Los “tucu-tucu” respondieron a la carta de Voulminot a los candidatos a la ISJ

El caso del balneario Arazatí sigue dando novedades en cada nueva semana. A mediados de la semana que pasó se conoció una carta que Alberto Voulminot, uno de los dueños de Industrias Forestales Arazatí distribuyó entre los candidatos a la Intendencia, que concurrieran a la reunión realizada por los “Tucu-Tucu” en el Club San José el pasado 5 de marzo. A su vez, la vocera del grupo Sofía Mansilla, explicó a este medio las circunstancias en que se da el comunicado de Voulminot.

En la carta del empresario, que dieron a conocer los dirigentes políticos a los que les llegó, éste dice “que pretende que los candidatos a la Intendencia, al igual que lo hicieron con quienes forman parte del grupo ‘Los Tucu-Tucu’ en el Club San José, escuchen su versión sobre el diferendo” y hace algunos comentarios sobre cosas mencionadas en la reunión en el Club San José.

“Se hizo mención en la presentación que se hizo en el Club San José, a que en la década de los 90 la zona pasó de púbica a privada, prohibiendo el derecho que tenemos los ciudadanos de libre acceso a la costa, con alambrado de ley y tranquera, todo lo cual no es cierto”, dice Voulminot, que agrega que “prueba de ello, es la concurrencia que asiste a la playa y de la cual tenemos amplia documentación fotográfica así como documental en nuestros títulos de propiedad, que establece que los límites han sido establecidos en estricto cumplimiento de la ley”.

Luego, agrega la misiva que a la reunión del Club San José “se convocó el testimonio de quien fuera desalojado en un juicio (el pescador Sánchez), cuya credibilidad también se pretende afectar, a pesar de haber intervenido la máxima autoridad judicial en nuestro país, que es la Suprema Corte de Justicia, buscando teñir de irregularidades el proceso, sin pruebas ni fundamentos”.

“Se pretende asimismo modificar la naturaleza jurídica de un camino departamental como lo es el Camino a Voulminot, a pesar de que se reconoció por la autoridad ministerial competente, en sede judicial, la naturaleza departamental del mismo, camino que además reconoce al ingeniero civil Alberto Voulminot, que lo concibió, calculó y trazó, además de financiar parte de su construcción”, comenta el empresario.

También añade que se busca “crear la idea de que existió un puerto en la zona de Arazatí, lo que fue desestimado en la década del 50 por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, debido a que no presenta las condiciones técnicas para ello, además de que el arroyo Sauce no es navegable, acreditado ello por la Dirección Nacional de Hidrografía”. Según Voulminot “se busca crear confusión en las autoridades y candidatos asistentes a dicha reunión, ya que la playa está librada al uso público sin limitaciones a lo largo de toda la costa del Río de la Plata. No existe ni nunca existió ninguna pretensión de nuestra parte sobre la misma”.

“Entendemos que para el desarrollo turístico de la playa Arazatí es necesario un adecuado ordenamiento territorial definido en respeto y acorde con el ordenamiento jurídico vigente, promoviendo el respeto por los espacios públicos y la propiedad privada. Hemos participado con los diversos organismos involucrados en la defensa de la zona costera, en proyectos para evitar la erosión de la zona de barrancas, cumplimos con el ordenamiento vigente, que establece la jurisdicción de diversos organismos estatales, en la protección de la zona costera, lo cual no es detrimento de los derechos de propiedad existentes, hechos que los integrantes de esta autodenominada comisión continuamente pretenden desconocer”, agrega la misiva llegada a los candidatos a la ISJ.

Culmina diciendo Alberto Voulminot que “afortunadamente en Uruguay rige el estado de Derecho, esto es, el respeto a las leyes y sentencias del Poder Judicial, no el del que grita más fuerte o tiene cobertura mediática. No es justo el vilipendio público al que hemos sido sometidos por parte de quienes pretenden hacer política desde la ofensa y el descalificativo, desconociendo nuestra trayectoria familiar y empresarial, en el desarrollo social y productivo de la zona, por que solicitamos que se nos brinde la oportunidad de exponer sobre lo antedicho en profundidad”.

 

RESPUESTA | La Semana consultó a la vocera del grupo de vecinos respecto al contenido de la carta, pero más allá de comentarios puntuales, Sofía Mansilla opinó respecto a por qué se da ahora la salida de Voulminot, con quien han intentado mantener un diálogo hace tiempo.

Contó la integrante de los “Tucu-Tucu” que “el pasado 18 de febrero le mandé un mensaje a la abogada de Voulminot porque queríamos coordinar con él una reunión. Ella me dijo que me llamaba al otro día, así lo hizo y le conté que estábamos planeando una reunión con todos los candidatos porque se nos estaba tildando de hacer politiquería barata y después de todo lo que había pasado, habíamos decidido hacer la reunión con todos juntos para poder decirles a todo lo mismo”.

“Cuando le empecé a comentar la idea de balneario que nosotros tenemos, le comenté cómo iba a ser y me dijo que estaba bueno y agregó que Voulminot también quiere que se desarrolle un balneario, que sea ordenado y que tenga todos los servicios”, prosiguió contando Mansilla.

La integrante de los “Tucu-Tucu” añadió que la abogada le comentó que Voulminot se iba de vacaciones, pero ya el 26 de febrero me manda un mensaje pidiéndome hablar al otro día; le dije que sí y lo hizo. Más que una respuesta al pedido de reunión, me planteó una propuesta. Dijo que Voulminot estaba dispuesto a reunirse con nosotros, pero si retirábamos todo lo que habíamos dicho en los medios y parte de lo que hemos publicado en Facebook. Ellos pretendían que habláramos bien de la familia Voulminot y además desmentir algunas cosas como que era una playa vendida, que no había acceso a la playa”.

“Trasladé el tema al grupo y le respondimos que no. Nosotros le habíamos dicho que íbamos a hacer una reunión y el 27 cuando me llamó le dije el día y la fecha de la reunión. Le comenté que ella fuera hasta allí, que no la íbamos a exponer y que escucharan nuestro proyecto, pero no fue”, comentó Mansilla, que agregó que Voulminot “nos quiso silenciar, nosotros queremos tener una reunión con él pero no vamos a salir a desmentir y decir cosas que pueden perjudicar el juicio, pero además no creemos que sea como ellos nos dicen. Querían que fuéramos sus voceros”.

Por último, dijo Mansilla que en la carta nada “dicen que nosotros intentamos comunicarnos con ellos y se negaron. No salimos a decirlo a los medios, porque justamente queríamos tener ese contacto con ellos, pero se negaron”.