La nueva política de seguridad: con el mazo dando

Los cambios operados en la Jefatura de Policía de San José a partir de la asunción del nuevo gobierno, comienzan a preocupar a una buena parte de la sociedad del departamento. La decisión de sacar a “los delincuentes de las plazas” proclamada en los medios nacionales por el ministro del Interior Jorge Larrañaga, llevó a un dudoso incidente en la plaza 4 de Octubre de la capital departamental, que deja interrogantes alarmantes de cara al futuro cercano.

Repasemos lo ocurrido en los últimos días. El día jueves 5 al mediodía, el nuevo jefe de Policía de San José Orestes Leles llamó a conferencia de prensa para mantener un primer acercamiento con los medios de San José. El Jefe habló de generalidades respecto a lo que será su gestión y dijo que siguiendo las pautas recibidas del ministro Larrañaga, sus objetivos son  trabajar en el acercamiento a la sociedad civil, en la presencia policial en todos los barrios y en la obtención de resultados.

También dijo que intentaría realizar el mayor despliegue posible de efectivos y aclaró que no se quedará sentado en su escritorio durante la gestión que desarrollará.

 

EL COMUNICADO | Horas después de la conferencia de prensa, un confuso episodio ocurrido en la plaza 4 de Octubre de San José de Mayo, muestra claramente las directivas recibidas por los policías, que arrestan a cuatro personas con una violencia inusitada, utilizando armas largas. En primera instancia el jefe Leles, respaldó el accionar policial y dijo que eran sus directivas las que estaban cumpliendo los policías, pero en la mañana, mediante un parte policial, la versión original cambió.

Allí se dice que fue a partir de un llamado al 911 que se acude, por una pelea entre varias personas y que uno de los hombres implicado “estaría armado con machetes en ambas manos”.

Primero, continúa la comunicación oficial, concurre un móvil con dos efectivos “quienes al hacerse presentes pudieron constatar que varias personas se tomaban a golpes de puño y realizaban un desorden en el espacio público, por lo que de inmediato trataron de separar a los mismos y algunas de estas personas no deponían su actitud y agresividad. Pocos minutos del arribo de esta dotación, llegó una Unidad de Apoyo de G.R.T., observando a ambos Policías en medio de varios individuos los que aún permanecían en actitud totalmente hostil y que uno de ellos en actitud desafiante y amenazante hacía ademanes con un machete en cada mano”.

Ante esto (siempre siguiendo el comunicado oficial), “uno de los efectivos desciende con un arma de apoyo (escopeta calibre 12/70 aprovisionada con munición no letal), y se dirige directamente a la persona armada y le da órdenes de que deponga su actitud y se acueste en el piso, lo que de inmediato fue acatado por dicha persona. Fueron detenidas cuatro personas mayores de edad, una pareja de uruguayos, un ciudadano ecuatoriano y uno colombiano”. El comunicado dice que se procedió de acuerdo a protocolo, siendo asistidos en el Hospital Local, presentando uno de ellos una lesión leve a causa de la riña, realizándose exámenes de etilometría arrojando tres de ellos resultado positivo (2,35, 2,02 y 1,25 grs de A/P/L de sangre). El tema fue elevado a la Jueza de Faltas y las personas detenidas fueron liberadas.

El parte es acompañado con una foto de los machetes incautados, que son usados por los malabaristas para realizar sus malabares en la vía pública. Hay que mencionar también que en el video que se difundió en redes sociales, en ningún momento se ve a los detenidos con los machetes incautados.

 

REACCIONES | El incidente generó la preocupación del diputado frenteamplista Nicolás Mesa, que pidió una entrevista inmediata al Jefe de Policía, que se concretó el viernes en la mañana, una vez que se había difundido el parte oficial del incidente.

El jueves en la tarde-noche, Mesa realizó sus primeras declaraciones respecto al caso y dice que “ese tipo de operativos (porque el jueves aún se decía que era un operativo), me generaban dudas sobre en qué marco legal estaban cubiertos y si bien existía un reclamo para ser duros por parte de la gente, eso más bien era mano bruta y ciega porque era al barrer”.

Mesa aclaraba en el momento que “entendemos que al delito hay que reprimirlo, al delincuente hay que reprimirlo, pero en lo que veíamos en el video, no parecía haber delito”.

Durante el acto de inauguración del comité Máximo Haro de Puntas de Valdez (ver nota aparte), Nicolás Mesa contó a La Semana detalles de la charla mantenida con el jefe de Policía en la misma mañana del viernes. “Tuvimos una entrevista bastante amena, en algunas cosas estuvimos de acuerdo, en otras no, pero también es valorable el gesto de que los actores políticos podamos tener ese tipo de reuniones”, dijo Mesa, que luego pasó a contar que “en el encuentro el Jefe me relata que no había sido un operativo, sino que fue en respuesta a una llamada al 911 por una pelea que estaba habiendo entre los malabaristas y que con los machetes habían amenazado a uno de los policías. Yo lo que pregunto si es que si existe una pelea con machetes, con amenazas a un Policía, eso ya no es una falta, sino que es un delito y el comunicado de Jefatura dice que el tema se pasó al Juzgado de Faltas y ahí es donde yo veo que me faltan elementos para completar qué es lo que pasó”.

“Si uno se lleva por el comunicado de Jefatura uno tiene que decir que hay un delito, pero entonces por qué va al Juzgado de Faltas”, se pregunta el Diputado.

Según Mesa, Leles le dijo que “la orden que él daba era sacar a los malabaristas de los espacios públicos, ahí es donde yo digo, al delito hay que reprimirlo, pero si hay alguien en la plaza pública, haciendo malabares, no está pidiendo plata de pesado -que sería mendicidad abusiva-, y no está obstaculizando el paso de la gente, por qué habría de sacarlos. Te puede gustar más o menos cómo se viste o cómo se peina, pero tienen derecho a estar en los espacios públicos, eso no tiene nada que ver con reprimir el delito”.

El Diputado frenteamplista, quien trabajaba en el Ministerio del Interior durante la pasada gestión, dijo que le preocupa que “si siguen repitiéndose este tipo de intervenciones, se genere un espiral de violencia que no sabemos dónde va a terminar”.

Mesa no ve el caso de San José como un hecho aislado “estas cosas están ocurriendo en varios puntos del país. He estado comunicado con compañeros diputados que van a integrar la comisión de derechos humanos y de seguridad, que están preocupados porque esto está sucediendo, con distintas características, en varios lugares”.

 

AUTORIDAD O AUTORITARISMO | “No queremos quedar como abogados del diablo y por eso decimos, sí, al delito reprimirlo, la autoridad hay que ejercerla, pero como corresponde y con quien corresponde. En San José de Mayo, la plaza 4 de Octubre, no es la zona más peligrosa de la ciudad y seguramente los malabaristas no sean los que cometen los delitos”, dijo el Diputado.

Respecto a cuál fue la respuesta del Jefe de Policía a sus cuestionamientos, dijo Mesa que “él insistió en que los malabaristas deben salir de los espacios públicos, que iba a hablar con la Intendencia para hacerles algún lugar, pero estamos haciendo foco donde no está el problema y mi miedo es que se termine siendo duro con los blandos y blando con los duros”.

“Con estas cosas, no sé a dónde vamos”, dijo con un alto grado de preocupación el Diputado del FA.

 

Por Javier Perdomo.