La Fiesta del Río y la Convivencia de Santiago Vázquez, celebró sus 30 años el pasado fin de semana

Gerardo Nieto, Rey Toro y Laura Canoura cerraron cada una de las tres noches de la emblemática y gratuita Fiesta del Río en Pueblo Santiago Vázquez, a orillas del río Santa Lucía. En este 2020 se llevó a cabo la 30ª edición del evento.

Desde su comienzo, de la mano de un grupo de vecinos denominado Comisión Organizadora y el Club de Leones de Santiago Vázquez, culminado carnaval, cada año se realiza la llamada en primera instancia Fiesta del Río. A medida que el evento fue creciendo en popularidad, el productor de espectáculos populares Dalton Rosas Riolfo, cobra un rol preponderante y junto al ya clásico desfile terrestre y el náutico comienza a cobrar importancia la grilla en el escenario, llegando cada año, por ejemplo, los primeros premios del carnaval y todo tipo de figuras de la musica nacionales como internacionales.

El secreto, según lo que supo este medio, está en el soporte económico de los sponsors, quienes financiaban la parte más costosa. Una vez desvinculado Rosas Riolfo, la Intendencia de Montevideo, comienza a apoyar la Fiesta del Río, hasta que una década atrás con la llegada del tercer nivel de gobienro, el Municipio A encabezado por el alcalde Gabriel Otero vuelve a hacer resurgir el evento más importante y gratuito que Montevideo tiene.

En 2016 con la firma del hermanamiento con el Municipio de Ciudad del Plata, el aparato organizativo se extiende y participan artistas platenses, realizándose por única vez una prueba atlética que unió ambas márgenes del río Santa Lucía, partiendo desde la sede municipal local y llegando al corazón del evento.

A partir de 2016 la actividad pasó a denominarse “Fiesta del Río y la Convivencia”. En este 2020 y con el Municipio A con la titularidad como alcalde de Enrique Soria, se cumplieron 30 años del evento que reúne a miles de personas en tres días.

Más allá de la modalidad de trabajo empleada, la fiesta acapara la atención de montevideanos, platenses y visitantes de todas partes.

Cientos de puestos ofrecían todo tipo de comidas, desde las clásicas tortas fritas hasta brochet y choclos con distintos gustos; agua caliente para el termo y por supuesto, yerba, tragos y licuados. Un parque de diversiones y el escenario como gran atractivo que durante tres noches brinda la más variada oferta de artistas.

 

PROGRAMACIÓN | La noche del viernes 6, junto a la presentación de consagrados y emergentes artistas se llevó adelante un Certamen de Talentos donde participaron el artista plástico Gustavo “El Musta” Tellechea y El Brochi, después pasaron bailarines de distintos tipos y hasta recitadores. No hubo ganadores y todos los participantes recibieron premios vía sorteo.

Posteriormente actuaron: “De esquina a esquina”, Claudio Andrade, “Los Brujos del Reloj”, “Pancho” Cancela y De Todas Partes y el cierre esperado con Gerardo Nieto.

El sábado como ya es tradicional se realizó la apertura oficial con palabras del alcalde Enrique Soria, quien habló de la importancia del evento e invitó a las nuevas autoridades que asuman en julio a no dejar decaer el evento por el esfuerzo puesto por los funcionarios del Municipio y el Concejo en pleno.

No hubo apertura del puente, ni desfile náutico pero al caer el sol el rock en todas sus expresiones dijo presente pasaron por el escenario Latocata, Revolver, Jorge Schellemberg y Samantha Navarro, La Teja Pride: continuaba aumentando la temperatura desde el escenario cuando tocó turno a La Tabaré y el cierre esperado de Rey Toro ya en los primeros minutos del domingo.

La fiesta continuó el domingo con el desfile terrestre donde participaron las Escuela de Samba Sol Naciente y Emperatriz, el Móvil Cultural donde desfilaron Los Talentos y el gran cierre con la comparsa La Picapiedra.

Escenario totalmente dedicado a la Mujer en su día se lucieron: Clarisa Prince, Lucía Aramburu, Inés Errandonea, Lucía Ferreira y la esperada presencia de Laura Canoura.

Desde la organización mostraron su conformidad con la presencia de público y los emprendedores gastronómicos consultados, comentaron que habían trabajado no tanto como otros años, pero no se podían quejar.

 

Por Carlos García.