Óscar Andrade llegó a San José para acompañar la candidatura de Pablo García a la Diputación

La agenda electoral sigue su curso y entre los visitantes frenteamplistas que tuvo San José la semana que pasó se destaca la del ex precandidato presidencial Óscar Andrade –líder de la lista 1001 del PCU-, en esta ocasión, para respaldar a la lista 1808, Independientes con Andrade, que tiene como su referente en el departamento al ex candidato por la 711 Pablo García, quien se retiró de ese sector por no acompañar la decisión de Compromiso Frenteamplista de realizar un sublema con el MPP.

Andrade y García estuvieron primero en Ciudad del Plata, al mediodía en Libertad y culminaron la recorrida en San José. En Libertad, el ahora candidato de la lista 1808, dijo que su candidatura es acompañada por “un grupo de compañeros que nos acompañan, docentes, gente que provienen de la cultura, del carnaval y en Libertad con Ana María Guervassini por ejemplo, que viene del movimiento de jubilados. Estas incorporaciones nos obligan a tener la responsabilidad de encarar esta campaña por el cuarto gobierno del FA para profundizar los cambios”.

“Estamos convencidos que todavía hay familias, gente que está relegada en el proceso de cambio y ahí es donde tenemos que hacer focos”, dijo y al mencionar a Andrade opinó que éste “representa un montón de cosas y entre ellas, una que no se habla es que estamos promoviendo al Senado a un compañero de 45 años, que es parte del proceso de cambio que tenemos que impulsar. No es solo la renovación de la cédula, sino en las ideas”.

Dijo creer que en caso de ser electo Diputado por San José, quiere “tener una oficina en el Parlamento que sea puerta de entrada para todos los problemas de San José, más allá del trabajo en el Parlamento, más allá del programa de gobierno del FA, más allá del trabajo que tiene que hacer la fuerza política y el gobierno en sí. Creemos que San José necesita otra puerta de ingreso hacia la institucionalidad y el contacto con la gente. Asumimos el desafío con responsabilidad y las ganas de siempre, como lo hemos hecho en todas las trincheras en las que hemos estado”.

 

TRASCENDENCIA | Por su parte Oscar Andrade dijo que “estamos a cuatro semanas de un acontecimiento histórico para Uruguay, de enorme trascendencia, en que se dirime si somos capaces de comparar la circunstancia del Uruguay de hoy con el de antes, que es un país mucho más democrático de lo que era, más soberano y más justo”.

Dijo el líder del sublema “Unidad para los Cambios” dentro del FA, que su organización política “está lejos de poder resolver, junto a su pueblo, el conjunto de las demandas sociales, de trabajo y educación, pero no hay duda que el país cambió para mejor, un país con menores niveles de pobreza, con mayor acceso a la educación, con haber reformado la salud para superar el paradigma de la salud para pobres con una salud pública que caía a pedazos, con 15 años sostenidos de crecimiento del salario real, con 15 años de crecimiento sostenido de la inversión social”.

“Haber abordado un conjunto de banderas de la sociedad, nos hacen defender que los gobiernos del FA han significado avances para las grandes mayorías de nuestro pueblo y en la comparación con los resultados de las recetas neoliberales que se aplicaron en la región, demuestran que cuando se recorre el camino del mercado resolviendo todo, el resultado es de angustia para las grandes mayorías sociales”, comentó luego Andrade.

Por eso entiende Óscar Andrade que “la garantía para la lucha contra las desigualdades es lograr un nuevo gobierno del FA, que ponga la proa a nuevos desafíos. Los desafíos de 2019 son distintos a los de 2004, pero son de una enorme significación. Hoy son el cambio en la matriz productiva, desmercantilizar el acceso a la vivienda, generar un conjunto de políticas que garanticen trayectoria educativa en Secundaria y que expresiones políticas se abran para acumular en ese sentido es central. Lo central no es ahora ver cuántos votos tiene cada uno en la interna frenteamplista ahora, sino que seamos capaces de lograr una victoria popular para que no nos pase lo que le pasó a la Argentina”.

 

COMPLEJIDADES | Consultado sobre los comentarios del politólogo Ignacio Zuasnabar, de Equipos Consultores, respecto a que el electorado uruguayo se ha derechizado, opinó Óscar Andrade que él “problematizaría ese concepto. Creo que hay temas en los que la sociedad uruguaya avanzó. Si uno piensa ahora como abordamos las desigualdades que se provocan por cuestión de género, Uruguay avanzó porque hace 30 años era frecuente que asumiéramos la violencia contra las mujeres como un problema doméstico y creo que la lucha de los movimientos feministas nos ayuda a entender que el abordaje tiene que ser diferente. También el Uruguay avanzó en el respeto a las personas en situación de discapacidad y también viene avanzando en el sentido de enfrentar la intolerancia a la diversidad, pero es cierto que hay otros temas en que la sociedad uruguaya no ha logrado avanzar”.

“Soy de los que cree que enfrentamos al neoliberalismo en el terreno económico con un Estado más presente, con un BROU potente, con una Antel que ha sido actor principal en el cambio de telecomunicaciones, con una UTE que ha sido clave en el cambio de la matriz energética, con una UTU que ha generado un proceso de descentralización de carreras terciarias importante. Ese enfrentar al neoliberalismo en el sentido de los derechos laborales de los trabajadores y las trabajadoras, no es igual a que hayamos logrado superar la estrategia neoliberal en lo cultural, que nos invita a transitar el camino a la felicidad como un camino individual y que se logra en base a la ostentación”, dijo Andrade.

 

IDEAS PROPIAS | “En materia de convivencia, sigue siendo tan cierto como hace 15 años atrás, que las sociedades con mayores niveles de convivencia, son las que tienen mayor integración territorial, mejor distribución de la riqueza y más acceso a la cultura, y las que tienen en el sistema penitenciario como eje la rehabilitación. Quizás si, en una parte la sociedad uruguaya nos reclama que con medidas represivas vamos a resolver una sociedad”, dijo y añadió que cree que “hay una tensión entre si la salida es con más o menos solidaridad, más o menos papel del Estado, más o menos apuesta a la economía social y eso está en tensión. El FA tiene que ganar con sus ideas; la política no es adaptarte a las lecturas de opinión pública, sino desde tus ideas dar el debate en la comunidad para acumular fuerzas en tu dirección”.

“Creo que nuestras ideas son mejores que las que defienden los que están amparados en el credo neoliberal. Para votar, más que nunca vamos a precisar además de la credencial, la memoria”, comentó luego.

Respecto a la realidad económica del país, dijo que “la actual situación económica es compleja, pero no se puede responder recortando la inversión social sino incrementándola, no se responde recortando la inversión productiva, sino aumentándola, hay que ampliar más los derechos sociales y defender los intereses de los que están más postergados”.

Por Javier Perdomo.