Nuevo ciclo de entrevistas, “Las 11 de La Semana”, comienza con el profesor Pablo Placeres

En esta edición estamos presentando una nueva sección del suplemento Deportivo de La Semana, en ella iremos realizando entrevistas a diferentes protagonistas del quehacer deportivo en las diferentes disciplinas, se trata de formularles once preguntas básicas, que pueden generar una o más repreguntas aclaratorias, la regularidad de las entregas obedecerá al material informativo habitual sobre las actividades que se desarrollen cada semana, hoy comenzamos con el Preparador Físico Pablo Placeres, de reciente pasaje por América de Cali como Ayudante Técnico de Jorge “Polilla” Da Silva.

PREGUNTAS | 1) ¿Cómo has visto el Mundial de Rusia de la óptica de tu profesión?

El Campeonato Mundial refleja lo último y el máximo nivel en lo que es nuestra profesión, hemos visto muchas cosas a imitar, muchas de ellas están vinculadas a infraestructuras, las últimas metodologías, lo que tiene que ver con el conocimiento sobre las formas de trabajo de cada cuerpo técnico, hemos visto a los mejores a nivel mundial, a algunos los conocemos, pudimos ver a Slatko Dalic, el entrenador de Croacia, que nosotros lo enfrentamos cuando estuvimos trabajando en Emiratos Árabes.

El concepto de preparación física ya es obsoleto, lo que se procura es la forma futbolística, no solo lo físico, hoy ya no somos preparadores físicos, sino asistentes técnicos porque de nada sirve que el equipo esté bien físicamente si no logra jugar a lo que el entrenador quiere.

La preparación es un todo alineado hacia un objetivo, hay que alcanzar la mejor adaptación a los movimientos, a la intensidad y al tipo de desplazamiento que el entrenador va a exigir para cada posición según su esquema de juego, lograr los diferentes desplazamientos según el esquema de cada entrenador, no es lo mismo jugar de 5 en España que en Uruguay.

En lo que tiene que ver con el despliegue físico de los jugadores en el Mundial, tienen capacidad de recuperación para estar prontos en 72 horas y Uruguay estuvo a nivel en ese aspecto, lamentablemente se nos rompió Cavani, que era nuestra “espadilla” para el partido más importante, pero vimos una gran capacidad de recuperación en general.

2) ¿Se deberían realizar cambios en los calendarios para que los futbolistas pueden llegar en mejor condición a este evento?

Cuando se realizan los calendarios locales o continentales no se consulta a los entrenadores, y es a los primeros que habría que consultar, ahora por suerte entraron en razón y el Mundial de Quatar no lo van a celebrar en el verano del Golfo que es tremendo, lo fijaron para noviembre  y diciembre que allá es invierno con unos 20º al mediodía.

Para todos los equipos el período preparatorio ya no existe, se vive acá y se vive en todos lados, el Barcelona a los diez días está viajando a Asia y juega varios partidos, acá Peñarol y Nacional en la segunda semana tienen clásicos, en la tercera también, y a la siguiente hacen una Super Copa, entonces no hay entrenamientos, para recuperar bien y lograr buena condición física se precisan tres o cuatro días.

Pero quién se los hace entender (a los organizadores) si tienen contratos de derechos firmados por diez años o veinte años, creo que se podrían revisar un poco los calendarios, aunque los futbolistas a esos niveles los resisten porque son los mejores.

3) ¿Qué piensas del proceso de Tábarez? Debe continuar?

El proceso Tabárez me parece de las cosas más serias que se han hecho en este país, ojalá nuestros gobernantes tuvieran la seriedad con que ha trabajado Tabárez en estos años, sabiendo a dónde se apunta e ir hacia allí, la única duda podrían ser sus capacidades motrices, porque mentalmente está clarísimo, pero está muy bien rodeado.

Tabárez tiene que seguir siendo la cabeza del proceso de selecciones, sin dudas, después si él va a dirigir o no, si va a dirigir Curbelo, Coito o quién él decida no va a cambiar mucho, pero claro, ahora hay gente que está esperando un poquito de sangre para cuestionar lo táctico, ya sea para plantear un partido, para hacer un cambio, todo es discutible, pero eso son cosas que no podemos saber de antemano.

4) ¿Cuánto hay de verdad en la limitante de población y recursos a la hora de ser competitivos, teniendo en cuenta el ejemplo de Croacia?

Cuanto más población hay más material para elegir, pero la diferencia entre Croacia y Uruguay fue una cuestión de cruces, Uruguay pudo estar jugando la final ante Croacia, con Cavani ante Francia, lo que pasa es que después de octavos es muy parejo, Francia ante Bélgica en el primer tiempo tendría que haber perdido dos a cero, y sin embargo le ganó y estuvo en la final.

La realidad económica marca diferencias, más allá de que la selección tiene la ventaja de que no se los van a llevar por mejores sueldos, Suárez va a seguir jugando por la selección, nadie se lo va a llevar pagándole más, con una estructura armada, como el proceso serio que hizo Uruguay, un buen complejo de entrenamiento, planificación, organización y con los jugadores adecuados, se obtienen resultados.

5) ¿Cómo viste a la selección de Colombia y cómo fue tu experiencia reciente en el América?

En el Mundial a Colombia, más allá de los buenos jugadores que tiene, así como hace cuatro años nos eliminó a nosotros y era más que nosotros, este año yo creo que Uruguay era más como éramos más que Argentina y tal vez seguimos siendo menos que Brasil, pero a Colombia le faltó gente desnivelante, tiene buenos zagueros, tiene laterales interesantes, tiene buenos volantes de contención, James Rodríguez quizás no estuvo en su mejor momento, Falcao ya no tiene 25 años, le faltó explosión, contundencia ofensiva.

El fútbol de Colombia tiene sus particularidades, son buenos técnicamente, tienen mejor biotipo que nosotros, pero les cuesta entrenar, les cuesta trabajar, son un país más divertido que nosotros, son más alegres, más distendidos, son más de la noche, más fiesteros, todas cosas pueden ser muy buenas para la cultura, pero para el deporte es un problema, a nosotros no nos cabe que un zaguero haga un gol y baile moviendo las cadera, y Yerry Mina cada vez que hace un gol lo hace, tienen otra filosofía de vida.

Nosotros nos vinimos de América porque tenían un montón de carencias, tuvimos problemas por incumplimientos, con los objetivos de los dirigentes, cómo nos parecía a nosotros que debía ser, encontramos a un gigante como América pero que por algo llevaba seis años en la B, le falta en materia de infraestructura, orden, organización, peso político, le faltaban un montón de cosas, todo lo que le faltaba al club lo tenía la ciudad, respeto, alegría, con un costo de vida muy barato, a nosotros nos fascinó la ciudad.

6) ¿Se dice que los equipos uruguayos son los únicos que no están preparados para afrontar una doble actividad.

Yo creo que se debe jugar más de lo que se juega, es bueno hacer más torneos intermedios, con partidos entre semana, quizás no todas las semanas, pero buscar la forma, en Uruguay todo está muy centralizado, nos cuesta salir de la chacrita, incluso de la chacrita de jugar una vez a la semana, nos cuesta salir de nuestra zona de confort.

Pero también hay una realidad, para jugar dos veces por semana se necesita contar con los medios para que los equipos se mantengan competitivos, si se tiene que entrenar en canchas en mal estado es una carga física extra, si no hay un lugar de concentración antes y después de cada partido, si no hay donde cenar adecuadamente luego de los partidos, que es determinante para recuperar, si no están los medios de recuperación a nivel de fisioterapia para la noche y el día posterior al partido y acá hay muchos clubes que no lo tienen eso, así es muy difícil de mantener niveles de competitividad.

Si uno ve que Peñarol no concentraba porque le debe plata al plantel, imaginemos qué pasa en Boston River, o en Torque, acá no hay un club que se quede concentrado después de un partido, en Europa todos concentran, hacen regeneración, masajes, viajan en avión y en el vuelo les van haciendo masajes, son aviones del club, con camillas, por eso son mejores jugadores, mejores físicos, y esa es la brecha que se abre entre un fútbol y otro.

7) ¿Se debería jugar más acá?

Hay que jugar más, pero los futbolistas no cobran en la A, llegan a sus casas y nadie controla lo que pueden comer y cómo se les va a exigir que concentren si no se les paga el salario, es muy diferente que se los concentre en Los Céspedes, Los Aromos o el Franzini, que se les sirva una buena cena y duerman bien, a que se vayan a la casa y al día siguiente se levanten, lleven sus hijos a la escuela, son pequeños detalles que determinan mucho y pesan al momento de achicar las brechas, porque cuando un equipo uruguayo cuando juega a nivel internacional cuando sale sabe que va a tener que correr, siempre corremos más que los rivales, porque la pelota la tienen ellos siempre, los mejores de nosotros están afuera, algunos prefieren irse a Guatemala que quedarse acá.

8) ¿Como viste la actuación de Juventud Unida en la Copa Nacional de Clubes?

Pude ver un par de veces a Juventud y lo que vi acá en Libertad o en la tele me pareció que es un equipo muy competitivo viendo que los rivales tenían presupuestos y aspiraciones muy altas, que manejaban otros presupuestos, creo que Juventud estuvo a la altura.

Lamentablemente cuando tenemos la convicción de que hay que jugar con gente de la casa y manejar los dineros con austeridad, se arma un equipo con gente de acá, que tiene la experiencia de haber jugado tres o cuatro copas del interior, pero que no han tenido experiencia a nivel profesional.

Quizás falte el roce necesario para determinadas situaciones de partido que a veces son las que hacen la diferencia para ganar o perder un partido como le pasó a Juventud en alguna ocasión, pero como equipo lo vi muy competitivo y creo que lejos de ser un fracaso la última copa, fue un período precioso de estar dos años en la A y ahora debe prepararse de nuevo para aprender las cosas que hay que mejorar, quizás algunos muchachos que venían hace mucho tiempo den un paso al costado y otros muchachos más jóvenes que venían pidiendo cancha puedan entrar con otra ilusión, con otra energía, con otra salud, y que tengan la chance de jugar y de pronto es un renacer del club.

9) ¿Cómo ves institucionalmente a Juventud Unida?

Institucionalmente es complicado, hay poca gente alrededor del club, sale mucho dinero mantener a una institución como Juventud, requiere mucho esfuerzo, hay poca gente a la vuelta, en lo personal por razones laborales y familiares no he podido estar muy cerca, se que son pocos los que la están peleando, falta gente que se encargue de algunas cosas, que arrime ideas y que trabaje para generar recursos.

10) ¿Te parece bien el proceso deportivo que está llevando Juventud Unida?

Totalmente, creo que en el fútbol local no se debe gastar grandes sumas en jugadores, el costo del plantel de primera división es muy alto, porque con esos números se podrían hacer muchas cosas para la institución, en infraestructura, en el desarrollo de otros deportes, brindarle espacios a los socios y sin embargo se va un gran presupuesto en fútbol.

Ese es un gran tema, a los niños del baby, a los de las formativas y a los de primera división hay que tratar de brindarles la mayor cantidad de cosas posibles menos dinero, pero no es fácil, no podemos olvidarnos de que es un cuadro de fútbol.

11) ¿Qué tan complicado es para un profesional tener estos momentos de desocupación?

Es complicado porque hay necesidades que atender, hasta la semana pasada estábamos a punto de irnos, era muy lejos y para mí en estos momentos por motivos familiares me resultaba muy difícil, no salió y por algo será, justo al día siguiente de que se confirmó que no salía tuvimos que internar a mi hijo y habría sido muy difícil, estamos viendo qué surge, analizando, teniendo en cuenta también a la familia, tenemos que analizar, estoy muy cómodo trabajando con Jorge Da Silva, esperamos a ver qué posibilidades puedan surgir en los próximos meses.

 

Por Jorge Gambetta.