“La Olla de Rebeldía” y sus cruces con las autoridades de la Intendencia

La Asociación Civil Rebeldía Organizada lleva adelante una “olla popular” que distribuye unas 500 viandas tres veces a la semana, llegando así a 128 núcleos familiares certificados y registrados por ellos mismos. Sus integrantes emitieron un duro comunicado en la semana que pasó y Nahuel Bautista, secretario de la asociación civil, explicó las razones de éste.

A fines del pasado año, el presidente de Rebeldía Organizada, Richard Mariani, renuncia a su cargo para reforzar nuevas metas personales. Asume la presidencia Stephanie Espantoso y el Secretario pasa a ser Nahuel Bautista, incorporando a su vez a Tabaré Techera a trabajar en el Ejecutivo de la organización.

Si bien la idea era llamar a elecciones por el vencimiento del período de Mariani, la “emergencia sanitaria” postergó la Asamblea para el llamado a elecciones. Semanas apenas pasaron desde la inauguración de la Biblioteca Popular en Delta El Tigre, cuando la pandemia se instala en el país y con ella la ya declarada emergencia sanitaria.

Las “ollas populares” son una herramienta de convivencia y reciprocidad solidaria comunitaria. Así fue que dijeron en una visita previa de este medio al emprendimiento social. La “Olla de Rebeldía” como se le conoce popularmente estuvo en una primera reunión de la Mesa Intersocial platense y luego se separó de la estructura organizativa.

Solicitaron apoyo a la Intendencia de San José, elevando un petitorio de alimentos no perecederos, estimado para dos meses de funcionamiento, para llegar a 500 personas y lo evaluaron en unos 80 mil pesos. Desde la Intendencia les ofrecieron 25 kilos de Harina e igual cantidad de grasa, oferta que desde Rebeldía Organizada rechazaron.

Según contó Bautista, cuando recibieron la colaboración rechazada ya estaban funcionando y con un variado menú, con  vitaminas y proteínas apuntando a la alimentación saludable. “No es sólo llenarles la panza, debemos alimentarlos y enseñarles a comer sano”, comentó Bautista.

La pasada semana después de solicitar una entrevista formal con el Intendente en ejercicio Pedro Bidegain, después de un mes de larga espera según lo expresado por Nahuel Bautista a La Semana, fueron notificados que el Intendente los recibiría y hacia allí fueron con todas sus expectativas en busca de una respuesta a su solicitud de apoyo.

En la entrevista, estuvieron la presidenta Stephanie Espantoso, el secretario Nahuel Bautista y Tabaré Techera que está a cargo de la Olla Popular. Bidegain preguntó por Mariani, le contaron que había renunciado y que no tenía por qué estar en la reunión. Intentaron mostrarle los registros de entrega de viandas, ni siquiera los miró y abruptamente terminó el encuentro Pedro Bidegain.

 

COMUNICADO | Eso motivó la difusión del comunicado, que en su inicio dice: “la semana anterior logramos tener una reunión con el intendente de San José Pedro Bidegain donde se trasladó de manera presencial nuestra solicitud de apoyo a la Olla Popular, solicitud que hace dos meses duerme como expediente en un cajón. Aquella solicitud era en alimentos secos no en dinero, estipulando unos 80 mil pesos para alimentar a más de 550 personas que sufren la crisis sanitaria, alimentaria, social y económica”.

“Destacamos que nuestro colectivo dispone de cuatro vehículos, ponemos la leña, gas, verduras, frutas, carne y productos de higiene. Para ser claros y transparentes hay que sacar cuentas; son tres veces a la semana que cocinamos con ricos, nutritivos y variados menús recorriendo cientos de kilómetros en cada día para cumplir con los protocolos de sanidad dispuestos por nuestro gobierno”, añade la comunicación.

Bautista dijo a La Semana que desconoce los motivos de por qué Bidegain quería que Mariani participara del encuentro estando desvinculado formalmente de la Asociación Civil, pese a que sigue siendo un miembro colaborador como cualquier vecino dentro de Rebeldía Organizada.

Nahuel Bautista también informó que tienen una lista de espera de 270 personas y que no los pueden contemplar si quieren hacer una entrega efectiva.

Lunes, miércoles y viernes, la cuadra de la panadería Avenida se transforma en una gigantesca cocina. Respetando todas las medidas sanitarias se elaboran las 500 viandas que luego son distribuidas desde Delta El Tigre hasta Villa Olímpica.

Bautista agradeció a los sindicatos amigos, comercios y vecinos en general que los mantienen con la fe de volver a establecer el diálogo y que están abiertos a encontrar caminos de encuentro por una mejor calidad de vida entre los vecinos y vecinas que hoy necesitan de una mano.

Quienes deseen colaborar y establecer contacto con Rebeldía Organizada lo podrán hacer a través del 091.65.50.68 o en Facebook y en Twitter: @rorganizada.

 

Por Carlos García.