Los excesos del consumo

El viernes por la noche se realizó una muy interesante charla sobre la problemática de las adicciones, organizada por la gente del Básquetbol de Juventud Unida. Horacio “Tato” López, fue presentado por Gustavo Lema, también ex basquetbolista y actual entrenador del equipo verde. Lema hizo una breve presentación de la trayectoria deportiva de López destacando su participación en la selección uruguaya de básquetbol y sus grandes actuaciones internacionales, en torneos mundiales y olímpicos además de su pasaje por varios equipos europeos.

El ex deportista profesional comenzó explicando que después de 20 años de haber dejado el básquetbol, cuando le llaman para dar diferentes charlas motivacionales o testimoniales, “siempre digo lo mismo, que yo doy una sola charla que es sobre consumos problemáticos y cómo esos consumos problemáticos se pueden transformar en una enfermedad que se llama adicción, tras decir eso, nadie me ha llamado más, porque toda esta problemática que vamos a tocar se basa en la negación”.

Ante un público heterogéneo, compuesto por adolescentes, jóvenes y adultos, el expositor dijo desarrollar el Método Montana para el abordaje de la problemática. “Lo hago con humildad y respeto, hay otros modelos de abordaje, pero sí tengo claro que tengo unas semillitas de reflexión para sembrar en la sociedad para que la gente pueda meterse, aunque sea un poco en este tema y tomar un poco de consciencia de qué se trata esto”.

ADICTOS | López explicó que su charla “nace a partir de un libro que publiqué hace años, en 2013, ‘Lo no dicho sobre la adicción’, lo no dicho significa no hablar sobre el tema, incluso la raíz de la palabra adictus que significa no dicho y pasó algo bastante insólito, el libro se publicó en abril y en agosto de ese año me fui de viaje por 15 meses y ya estando de viaje tuve que registrarlo dos veces y me daba vergüenza porque si bien el libro lo escribí yo, me di cuenta que ya no me pertenecía porque no había hecho nada por el libro, que había llegado a personas que tenían esta clase de problemas, adictos recuperados y sus familiares y a partir de eso me dije que algo tenía que hacer y empecé a hacer presentaciones, este tipo de presentaciones que yo llamo la charla”.

Es imposible brindar un detalle de una charla de más de una hora y media en una nota como ésta, por lo tanto hablaremos de algunos momentos claves de ella.

López explicó que hay tres componentes fundamentales en esta temática: “la sociedad de consumo, la enfermedad y la familia”. Para abordar esos tres puntos dijo primero hay que “pasar por el impacto social de esta problemática, creo humildemente que el objetivo de la educación debe ser formar seres integrales y por lo tanto inteligentes para percibir el significado de la vida como un todo, entiendo que educar es despertar esa capacidad y cuando lo hacemos sobre un tema tan removedor, inevitablemente vamos a estar involucrando sentimientos, vivencias e impulsos; la adicción es un complejísimo entramado bio-psico-social que afecta al individuo, a su familia y a la sociedad en su conjunto”.

OBJETOS | Horacio López explicó que los objetos de consumo pueden ser innumerables. Dijo que “el consumo adictivo de sustancias como pueden ser de tabaco, alcohol, sicofármacos, marihuana y todas las drogas, pero también objetos, como pueden ser compras, trabajo, sexo, pantallas, velocidad, juegos de azar, deporte, uno puede desarrollar consumos adictivos hacia este tipo de objetos y la lista es interminable”.

También agregó que el objetivo de su charla “es elevar el nivel de consciencia sobre las consecuencias negativas y así poder redimensionar la gravedad de la problemática, los costos económicos y sociales de los consumos problemáticos son tremendos, incalculables, hay algunos que se han cuantificado, pero la gran mayoría o el infinito, no se han cuantificado”.

A modo de ejemplo López dijo que “sabemos que una de cada tres personas que padecen de HIV ha tenido consumos problemáticos, sabemos que el 80% de las personas privadas de libertad han tenido problemas de consumos problemáticos, también que el 95% de la gente en situación de calle ha tenido consumos problemáticos, pero no tenemos ni la menor idea qué es lo que pasa con el ausentismo y la deserción estudiantil, los conflictos familiares, los divorcios, abandono de niños, embarazos precoces, embarazos no deseados; no tenemos ni idea del endeudamiento, los problemas financieros y económicos en la familia, la prostitución, violencia callejera, violencia en el deporte, violencia doméstica, homicidios, suicidios”.

El ex basquetbolista agregó que “la lista es infinita y por supuesto que no voy a afirmar que todas estas problemáticas sean directa consecuencia de los consumos problemáticos, pero sería importante observar, tener información porcentual y sería de gran ayuda para toda la sociedad en su conjunto poder determinar esas proporciones”.

NATURALIZACIÓN | López continuó diciendo que “estas situaciones negativas se dan a través de un fenómeno que se llama adaptación y naturalización, frente a una nueva situación negativa la sociedad en su conjunto, todos nosotros, respondemos adaptándonos a los problemas, naturalizando esas consecuencias negativas insensibilizándonos y por lo tanto perdiendo la capacidad de visualizar la necesidad de una solución”.

Para graficar sus dichos agregó que “siempre hubo gente viviendo en la calle, pero ahora encontramos hombres viviendo en la calle, también hay parejas viviendo en la calle, pronto veremos familias viviendo en la calle, ya no nos sorprende ver personas viviendo en la calle, nos hemos adaptado, naturalizado las consecuencias de que esa gente esté viviendo en la calle, nos insensibilizamos y lo naturalizamos”.

Tras explicar que el abordaje del tema es como un rompecabezas, López dijo que “la primera pieza del rompecabezas es la sociedad de consumo, vivimos en el desarrollo de la sociedad de consumo, se nos da facilidad para consumir, pero no se nos da una contención para vivir en ella”.

Según el abordaje de Horacio López, “se está construyendo una sociedad de consumo que se expande por el planeta” sin que exista “un análisis de valores negativos que están naturalizados, no hay información para vivir en una sociedad de consumo, no hay prevención” y explicó el concepto de prevención diciendo que “es el conjunto de acciones, medidas y estrategias que apuntan a mejorar las condiciones de salud, anticipándose al daño”.

CONSUMISMO | El escritor dijo que “hablamos mucho de que estamos todos locos consumiendo, pero cuando tenemos que definir qué es el consumismo en general lo hacemos como que consumimos mucho, yo soy el tipo más feliz del mundo al abrir la canilla y que me salga agua, hay cosas que necesitamos consumir y está buenísimo que todos pudiésemos acceder a ellas, pero cuando hablamos de consumismo hablamos de consumo excesivo de bienes sin aparente necesidad”.

Luego López dijo creer que “esta sociedad en la que vivimos nos está dando la oportunidad de tener necesidades básicas muy bien cubiertas, pero dentro de estas posibilidades hay que saber diferenciar lo tóxico de lo nutritivo. ¿Qué es lo tóxico? Aparte de que estamos haciendo paté el planeta, lo tóxico es que la sociedad de consumo es generadora de conductas adictivas y en la conducta adictiva se actúa con ausencia de control”.

López diferenció las conductas adictivas de los hábitos. Dijo que el problema “no tiene que ver con el hábito, que es algo que yo reitero de forma voluntaria y controlada, en las conductas adictivas no hay control, el último gran ejemplo que ha aparecido son las pantallas, el celular es fantástico, es el diario, la agenda, el teléfono, el tema es que al celular lo miramos sin tener necesidad, y ahí es donde se manifiesta la conducta adictiva”.

PROCESO | El ex deportista profesional explicó que “mientras objetivamente hoy estamos mejor que nunca, subjetivamente estamos insatisfechos, siempre nos falta algo, nos regimos más por un principio de placer que por un principio de la realidad, vivimos en una sociedad que nos crea necesidades, las satisface y si no tenemos cómo pagarlas nos va a ayudar a pagarlas, yo lo entendí cuando un día recibí el estado de una tarjeta y venía un papel que si yo lo firmaba me daban 50 mil pesos, está todo hecho para que sigamos consumiendo”.

En el proceso hay dos formas de desarrollar ese crecimiento de la sociedad de consumo “una es incorporar más población. ¿Qué sucedió en el planeta cuando China se incorporó a la sociedad de consumo? Entre otras cosas hoy Uruguay le vende el 60% de su producción, y cuando se incorporó China no sólo cambió China, cambió el planeta, la otra forma de crecimiento de la sociedad de consumo es que cada uno de nosotros cada vez consuma más”.

Tras proponer el ejercicio a cada uno de “pensar si realmente estamos consumiendo más que hace cinco años o hace 10 años” agregó que “el que cae en un consumo problemático lo que realmente hace es tomar el dictado de la sociedad en la que vive, el mandato del medio en el que vive”.

López dijo que “nadie se imagina un día sin publicidad, la publicidad es una forma de comunicación comercial que a través de ciertas disciplinas, busca persuadir a los consumidores con el objetivo de aumentar las ventas de los anunciadores, a los productos se le otorgan valores y significados que satisfacen necesidades primarias de orden sicológico, seguridad, autoestima, amor, respeto, reconocimiento, así se pone en marcha el proceso adictivo, lo gratificante pasa por tener esto o aquello, se vuelve ajeno a nosotros, no me pertenece, no es parte de mi crecimiento ni de mi estructura sicológica”.

Quedaría mucho más para decir de la interesantísima charla de Horacio “Tato” López; a modo de sugerencia les invitamos a acceder a su libro “Lo no dicho sobre la adicción”, del cual quedaron en Libertad algunos ejemplares que pueden adquirirse en tienda Los Buenos Amigos a 450 pesos el ejemplar.

Por Jorge Gambetta