La UNTMRA se moviliza en la ruta 1 por la reducción de la jornada laboral

La Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines (UNTMRA), con fuerte presencia en el cordón industrial de la ruta 1, comenzó una serie de movilizaciones de cara a lo que es la negociación en Consejos de Salarios del grupo 4, que como todos los grupos que negocian en este año, deben cerrar la negociación antes que finalice 2018, ya que en 2019, por ser año electoral, no se pueden fijar aumentos salariales.

El pasado miércoles 1° de agosto, los obreros de cada una de las empresas de ruta 1, Joyson Safety System (ex Takata), Faurecia y Bader (los trabajadores de Lifan están en el seguro de paro), salieron a la ruta a realizar un enlentecimiento del tránsito, exhibiendo a los conductores de los vehículos que acertaban pasar por donde estaban apostados, pancartas con las plataformas reivindicativas que tienen para la negociación que está en pleno proceso de discusión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Según comentaron a La Semana dirigentes departamentales del gremio, en esta instancia irán porque se establezca para toda la rama la reducción de la jornada laboral a 40 horas semanales, además de un aumento salarial por encima del IPC (Índice de Precios al Consumo), para todas las empresas.

Los trabajadores entienden que “la reducción de la jornada laboral tiene un impacto positivo directo en la vida de las y los trabajadores”, ya que implica tener “más tiempo libre para la familia, para el estudio o para los cuidados de salud”. Dice el sindicato que “además genera más puestos laborales”.

Cree también la UNTMRA que su lucha es justa, “porque si nos va bien a los trabajadores, mejora la calidad de vida de todos porque nuestro salario queda en el país”, ya sea “en el almacén, la carnicería, la tienda o moviendo el mercado interno”.

 

BADER | Los voceros gremiales también informaron que hay una lucha específica por la recategorización de la empresa Bader. El objetivo es que se los incluya en el sector autopartista a la hora de discutir salario y condiciones laborales, ya que el sindicato de esa empresa pasó a ser parte de la UNTMRA por elaborar cueros para asientos de autos, lo que entienden, los ubica como una empresa autopartista.

Según las fuentes consultadas por este medio, el cambio en la rama laboral, no implicará necesariamente un aumento salarial para los trabajadores de Bader, pero si se pueden dar algunos aumentos puntuales, ya que en el grupo autopartista hay más categorías, lo que llevaría a que algunos cambiaran a categorías superiores a las que hoy tienen y consecuentemente tendrían un incremento laboral.

Consultadas las fuentes respecto a cuál es la situación económica en la empresa Bader, comentaron que hace tres años que se viene trabajando con un régimen de seguros parciales. “Hay quienes trabajan un par de días menos a la semana, otros trabajan una quincena si, en la otra no. Lo que tiene de bueno esta situación es que se sigue vinculado a la empresa, no se pierde el contacto”, dijeron las fuente que dialogaron con La Semana.

De todas formas, dijeron, en el corto plazo no se vislumbran problemas mayores en la empresa ubicada en el kilómetro 31 de ruta 1.

 

Por Javier Perdomo.