Martes de movida de la “Comunidad Saludable”; directora Piñeyrúa evaluó el programa que cierra actividad 2018

En la jornada de este martes 6 de noviembre, cuando usted esté recibiendo esta edición de su periódico, en la plaza de los 33 Orientales de Libertad estará culminando la actividad 2018 de la “Comunidad Saludable”, en la jornada en que se conmemora el Día Departamental de la Salud.

El concepto “comunidad saludable”, nació en verdad como “Municipio Saludable”, allá por el año 2013 y pese a las escasas expectativas que había respecto a su continuidad en el tiempo, durante los últimos seis años ha sido una referencia de participación social en la comunidad que, según la directora del Centro de Primer Nivel de Atención de Libertad (CPNAL), Ana María Piñeyrúa, en este 2018 se ha visto potenciada por el acercamiento de nuevas instituciones y por la búsqueda de objetivos a largo plazo más ambiciosos, que hacer movidas el día de tal o cual cosa.

Recordó Ana María Piñeyrúa que Libertad fue una ciudad “pionera en comenzar a trabajar sobre el concepto Municipio Saludable” y contó luego que “a partir del año pasado se entendió que era mejor hablar de ‘Comunidad Saludable’”, aunque reconoció que recién en este año “se afianzó ese concepto de ‘comunidad’”.

A la hora de realizar una evaluación global sobre los años anteriores, dijo Piñeyrúa que “se ha trabajado todos estos años con altos y bajos, esa es la realidad. El MSP a través de la Dirección Departamental de Salud siempre nos está apoyando e impulsando, pero lo que hemos visto es que no todas las instituciones participaban tan activamente”.

“En general siempre contamos con el CAIF y las escuelas, que siempre han estado; también la UTU y el liceo y el Municipio, por supuesto, pero hemos visto que nos faltan instituciones. Este año se logró nuclear más instituciones y elaborar una agenda al inicio del año. Establecimos prioridades de trabajo, de temas sobre los que se iba a trabajar para estar más organizados y no improvisar tanto. Eso no quiere decir que esa agenda que se armó no sufriera cambios, porque siempre hay temas que van surgiendo en el camino”, contó la Directora del CPNAL.

Explicó luego Ana María Piñeyrúa, que “la idea es que como Comunidad Saludable se trabaje en todos los temas y durante todo el año, la finalidad de una comunidad saludable es el empoderamiento de la población para lograr ir cambiando hábitos en su estilo de vida, lo que repercutirá en generar una comunidad saludable”.

 

PROFUNDIZAR |Luego Piñeyrúa profundizó en su idea de lo que es una comunidad saludable. “No queremos solo referirnos a la salud de las personas, luchar contra la hipertensión, contra la obesidad o la diabetes, lograr una alimentación más sana. También debe incluirse todo lo que tiene que ver con lo ambiental, por ejemplo, la gente debe identificar los problemas, los temas que más preocupan o las cosas que se dan con más frecuencia en esta comunidad, que no tienen por qué ser las mismas que en Rodríguez, que es la segunda localidad del departamento en que se empieza a trabajar en el concepto comunidad saludable, desde fines del año pasado”, dijo Piñeyrúa.

Luego siguió diciendo Piñeyrúa que “las reuniones de comunidad saludable son con la participación de todas las organizaciones que deseen concurrir y de todas aquellas personas que a título individual quieran concurrir. Lo que buscamos es que a través de esas instituciones que trabajan con una población determinada, podamos llegar juntos a tener un diagnóstico de situación. Hay cosas que ya sabemos sobre los problemas de obesidad, hipertensión, diabetes, pero nos falta mucho tomar conciencia sobre la importancia del medio ambiente, sobre los residuos, sobre la importancia de los espacios verdes, sobre la importancia de la actividad física, la problemática de los accidentes de tránsito, todo eso”.

La Directora del CPNAL, dijo que se debe apuntar a “determinar qué es lo que más está impactando sobre esta comunidad que tenemos que cambiar. Insisto siempre en eso, en el concepto de comunidad saludable, que no es solamente que las instituciones se reúnan y organicen actividades, sino que quede algo, un mensaje, una enseñanza, para que la población se empodere de ella”.

Dijo luego Piñeyrúa que las instituciones que participan de Comunidad Saludable están dispuestas a trabajar con ese objetivo, pero opinó que el problema está en “cómo logramos que la población tome conciencia de determinadas cosas” y de inmediato añadió que “un trabajo importante que se hace es el trabajo con los niños, porque ellos son multiplicadores y son con quienes podemos apostar a algún cambio”.

“Hay que convencer que hay cosas que solo van a cambiar si empezamos a cambiar nosotros nuestra manera de ver; es muy fácil culpar al otro, lo vemos con la basura, con los contenedores, con la tenencia de animales, con los accidentes, seguimos viendo gente a contramano, motos con niños sin casco”, dijo Piñeyrúa.

 

EL CIERRE | En cuanto al trabajo concreto de 2018, dijo la referente de ASSE en Libertad que “fue un año diferente porque se pudo trabajar de forma organizada y se había puesto como prioridad, trabajar con actividad física, porque se sumó la Plaza de Deportes, a partir del cambio de Dirección que tuvo. Se insistió en la plantación de árboles, se hicieron muchas caminatas, la ‘cometeada’ fue una instancia de contacto de los niños con los adultos, los abuelos, que fue una actividad que estuvo muy bien”.

A la hora de saber si lo realizado hasta ahora ha tenido algún efecto en la población, Piñeyrúa dijo que no hay mediciones. “Desde la salud no podemos evaluar nada aún respecto a si la salud de la población mejoró, esto recién está empezando. Yo creo que la gente está tomando más conciencia respecto a la importancia de la actividad física y eso a la larga va a tener un impacto positivo, por ejemplo, pero nada más”, comentó.

Otra actividad importante que se realizó en el año, según Piñeyrúa fue “un taller de reanimación cardíaca básica, es algo que tenemos que empezar a incorporar y lo tiene que saber todo el mundo, porque la ciudad cuenta con unos cuantos cardiodesfibriladores externos, pero hay que saberlos usar”.

A la hora de nombrar las instituciones que han participado y participan de Comunidad Saludable, Ana María Piñeyrúa, mencionó a “todos los centros de estudio, las escuelas, unas con más o menos participación pero siempre estuvieron, el CAIF, el INAU, a través de CAPI Los Patitos y el Centro de Referencia, la UTU y el Liceo han participado, el Colegio San José, la asociación de jubilados, el Club de Abuelos, la Plaza de Deportes, Cancadi, los Centros MEC, el Municipio, a través de Rosita García y Gonzalo Rodríguez, que siempre han estado”.

En cuanto a 2019, dijo Piñeyrúa que “la idea es empezar a trabajar en marzo y continuar haciéndolo hasta el 6 noviembre, que es el cierre como este año”. Adelantó que uno de sus objetivos para ese año es la incorporación de “Bicheros Unidos” para trabajar en la problemática tenencia responsable.

 

Por Javier Perdomo.