La escuela 104 celebró los 40 años de la construcción del edificio escolar

Durante la mañana y parte de la tarde del pasado domingo 25 de noviembre, se celebró el cuadragésimo aniversario de la escuela 104 de barrio Pascual y lo hicieron a lo grande.

La actividad contó con la presencia de vecinos de la zona, autoridades municipales, en la figura del alcalde de la ciudad de Libertad Sergio Valverde y el concejal Gonzalo Rodríguez, además del actual presidente de la Comisión de Fomento Antonio Correa, así como Rubén Travieso, antiguo titular de la misma. También estuvo presente el primer alumno matriculado en la escuela 104, Oscar Rolando, y no podía faltar el señor Rómulo Rolando quien donara el terreno en donde se construyó el actual edificio de la institución educativa.

El acto comenzó poco después de las 11 horas. Estuvo desde un principio cargada de emociones y llena de detalles por parte de los alumnos, maestras y vecinos, en donde se notó realmente la sensibilidad y la entrega de todos los que ahí participaron.

A los que tuvieron la ocasión de tomar la palabra en el acto, les inundó la nostalgia, unos recordando sus años de estudio en la institución, otros por ver tan significativo alcance y logro en todos estos años de lucha por mejorar su tan querida escuela, como fue el caso puntual del alcalde Valverde, en donde notablemente se le quebró la voz al tomar la palabra para expresar su satisfacción por el avance que han alcanzado entre todos para tener una estructura decente para la escuela 104 de Barrio Pascual.

Al presidente de la Comisión de Fomento, también lo invadió la emoción durante su alocución al recordar sus años de estudio, expresando el profundo agradecimiento que sentía hacia sus maestra y directora de los años en que le tocó vestir la túnica y ser un alumno como los que ese día participaban en el acto.

Luego de una marcha representativa que protagonizaron los chiquilines desde el viejo galpón en donde antiguamente funcionaba la escuela, continuó el acto formal con las palabras de las autoridades y otros participantes del evento.

Seguidamente fueron los niños los que tomaron la batuta bajo la supervisión de la Directora con los diferentes actos culturales. Posteriormente a los asistentes les esperaba la continuación de la celebración con un asado con cuero que estaban preparando en los mismos espacios abiertos de la escuela y por supuesto la torta que agasajaba el momento del aniversario número 40 de la escuela.

 

Por Livia Cedeño.