“Manojo”, la sede de la Asociación de Artesanos y Emprendedores de CDP, celebró sus dos años

La Asociación de Artesanos y Emprendedores de Ciudad del Plata, celebró los dos primeros años de la apertura de su casa, que lleva por nombre “Manojo”.

Hay que poner el énfasis en los dos primeros años de su local de ventas y de talleres, porque la historia es mucho más larga, ya que antes que llegar al acuerdo con el Gobierno Departamental, OPP y Grameen Uruguay entre otros, para tener su local “propio”, cada uno de sus socios o socias tiene su propia historia para contar del largo proceso de capacitación, debate e integración.

Generalmente todos confiesan lo mismo más allá de la alegría del festejo, el camino “no ha sido fácil”. A través del tiempo, el liderazgo del grupo ha ido rotando naturalmente; el consenso y la charla fraterna han sido herramientas fundamentales en el tablero de los artesanos platenses, que como fue expresado en la charla de bienvenida han tenido vaivenes, subidas y bajadas, socios que hoy no están y otros que se han sumado, pero el proyecto de integrarse está intacto y es su mejor producto.

Todo comenzó en el período anterior de la gestión del Municipio de Ciudad del Plata, cuando desde el gobierno local se realizó un llamado a artesanos locales, para participar de la fiesta aniversario de la ciudad. La constante actividad de por esos días y la invitación de la directora de Desarrollo de la Intendencia Mercedes Antia a participar de unos cursos que a través de OPP (Oficina de Planeamiento y Presupuesto), y con la tutoría de Grameen se brindarían, fueron tramando y tejiendo la actual realidad.

Palabras como formalización, gestión, capacitación también comenzaban a ser parte de su habitual vocabulario y así entidades como la Escuela de Diseño, el MIDES, BROU y BPS, a medida que ellos ampliaban su proyecto, se iban encastrando como piezas en un collage de oportunidades que se les abrían y extendían su llegada a otros lugares.

Con el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES), fueron parte ya como colectivo de distintas muestras bajo la marca PROBA, en la explanada de la Intendencia de Montevideo o la ciudad de Sauce en Canelones, fueron testigos de visitantes que adquirían y se interesaban por productos de nuestros artesanos locales.

Así como iban tuteándose con fibras naturales autóctonas, como el junco y la totora, las iban moldeando y entramando, ellos se iban animando a nuevos desafíos y nacen las alianzas con América Unida en primer término y paso siguiente son parte de Puente de Identidad, proyecto de la asociación civil que nace del trabajo de resaltar el trabajo manual local con intenciones de expandirse fuera de fronteras.

“Manojo” siempre ha estado presente en los Salones de Turismo Regional realizados en Ciudad del Plata y son parte del proyecto de Humedales del Santa Lucia en el “Camino del Junco y la Totora”. El circuito turístico local es su otro desafío y es por eso del enclave de su local comercial y talleres en medio del humedal y como punto de entrada y salida a la región natural del “Área Protegida”.

 

LA FIESTA | Volviendo al festejo en sí, la amabilidad y demostración de buenos anfitriones quedó demostrada una vez más por parte del colectivo de emprendedores y artesanos.

Un discurso de bienvenida con emocionadas palabras de agradecimiento y la invitación a integrarse y crecer juntos, dieron paso a la actuación del Coro de AJUPEN CDP, dirigido por la profesora Violeta Queipo, quienes entre tangos, valses, pasodobles y un himno como “Honrar la vida”, hicieron el deleite de los presentes. Cerró la parte artística el Grupo Antilogía, integrado por José “Pepe” Farachio, Alejandro “El Chileno” Rojas, Engel Cardozo y el Tano Matrella en la percusión, con quienes los presentes viajaron a través de canciones desde las orillas del Santa Lucia con el Loco Antonio, hasta recalar en Los Boliches de Yamandú Palacios e Ignacio Suarez, entre tangos, zambas y otras melodías.

Sinceramente desde La Semana hemos seguido este emprendimiento local y su salón no deja de sorprender con cada pieza, cada obra, cada manualidad a la cual le brindan el mismo afecto y esmero con que reciben a cada visitante.

“Manojo” abre sus puertas de lunes a viernes de 12 a 18 horas y los sábados de 10 a 16 horas. Está ubicado en la Ruta 1 Vieja, kilómetro 24, pegado a la escuela 88.

 

Por Carlos García.