Libro “Ya nadie vive en ciertos lugares” de Pedro Peña es publicado en italiano

Dentro de algunos días la editorial dei Merangoli de Roma realizará el lanzamiento del libro de Pedro Peña “Ormai nessuno vive piú in certi luoghi” o, en su original criollo de tierras adentro del Uruguay, “Ya nadie vive en ciertos lugares”, tal es el título del primero de una saga policial que desde 2010 ha publicado en cuatro capítulos a través de la Colección Cosecha Roja de Estuario Editora.

Agustín Flores, el personaje central de la saga, es un periodista en decadencia que presume de escritor. El diario para el que trabaja lo envía a Rafael Alsina, un pequeño pueblo como tantos de nuestro interior, donde un año atrás se cometieron varios asesinatos aún sin aclarar. Con pocas expectativas y deseando acabar pronto su estancia en aquel lugar, Flores toca ciertos puntos frágiles o sensibles de aquella comunidad y comienza a recibir algunos mensajes hostiles al tiempo que otros cadáveres se suman a los primeros.

Esa podría ser una apretadísima síntesis de la trama, pero quién mejor que el propio autor para explicar por dónde voló su imaginación y cómo sin pensarlo, su novela termina siendo publicada en Roma y en la lengua del Dante.

LA SAGA | El autor dijo que “se trata de la primera novela, del año 2010 de una saga con el mismo personaje, Agustín Flores, un periodista que trabaja para un medio de Montevideo, que es enviado a un pueblo del interior profundo del Uruguay. El pueblo lleva el nombre de Rafael Alsina, un caudillo blanco que nació allí y le pusieron su nombre al pueblo como homenaje”.

Peña agregó que “este periodista va a cubrir la historia de un crimen ocurrido un año atrás y que aún no ha sido aclarado, Rafael Alsina está hecho a imagen y semejanza de un pueblo real que yo conocí muy bien por mi trabajo como docente y cuyo nombre prefiero no revelar. El crimen se dio como un asesinato múltiple, una familia fue asesinada en una propiedad rural y Flores se mete en la dinámica del pueblo, pero empiezan a pasar cosas, hace algunas preguntas que ni siquiera sabe que son incómodas en la lógica pueblerina, las hace incluso de manera muy inocente”.

Desarrollando un poco más la trama, Peña explicó que el periodista “empieza a descubrir pistas de que le están revisando el auto, pequeños sucesos que le dan la pauta de que algo está pasando con su presencia allí y la novela transcurre en esa semana en la que él está cubriendo ese primer aniversario del trágico suceso”.

El autor maragato agregó que “esa es la primera novela de una saga y se publicó en 2010, la segunda (No siempre las carga el diablo), es de 2011, la tercera (Tampoco es el fin del mundo) salió en 2012. La cuarta (A veces tarda, casi nunca llega), fue publicada en 2014 y hay una quinta que en algún momento va a salir”.

Sobre cómo llegó su trabajo a la editorial italiana, Peña dijo que “a fines del año pasado me contactó una uruguaya que trabaja como agente literaria para la editorial dei Merangoli, me dijo que como se trataba de la apertura de una saga le parecía bueno comenzar por ella. Ahí tuvimos que ver todo el tema de los permisos, los derechos de autor, los derechos de la editorial uruguaya y lo importante es que en poco menos de un año de trabajo ya está el libro para salir y se lanzará al mercado italiano el 4 de diciembre”.

Peña dijo que “la editorial lanzará varias traducciones de autores de diferentes partes del mundo, entre ellos este y el lanzamiento será en el marco de la Feria del Libro de Roma” y agregó que “estoy muy contento porque el libro va a generar lectores en otros lugares, con lo difícil que es generar lectores ya acá mismo, y que se puedan generar además lectores en otra lengua”.

El escritor dijo desconocer el sector del mercado italiano que pueda corresponder a la población lectora, pero expresó que “Italia está en el centro cultural europeo y ha estado en ese lugar desde hace miles de años, es un lugar tradicional de la cultura occidental y la verdad que es un honor y un orgullo, pero además, hace unos días hablaba con colegas de la literatura y surgió un dato que me parece que es un dato novedoso y a mí me llena también de emoción y es que no ha habido ningún escritor de San José traducido a otras lenguas, aparentemente, y digo aparentemente porque si pensamos en escritores de San José tenemos que hablar de Espínola y no consta que existan traducciones de Espínola a otras lenguas, lo cual es muy extraño, porque un autor de la talla de ‘Paco’ Espínola, un Premio Nacional de Literatura, un referente de la Generación del Centenario, un clásico de nuestra literatura merecería ser difundido en otras lenguas”.

Peña agregó que “opino lo mismo de Wenceslao Varela, desde lo intelectual y lo popular y tampoco encontré que haya sido traducido a otras lenguas, por eso de cierta forma me siento privilegiado”.

El autor cree que “sería muy importante para la cultura nacional que el trabajo de autores como Espínola y Varela pudieran ser divulgados en otras lenguas, como expansión de nuestra cultura y además porque tienen una profunda raigambre en nuestras tradiciones y podrían ser de interés en otros lugares”.

Para Pedro Peña “es muy difícil que a los autores uruguayos se los traduzca, salvo para los escritores ya consagrados, como Benedetti, Galeano que tienen mucho alcance, pero para los de mi generación es muy esporádico y eso obedece a que las grandes editoriales, al momento de apostar por una literatura que tiene tres millones de hablantes, por más que haya muy buenos escritores, no tienen después a quién venderle los libros porque no los conocen en ningún lado”.

En su caso, Peña explicó que “a esta agente literaria le pidieron específicamente que buscara una novela negra, policial y ella encontró mi nombre asociado a una película y empezó a investigar y se fueron dando las cosas; es un poco azaroso todo, luego cuando tienen el libro dependerá si el libro les convence o no, en este caso parece que sí lo hizo, hay que tener también un poco de suerte que me parece que es lo que he tenido en ese aspecto”.

MITOS | Consultado Pedro Peña por su saga “El libro de los mitos”, con una tercera entrega realizada en setiembre pasado dijo que “está en el proceso de comenzar a trazar lo que serán las líneas de la cuarta parte. Ya he escrito algo, no puedo prometer nada pero estoy cerca de empezar esa escritura que uno hace como poseído cuando tiene tiempo y se puede soltar”.

Al respecto Peña agregó que “cuando afloja el trajín de las horas de clase que este año ha sido muy intenso tanto en cantidad de horas como en multiplicidad de lugares de trabajo. Soy un hijo del multiempleo y obviamente lo hago con mucho cariño y dedicación, pero cuando pasa también me siento como aliviado y puedo encarar esto otro”.

Por ello el autor explicó que “estamos comenzando suavemente, me falta investigar un par de textos antiguos, medievales, de los que quiero hablar en el libro y estoy en esa fase y espero que para fines del verano pueda tenerla terminada, lo que no quiere decir que luego la editorial la vaya a publicar, si les gusta habrá que recorrer todo el proceso de edición y corrección necesario”.

COLECCIÓN | La Colección Cosecha Roja de Estuario Editora se compone con 26 títulos de autores nacionales que con estilos propios han incursionado en la novela negra, un nombre que se le ha dado a la novela policial y que, aunque centenario, hace pocos años irrumpió con cierto empuje en el mercado editorial uruguayo.

Pedro Peña y Rodolfo Santullo tienen publicados cinco títulos cada uno, Renzo Rosello ha publicado cuatro en una amplia lista de escritores y escritoras que se sumaron a este sello que, a impulso de Marcela Saborido, editora de Estuario, procuró darle un espacio propio a muchas obras del género que no encontraban el interés en las editoriales.

El hecho ha generado un interesante movimiento que trasciende lo literario, así es como en 2014 surgió un evento que se ha repetido anualmente como es la Semana Negra, un movimiento del que participan no solamente escritores, sino también especialistas en los temas que aborda la novela negra, como pueden ser periodistas, peritos forenses, criminólogos o sociólogos que, entre películas, libros, charlas y talleres abordan durante una semana todo ese “submundo” del crimen que tan bien abordan los escritores como Pedro Peña en sus trabajos y que han sido incluso llevados al cine, como el caso de la novela del autor maragato que inspirara la película “La noche que no se repite” y que en Italia llamara la atención de una agente literaria uruguaya sobre el docente y escritor maragato.

Por Jorge Gambetta.