Martín Maldonado, el suplente de Laura Colombo, analiza su experiencia al frente del Municipio durante un mes

El pasado 14 de enero Martin Maldonado asumió en forma interina la función de Alcalde ante la licencia anual de la Alcaldesa Laura Colombo. A horas de volver a su cotidiana vida, dialogó a solas con La Semana.

El diálogo con el Alcalde interino comienza con algunos temas que están más especificados en la nota que resume lo decidido en la última sesión del Municipio de Ciudad del Plata y lo que fue resuelto por el Concejo Municipal.

Maldonado contó que en la última reunión del Concejo se llegaron a plantear algunas intervenciones que serán estudiadas, al menos cuatro que son de factible realización, y una más ambiciosa que implicará un estudio de factibilidad más profundo y que tendrá un eje de unión entre barrios linderos.

Hay unanimidad dentro del Concejo, la idea de llegar a los barrios que aún no han recibido grandes obras, al menos y dentro de los recursos con los que cuenta el gobierno local, llegar a concretar puntos de desarrollo y mejora de calidad de vida de los vecinos.

Hay que recordar que al comienzo de la gestión se firmó un plan quinquenal de gestión y que este se viene cumpliendo al pie de la letra lo que ubica al Municipio de Ciudad del Plata en el segundo lugar a nivel nacional entre los municipios que más recursos económicos recibe desde la OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto). La cifra a recibir para este año 2019 supera ampliamente los 20 millones de pesos, que serán depósitos en las arcas del gobierno departamental cuando se cumpla con los pasos previos de confección del POA y posterior firma, junto al Intendente, del Compromiso de Gestión, según informó Maldonado.

 

DEBES Y HABERES | Al consultarle sobre su visión respecto al funcionamiento del Municipio y cuáles son sus debilidades y fortalezas, Maldonado dijo que aún resta mucho por hacer y que es tanto su espíritu como el del Concejo en pleno y así lo percibe cada vez que tiene la posibilidad de asumir o compartir una sesión. “La idea es de llegar a cada barrio, pero los recursos son finitos para todo lo que hay que hacer”, dijo.

Uno de los debes más importantes está en la parte de los recursos humanos. “La falta de personal muchas veces no permite la capacitación individual o colectiva ante la constante rotación de los funcionarios cuando tienen que salir a cubrir una licencia, falta o razones de salud de algún compañero de tareas, un solo funcionario que falte ya cambia el día en la operativa”, dijo.

Consultado sobre cuáles son las expectativas para la recta final del período, dijo Maldonado que “estamos en plena gestión y creo que el diario desafío es mejorar la calidad de vida y servicios en cada barrio, la función pública no es fácil y debemos contar con la comprensión y apoyo de todos los vecinos”.