Parricidio en el barrio Progreso; se espera determinación de la Justicia

Conmoción en Libertad en la tarde de este lunes, al conocerse que en horas del mediodía, se produjo un asesinato en calle San José casi Varela (barrio Progreso); más conmoción causó saber que se trataba del caso de un hijo que había asesinado a su padre.

Eran alrededor de las 13 horas cuando los vecinos escucharon un fuerte estruendo, que algunos relacionaron con una fuego artificial (bomba brasilera), y otros de inmediato, supieron que era un disparo. Pronto los gritos llenaron el barrio y a los pocos minutos, al ser alertada, también la Policía arribaba al lugar.

Cuando La Semana llegó frente a la casa en la que ocurrieron los hechos, una hora más tarde del incidente, el movimiento policial era intenso; llegaban más patrullas y se iban otras. Conmoción entre los vecinos que poco atinaban a declarar a los medios presentes; los primeros comentarios hablaban de un desenlace esperable por una mala relación, vinculada a violencia que el asesinado ejercía sobre la madre del matador, pero ninguno de los vecinos acertaba a decir si eso era verdad.

Eran pasadas las 14 y 30 cuando llegaba a la casa la fiscal Letrada Sonia Pritchs, junto a personal de la Policía Científica, para realizar el relevamiento de la escena del crimen. La Fiscal y el personal policial, trabajaron largo rato en el lugar y ya pasadas las 16 horas se retiró hacia la Fiscalía, sin dar declaraciones a la prensa formales a la prensa, aduciendo que debía comenzar a tomar declaración a los familiares de la víctima y el victimario.

Si dijo informalmente que se había hecho la inspección del lugar del crimen, se realizó el levantamiento del cadáver y que en los próximos días se irán conociendo las circunstancias en que ocurrió el hecho.