Paola Reyes y Aníbal Lattanzio realizarán murales en San José de Mayo y Ecilda Paullier

A mitad de la semana pasada, por redes sociales, Paola Reyes difundía una comunicación mediante la cual desde el Departamento de Programas Socioculturales del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), se le anunciaba que ella y su compañero Aníbal Lattanzio, que han conformado el taller “Caballo Azul”, habían sido seleccionados como uno de los proyectos ganadores del programa denominado “Pintá tu lugar, pintá tu mundo” y que lo llevarán a cabo en las localidades de San José de Mayo y Ecilda Paullier, dentro del departamento para el que se postularon.

Paola Reyes comentó que ellos se enteraron de la existencia de este llamado público gracias a una vecina de Libertad, Fiorella Zoccollini, quien es funcionaria del MIDES. “El programa no tuvo una difusión masiva, nos enteramos en el mano a mano”, comentó la plástica.

Contó que el llamado habla de la realización de “un proyecto para pintar murales o el diseño de una escenografía móvil; también puede ser el arreglo de un parque o una plaza, pero en el caso concreto de San José va a ser pintura en murales”.

La artista plástica aclaró que “no es que se contrate a un profesional para que vaya a hacer el trabajo, un mural, sino que esa persona tiene que hacer un trabajo con una comunidad determinada que los convoca, que nosotros no sabemos bien aún qué comunidad es; pero la idea es incorporar a la comunidad a ese tipo de proyectos o tareas”.

Sí está claro, dijo Paola Reyes, que “la temática sobre la que se trabajará tiene que ver con la promoción de los derechos humanos y en el caso de la pintura del mural tiene que salir de ese colectivo con el que vas a trabajar; vas a tener talleres o encuentros, donde no sólo vas a mostrar el manejo de técnicas, sino que también vas a intentar que se conciba una idea para pintar un mural”.

“Nosotros, de repente, le daríamos forma”, explicó Paola Reyes, que luego dio un ejemplo de un trabajo ya realizado por ellos. “Pensando en cosas similares, hay un mural que pintamos en la escuela 99 (de Libertad), que se hizo así. Todos los alumnos de la escuela hicieron dibujos de determinada temática y nosotros con esos dibujos, seleccionamos, recortamos, hicimos un boceto, usando los dibujos que habían hecho. La idea de este programa es esa, trabajar involucrando a la comunidad en el proceso de elaboración de la idea y después en la realización”.

La nota realizada por La Semana fue un día después de que a ellos les llegó la noticia, por ello aclaró Paola Reyes que es “la gente del MIDES, que trabaja en las oficinas territoriales de cada departamento, la que consigue los murales donde vamos a pintar y seleccionan la comunidad con la cual vamos a trabajar, pero como aún no nos hemos reunido con ellos para conocer los detalles, no sabemos cuáles son”.

 

GANAS DE PINTAR | Consultada sobre qué significa para ellos esta distinción, dijo Paola Reyes que “nosotros siempre tenemos ganas de pintar y como tanto cuando estudiamos como después, durante nuestras carreras profesionales, tenemos experiencia en murales, decidimos presentarnos. Ahora, tenemos que esperar a tener la reunión con ellos para conocer todos los detalles”.

“Los dos somos docentes y también, por otro lado pintamos o tenemos una actividad en relación con la actividad plástica y nos interesa este tipo de trabajos, de creación, de mostrar que lo puede hacer cualquier persona, sólo se trata de dar la posibilidad de vivir esa experiencia para modificar o enriquecer la vida del otro”, agregó Paola Reyes.

Respecto a si reciben una compensación económica por este trabajo, dijo la plástica que sí, que “hay un presupuesto que cubre mano de obra y también el trabajo de taller que hagas, porque tenés que tener encuentros previos ya que vas a generar esas instancias para llegar a la idea a pintar y también a transmitir algunas ideas, conocimientos, técnicas, ejercicios y ver que sale de ahí. Hay todo un trabajo de docencia”.

“El presupuesto es 90 mil pesos y eso costea lo materiales que vayas a usar y la mano de obra. Se paga y está bien que así sea, porque el mundo del arte está lleno de gente que muchas veces trabajamos sólo por amor al arte”, contó.

Comentó por último que el trabajo “debe terminarse en lo que queda de este año”, por lo que en los próximos días, tomarán contacto con las autoridades del MIDES para comenzar a idear la forma de trabajo.

Por Javier Perdomo.