Mujeres en Libertad pidió servicios de Inmujeres y Ministerio del Interior en la ciudad, durante acto del 8M

El frío y el viento conspiró contra el normal desarrollo de la actividad que realizó el viernes 8, Día Internacional de la Mujer, el colectivo Mujeres en Libertad en la plaza de los 33, a la cual se acercó un puñado de vecinos de Libertad (mayoritariamente femenino), para acompañar la movida conmemorativa y celebratoria de los tres años del movimiento libertense.

Chispas saltaban del fogón instalado en el medio del espacio público, a causa del viento. El público presente con buzos y algunos hasta de campera, en la primera noche de frío intenso del mes de marzo. Las lluvias de la madrugada anterior y la amenaza de más precipitaciones, conspiraron contra la actividad, pero igualmente 50 o 60 personas dijeron “presente” en la concentración.

El tiempo no daba para largas esperas, así que pocos minutos después de las 20 horas –para esa hora era la convocatoria-, comenzó el acto con la lectura de la proclama central (un intérprete en lenguaje de señas, acompañó la lectura de la proclama). Comenzó la lectura de la proclama la comunicadora Marcela Arébalo, quien hizo, al inicio, un recuento de hechos históricos en la lucha de las mujeres. En un pasaje de la proclama leyó: “en 1981 entró en vigencia la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, en donde se reconoce específicamente la discriminación hacia las mujeres por el simple hecho de serlo. Nos preguntamos ¿Por qué es necesario crear un documento que exprese, denuncie y prohíba la vulneración de nuestros derechos? ¿Será que en la declaración de los derechos humanos no se nombra a las mujeres? Lo que no se nombra no existe, invisibilizadas en la historia, seguimos invisibilizadas en nuestro presente y ante eso las mujeres nos hacemos escuchar, ponemos nuestra voz y nuestro cuerpo. Basta ya”.

Luego, hizo mención a la situación en Uruguay donde, dijo, “el número de denuncias por violencia doméstica que registra el Ministerio del Interior, no deja de crecer año tras año. En 2011 fueron 15.868, mientras el pasado año cerró en 39.481. Este aumento de las denuncias no implica necesariamente que haya más violencia, sino que las víctimas se atreven a denunciar más. Como resultado del proceso feminista, más mujeres conocen sus derechos y alzan su voz, respaldadas por colectivos de mujeres, instituciones y normativas”.

“La violencia de género en Uruguay es mucha y tiene varias caras, a través de su máxima expresión, el femicidio, en 2018 fueron asesinadas 31 mujeres, ex parejas o familiares. Hoy y todos los días decimos, basta, dejen de matarnos”, dijo.

 

RECLAMO LOCAL | Luego continuó leyendo la proclama, la docente Paola Caballero, diciendo: “no podemos dejar de mencionar las brechas salariales, que continúan siendo una deuda con la autonomía de las mujeres. Los techos de cristal para ascender en nuestras carreras profesionales, la segunda y tercera jornada laboral no remunerada, que implican las tareas de cuidado”.

También se refirió al contexto internacional: “ante el retroceso en relación a los derechos humanos y los derechos de las mujeres que han instaurado los gobiernos de los países de la región -Bolsonaro en Brasil y Macri en Argentina-, y las medidas drásticas que han implementado, atentando contra la democracia y el Estado de Derecho, la Intersocial Feminista insta a estar alertas en este año electoral en el país, a denunciar, resistir, a movilizarse y luchar contra toda medida que ponga en riesgo nuestra libertad de expresión, pensamiento y acción. Se ha avanzado mucho y queda mucho por andar, no retrocedamos, sigamos siendo la excepción en el Cono Sur. Ante el fascismo, más feminismo”, dice la proclama.

Continuó la docente diciendo: “sigamos insistiendo en una verdadera implementación de las leyes que se han aprobado en nuestro país, como la de salud sexual y reproductiva, la de interrupción voluntaria del embarazo, la de prevención y combate a la trata de personas y la de violencia hacia las mujeres basada en género. Para eso es indispensable que todas las políticas públicas prioricen el tema y se implementen con perspectiva de género, con el presupuesto necesario para garantizar su efectivo cumplimiento”.

En el final de su tramo de lectura, la docente dijo: “instamos al gobierno para que Libertad cuente con un centro de atención a víctimas de violencia basada en género y  espacios y programas del Instituto Nacional de Mujeres (INMUJERES)”.

¿QUÉ ES FEMINISMO? | Virginia Fernández tomó la posta luego y se refirió a la historia de “Mujeres en Libertad”, del que dijo “es un colectivo feminista que lucha y milita por la igualdad de derechos y oportunidades para las personas. Ser feminista, no es ser antihombre, pero sí es estar en contra del sistema patriarcal y machista, que ha sometido a mujeres, niños, niñas y adolescentes desde épocas inmemoriales”.

“Invitamos a practicar e internalizar el feminismo cada día, observar las costumbres del hogar, del trabajo, del barrio, de la ciudad, para reflexionar y reconocer cuánto machismo se cuela entre líneas y poder darnos cuenta que en esas pequeñas pero eternas situaciones o actitudes, no se expresa la igualdad”, leyó Fernández.

“No a los chistes misóginos, no al acoso callejero, no a la cultura de violación, no al abuso ni al acoso sexual, no a la violencia en ninguna situación, aspiramos a un cambio cultural, a deconstruirnos para aprender otras formas de ser mujeres y ser varones, a cuestionar nuestros mandatos estableciendo relaciones igualitarias, cualquiera sea nuestra edad, sexo, género, condición física o mental, raza, etnia o país de procedencia. Para lograr eso es necesario que todas y todos nos involucremos con responsabilidad, haciéndonos cargo de la parte que nos toca. Es urgente que surja una red social que propulse un cambio real y sea libre de cualquier gobierno. El cambio es nuestro”, culminó diciendo la integrante de Mujeres en Libertad”.

Luego de esta proclama con pasajes locales se pasó a leer la proclama de la “Intersocial Feminista”, por integrantes del Sindicato de Empleados y Obreros de Bonprole (SOEB), y posteriormente se dio lugar a una exhibición de técnicas de defensa por parte del experto en Taekwondo Walter Valdez y su compañera Alicia López, que fueron atentamente seguidas por todos los presentes. Terminada esta instancia, se dio por culminada la actividad.

Por Javier Perdomo.