Mesa y la LUC: “no sabemos con qué Uruguay nos vamos a encontrar en unos meses”

“Cumplimos”, dijo el presidente Luis Lacalle Pou, luego de haberse presentado el jueves la Ley de Urgente Consideración (LUC), que el Parlamento deberá aprobar en los próximos 90 días, según lo establece la Constitución. El Presidente dice que está cumpliendo una promesa electoral, pero desde la oposición se recuerda que ese fue el “programa oculto” de la coalición de gobierno durante la campaña electoral, pero además reprocha que el momento por el que atraviesa el país, no es el mejor para tratar una ley que tiene plazos muy acotados y desvía la atención sobre el tema más importante que tiene el país, que es la pandemia de coronavirus.

Desde la presentación del proyecto comenzaron a correr los plazos constitucionales para su tratamiento. El Senado tiene 45 días para el análisis y aprobación, luego Diputados tendrá 30 días para hacer el mismo trabajo, en tanto quedarán otros 15 días para, en caso de tener cambios en la Cámara Baja, volver al Senado para que éste a su vez lo apruebe. Los votos para su aprobación están, quizás haya cambios en el proyecto original, pero la LUC será aprobada, pero luego es seguro que vendrán otras instancias que buscarán que la ley quede sin efecto.

El diputado frenteamplista por San José, Nicolás Mesa, habló con La Semana sobre su visión de la LUC y las dificultades con que se abordará la trascendente normativa que se pretende aprobar. Mesa comenzó diciendo que “el Senado tiene 45 días para tratar una Ley, que tiene 501 artículos, que modifican casi 50 leyes, que abarca los más variados e importantes temas del país. Prácticamente hay una reforma educativa dentro de la ley y temas sumamente importantes para ser tratados no sólo en un período corto de tiempo, sino también en el medio de una emergencia sanitaria, de una pandemia. Por eso nosotros decimos que no es el mejor momento para tratar esta ley, no estamos en las mejores condiciones”.

 

GARANTÍAS | El novel Diputado josefino dijo que “mínimamente deberíamos poder garantizar que todos los que se ven afectados por esta ley, ya sea sindicatos, organizaciones sociales y/o empresariales, puedan ir al Parlamento y dar su visión para ayudar y enriquecer el debate parlamentario y el resultado legislativo final. Todo eso en el medio de una pandemia y tratando de cumplir con los exhortos del gobierno, no se puede hacer”.

Insistió en que “no hay espacio para poder realizar reuniones con los que se sienten afectados, que sería una cuestión básica de un tratamiento legislativo. Ahora se está manejando la posibilidad que esas reuniones se puedan realizar de forma virtual, pero igual lo que nosotros entendemos es que en este momento las urgencias pasan por otro lado”. Comentó además que las sesiones virtuales, tampoco permiten un fluido contacto con quienes tienen algo para decir de la LUC.

“Algunos dicen claramente que no es democrático el procedimiento que está llevando adelante el gobierno o que erosionaría las tradiciones democráticas del país”, agregó el Diputado.

Mesa fue más allá y consideró que no es solo la cuestión sanitaria el problema, “es la crisis económica y social que tiende a profundizarse. Siguen aumentando los seguros de desempleo, gente que se ha quedado sin un ingreso de un día para el otro y los problemas sanitarios que en el departamento de San José y en Libertad en particular, que vaya si ya empezó a ver las complicaciones que tiene toda esta pandemia. Creemos que el esfuerzo del gobierno y de todo el sistema político tiene que estar concentrado en salvaguardar la vida, la salud de las personas y poder generar las condiciones para llevar adelante el aislamiento necesario, porque es la única ‘vacuna’ que hoy existe para enfrentar el virus”.

Continuó su razonamiento diciendo que esta “es una ley de urgente consideración, en cuyo articulado no se hace referencia a la emergencia sanitaria que estamos viviendo. Esa es la pregunta que hay que hacerse, por dónde está pasando la urgencia, es urgente tratar temas de Ancap, por ejemplo. Son las preguntas que nos hacemos cuando las urgencias de la población están pasando por otro lado, cuidar la vida y en muchos casos, poder comer, pagar las cuentas, el alquiler. Tenemos que hacerle frente a la emergencia sanitaria, a la crisis económica y la social y la LUC no da las herramientas para eso”.

MÁS PREOCUPACIONES | Además de esto, Nicolás Mesa mostró su preocupación ya que después de tratar la LUC, el Parlamento tiene por delante definir el presupuesto para el próximo quinquenio. “Después se viene el presupuesto, es un año bastante cargado y que no sabemos cómo va a seguir. No lo sabe el mundo. No sabemos con qué Uruguay nos vamos a encontrar en unos meses, por ahora la venimos piloteando, pero sobran ejemplos en el mundo sobre la fragilidad con la que estamos caminando. Ángela Merkel (la Canciller alemana), ha dicho que estamos caminando sobre una fina capa de hielo”.

“Nosotros estábamos concentrados en tratar de aportar desde nuestro lugar para dar respuesta a la situación generada por el coronavirus y nos ocupa mucho la realidad del departamento en particular”, pero ahora “la LUC concentra todo el trabajo parlamentario en ella, porque ya están corriendo los tiempos”.

Mesa tiene claro que la coalición de gobierno tiene los votos para aprobar la ley y reconoce que iniciar un proceso de referéndum contra la normativa, es una de las vías que tiene la oposición para intentar frenar una ley que considera negativa para el país. “El referéndum es una de las firmes posibilidades, pero está todo sujeto a lo que vaya a pasar; primero hay que ver cómo sigue el país, después, cómo termina siendo aprobada la ley, después cuáles son los capítulos o los temas por los que habría que juntar firmas para hacer un plebiscito”, comentó.

Junto al diputado nacionalista Ruben Aníbal Bacigalupe, Nicolás Mesa está integrado al Centro Coordinador de Emergencia Departamental (CECOED). Sobre el trabajo de ese ámbito de coordinación dijo el Diputado que “al CECOED de San José, le ha tocado una situación complicada al tener que hacer frente a todo lo que genera la emergencia sanitaria es realmente difícil, por eso como FA, siguiendo los lineamientos nacionales -de ser oposición responsable y tratar de colaborar y sumar en lo que sea posible, para que prevalezca el bien común mayor, que es la vida y la salud de la gente-, nos integramos al CECOED, tratando de aportar al análisis y las soluciones desde nuestro lugar como legisladores”.

 

Por Javier Perdomo.