con entrada gratuita. Mucho público se fue arrimando desde temprano a pesar del frío, los amenazantes nubarrones y el fuerte viento que soplaba desde la costa. Los jóvenes respondieron una vez más y también se hicieron presentes familias pertrechadas con algún abrigo, reposeras y el infaltable equipo de mate.

No llegamos a tiempo de ver la actuación de Pájaro, dónde tocó el baterista libertense Ismael Barbé, sí se disfrutó del estilo candombero de la banda de La Explanada. Los Tixas desataron los primeros pasos de un público que en principio se mantenía mayoritariamente sentado en el piso, pero las raíces de la muy buena cuerda de tambores que integra la banda maragata inyectaron calor y ritmo para que la barra se sacudiera el frío.


CIERRE| Finalmente, pasada la medianoche se plantó en el escenario la banda que inauguró el concepto de “rock criollo” cuando irrumpió en el ambiente musical del Uruguay hace ya 22 años. Leonardo Carlini saludó a su público y los más fanáticos se adueñaron del lugar más próximo al escenario para alentar con una particular arenga y agitando banderas de Uruguay y de los “33”.

Sur fue el tema de apertura de lo que sería un repertorio de más de 20 canciones que incluyeron reliquias exquisitas como Metalúrgico o Galopera así como temas de su último disco, el séptimo de su trayectoria, titulado Segundo Tiempo, con referencias al fútbol pero con ineludibles pasajes de denuncia a las injusticias de la sociedad que nos muestra a diario los sueños rotos de las grandes mayorías de la población.

CARLINI| Tras la actuación, que culminó con A don José con la primera cuerda de su guitarra reventada, pasadas las 2 de la madrugada, a un costado del escenario Leonardo Carlini cumplió con el ritual de fotos, abrazos y breves diálogos con sus seguidores y luego mantuvo una charla con La Semana.

Al referirle a los casi 23 años de la banda y la creciente vigencia en un mercado difícil, en el que sin dudas habrán debido poner el pecho, Carlini dijo que “cada vez con más ganas, porque al principio la gente no conocía las canciones pero hoy las cantan mientras tocamos y eso nos da mucha fuerza, eso es el rock and roll para mí, la fiesta con la gente”.

El músico agregó que le gusta “romper los moldes, salirme un poco de la raya, sin pasarme pero saliendo un poco de la formalidad” y reconoció que “me han criticado por eso, pero me gustan las bandas de los 60 y 70 que hacían un poco esas cosas, nosotros buscamos nuestra felicidad y nos gusta hacer las cosas prolijas, ensayadas, pero permitirnos jugar un poco y permitirnos también un error de vez en cuando”.

INSPIRACIÓN | Sobre el último trabajo de la banda Carlini dijo que “cada disco es diferente, a uno le van gustando otras cosas, va madurando y las canciones son otras”. Luego agregó que “lo nuestro se llama lo que sale del corazón, el disco nuevo se inspiró en un niño, vecino del barrio, que vive jugando al fútbol y es discriminado por los vecinos, un poco el ‘mincho’ del barrio, que los demás padres no quieren que sus hijos se junten con él por sus malas costumbres, y él se pasa todo el día jugando a la pelota y sueña con un día ser un gran campeón y salir en la televisión y tener mucho dinero”.

Carlini dijo que “por eso el disco se llama Segundo Tiempo, porque además uno ya pasó los 40 años y ve que le queda la mitad del recorrido” y agregó que por eso “el disco tiene cosas del fútbol pero no como hinchas de algún cuadro, sino sobre la parte social que está detrás del fútbol”.

El guitarrista y vocalista de la banda explicó que Segundo Tiempo “está compuesto como en tres suites, tiene una primera con tres o cuatro temas que hablan de fútbol y de personas e historias que son reales, luego tiene una como más política y una tercera más existencial, es como una película el disco”.


PROCESO | Carlini explicó que “al principio iba a ser sólo de fútbol, con la historia de ese niño que también me recuerda a mí cuando era niño y vivía en San José. Ahora hace más de 20 años que vivo en el Cerro en Montevideo y yo también quería ser jugador de fútbol, pero nací con luxación de cadera y me la pasaba en el banco, y me agarré una bronca bárbara con el fútbol, pero al final me sirvió porque eso hizo que me fuera para la música, así pasé por una murga de niños, luego al Coro Municipal que me sirvió para mejorar el oído, la murga y el coro para afinar, después mi viejo apareció con una guitarra, ‘la encontré atrás de un árbol’, me dijo, así fui después a un profesor de guitarra que me enseñaba solo milongas y sin darse cuenta me metió la milonga y a mí me gustaba el rock y cuando quería hacer un rock me salía milongueado”.

Sobre las temáticas y contenidos de las letras de Pecho ‘e Fierro el músico dijo que “tenemos algunas que son más políticas, que a veces la gente las reclama, que son de la primera época de la banda, hoy estoy más para ver a los vecinos y ver qué hacen y qué les pasa y hago letras sobre ellos y allí también está lo político sin ser tan explícito”.

Para el compositor se trata de una búsqueda, “hace más de 20 años que soy músico callejero, sigo siendo un músico callejero, estoy más para hacer historias del entorno en el que vivo, en el Cerro, y hay muchas historias para contar (se ríe), como para escribir un libro sería y como sigo siendo un músico callejero, que canta en los ómnibus hace más de 20 años, de allí conozco también mucha gente y sus historias, entonces me nutro de todo eso y no de un plan para escribir sobre algo, naturalmente sale el reflejo de lo que uno escucha y siente”.

La banda tiene muy buena recepción tanto en el Interior como en Montevideo, al respecto Carlini dijo que “es divino, acá en Kiyú estuvimos hace dos años y hoy creo que hubo más gente, por suerte paró un poco el viento, que al principio era lo peor”.

Pecho ‘e Fierro nació formalmente en 1998 en San José de Mayo tras la separación del grupo Globos del Sur. A Leonardo Carlini (guitarra y  voz) y Carlos Aguette (bajo) se les unió en principio Ernesto Curcho en batería, luego reemplazado por Elvis Morales, más tarde se alejó Aguette, fue sustituido brevemente por Gabriel Tesija hasta la incorporación de Michel Fauci que permanece hasta hoy. El formato de trío que sostuvo la banda durante su “primer tiempo” es desde 2015 un cuarteto con la incorporación de Eduardo “Pato” Acevedo en armónica.

El nombre del grupo coincide con el apodo con que se reconocía a Tabaré Etcheverry en su Melo natal. Pecho e´ Fierro ha grabado dos demos de manera artesanal: Mordiendo el tiempoAlma criolla, sangre y acero en sus dos primeros años de existencia, en 2001 grabaron de forma independiente el disco Por ser pocos, recién en 2007 se editó su primer trabajo bajo el sello Perro Andaluz, fue entonces que vio la calle Pecho e´ Fierro, luego saldrían Alma Criolla en 2008, Pecho e´Fierro en vivo, DVD grabado en la Sala Zitarrosa en 2009 y editado en 2010 para Bizarro Records que recoge entre otras tomas realizadas en el balneario Arazatí, en 2011 grabaron en los estudios Sondor Negra Milonga, en 2014 grabaron Silencio Bagual con Gabriel Peluffo como invitado y finalmente en 2019 salió Segundo Tiempo.

La banda se caracteriza por una amplia gama de ritmos cuidadosamente fusionados con el rock punk y así lo explica Galopera, uno de sus temas: Blusero, africano, indio, tano/ milonga, flamenco, tango soy/ qué le voy a hacer/ si me parió folclore y rock and roll/ de guitarra criolla distorsión/ canción de acero y tripas juntas soy (Información: Wikipedia).

Por Jorge Gambetta.